FANDOM


Cuando uno dice "masacre en Texas", lo primero que seguramente venga a la mente de muchos es la película de terror homónima, historia basada en un aparente hecho real del cual se han hecho un sinfín de versiones. Pero este no es el único caso de un brutal asesinato ocurrido en dicho estado del sur, por cierto, famosos por ser cuna de una variada colección de hechos violentos.

Este crimen en particular sucedió en la ciudad de Gravepíne, en el año 2011, justamente durante la Nochebuena.

En el departamento estaban reunidos la dueña de casa con sus dos hijos –una mujer de 19 y un varón de 15– y la hermana de esta con el marido y la hija de 22. No había indicios de que esperaran otro visitante, pero el exesposo y padre de los adolescentes llegó cerca de la medianoche vestido de Papá Noel.

Hacía un tiempo que no se veían y la separación había llegado luego de que el banco ejecutara la hipoteca en su anterior vivienda.

Uno de los jóvenes envió un mensaje de texto a un amigo contando la histriónica llegada del padre, pero no había hasta entonces motivo de preocupación. Todo se desató al momento de abrir los obsequios. La sorpresa que había preparado Azizolah “Bob” Yazdanpanah, de 56 años de edad, eran dos revólveres, uno en cada mano, para que esa fuera la última cena.

Los vecinos oyeron disparos, varios. El primer llamado al 911 fue de una de las víctimas, pero no llegó a hablar; la policía sólo oyó una línea abierta, nadie decía nada. Cuando los agentes que arribaron al lugar encontraron siete cadáveres rodeados de regalos y sangre. Eran cuatro mujeres y tres hombres. Los dos revólveres usados estaban junto a los cuerpos. Y ꞌSanta Clausꞌ tenía un disparo en la sien.