FANDOM


Eran las 8, o tal vez las 10 de la noche. No puedo recordar el momento exacto. No puedo recordarlo todo. Solo sé que estabas semidesnuda frente a mí. Irradiando vida o tal vez lujuria.

Te juro que no quería hacerte nada, tengo una dulce esposa, y siempre me he considerado un amante fiel. Pero tú y yo sabemos que todo es mentira.

Tú no viniste a mí, yo vine a ti. Tú solo querías charlar y yo te obligué a hacerlo conmigo. Cuando desesperada trataste de llamar a la policía, entré en pánico. Te mutilé la cara y di rienda suelta a mi lado sádico.

No fui yo quien te mutiló los senos y te sacó todos tus órganos. No fui yo el que te torturó durante 4 horas, yo no te corté las piernas, no te quemé los ojos, no te arranqué el corazón y luego me lo comí frente a ti —Sabía a pollo—. Fue mi lado sádico.

No fui yo, yo nunca haría algo así. Fue mi lado sádico, mi triste lado sádico.

El Marqués de Sade ya lo había escrito. Tú nunca pecaste —hasta ahora— y la vida es injusta para aquel que bien actúa.