Wiki Creepypasta
Advertisement

Corría la época navideña y yo estaba muy ocupado, pues tenía que comprar regalos para toda la familia. Cuando ya había terminado de comprar los regalos para todos los miembros de mi familia, aún me faltaba el de mi primita. No era muy difícil comprarle regalos, ya que tenía tan solo cuatro años y le gustaban cosas como Peppa Pig y My Little Pony.

A ella también le gustaba mucho, y digo de verdad mucho, Max y Ruby. Así que cuando fui a comprarle un regalo, me pareció que un DVD de Max y Ruby sería perfecto ya que a ella le gustaba verlo todos los días. Sin embargo, en épocas navideñas la mayoría de lugares de venta de películas ya han vendido la mayoría de sus DVD, especialmente los infantiles, así que tuve que recurrir a eBay. Ordené uno, aunque de antemano no esperaba que el DVD estuviera en buenas condiciones, así que mantuve la rutina de seguir buscando un DVD de Max y Ruby hasta que el paquete llegó.

Estaba en casa, aun buscando todavía un estúpido DVD, hasta que escuché el sonido del cartero dejando algo en mi buzón. Tomé el paquete antes de que mi perro lo hiciera y le eché una inspección. Estaba muy mal envuelto, con lo que parecían ser marcas de grasa y manchas. Cuando abrí el paquete, dentro estaba algo para lo que no tengo explicación.

el DVD

Era un DVD de Max y Ruby, pero no se parecía al que había visto en la imagen de eBay cuando lo compré. La carátula parecía haber sido dibujada por un niño o una persona con muy poco tiempo y ganas de hacerlo, tenía el título de Max and Ruby escrito con marcador con una pobre ilustración de Max y Ruby. No tenía nombres ni nada, pero al reverso, había una lista de cuatro episodios, todos con títulos simples:

  1. Episodio_0001
  2. Episodio_0002
  3. Episodio_0003
  4. Episodio_0004

Puse el DVD para darle una inspección rápida. Para mi sorpresa, todos los episodios tenían una buena calidad y no parecían tener nada malo. Era como si el DVD fuera original, solo que sin su carátula oficial. La única cosa que me pareció extraña fue la pantalla de selección de episodios. Los episodios tenían nombres, pero todos eran el mismo: “Max y Ruby 1”, “Max y Ruby 2”, “3” y “4”. La pantalla de selección solo era un fondo blanco con letra negras y nada más.

pantalla de selección

Después de pensarlo mucho, decidí cambiarle la carátula por una más bonita, la cual saqué de una imagen de Google de un DVD original que imprimí, y le puse los nombres correctos a los episodios. Así que dejé la pantalla de selección de episodios como estaba porque pensé que era evidente qué episodio era cuál.

El día de navidad llegó, y las cosas iban bien. Le di a mi primita el DVD y ella se puso muy feliz, pero esta felicidad le duró solo hasta que vio su contenido.

El día de San Sebastián, la familia salió a almorzar y me dejó cuidando a mi prima. No me molestó tener que quedarme en casa, y se me hizo ese un buen momento para poner el DVD y verlo con ella. Puse el DVD y le di a reproducir todos los episodios y dejé allí a mi prima mientras yo me iba a preparar el almuerzo en la cocina. Por lo que pude oír, mi prima vio los episodios del 1 al 3. Estaba a punto de terminar mis fideos cuando oí a mi prima gritar desde la otra habitación. Tirando todo en el camino, corrí precipitadamente a la sala de estar solo para ver a mi prima tirada en el suelo gritando. Le eché un vistazo a la TV y sentí que el corazón me subía a la garganta.

Pantalla del Episodio_004

Lo que alcancé a ver era una de las cosas más inquietantes que he visto nunca. Era lo que parecía ser una escena de Max y Ruby de pie uno junto al otro, en completa oscuridad. Pero lo que lo hacía inquietante era la ausencia de sus rostros. No tenían nariz ni boca, y los ojos habían sido reemplazadas por hoyos negros. Los colores eran un rojo desagradable y la imagen estaba interferida por una leve estática.

La música era aparentemente una versión del tema principal de Max y Ruby puesto al revés, mezclado con el vago sonido de la débil estática.

Fue una de las cosas más desagradables que he visto, y esta escena debió haber durado solo veinte segundos antes de que la pantalla se fuera a negro y la televisión se apagase, lo cual por sí solo es raro por las que televisiones no suelen apagarse solas tras acabar de reproducir un DVD. Fui capaz de calmar a mi prima, diciéndole que aquello no era real y que todo había sido una pesadilla por haberse quedado dormida frente al televisor. Sin embargo, sabía que todo había sido completamente real.

Mis padres llamaron diciéndome que iban a estar fuera el resto de la noche, así que aquella iba a ser la mejor oportunidad para ver el DVD. No les mencioné esto a mis padres, y tan pronto como colgué, tomé el DVD y lo introduje en mi laptop. Tan pronto como cargó, pude percatarme que el título del episodio 0004 había sido reemplazado con “Descanse en paz mami y papi”, cosa que me produjo escalofríos. Ya que mi prima se había quedado dormida, me puse los audífonos para no despertarla.

Normalmente, un episodio de Max y Ruby presenta tres historias cortas, pero este solo tenía una que duraba todo el episodio. Empezaba felizmente. Max y Ruby jugaban en el jardín, y sus padres los veían jugar desde el porche. Sin embargo algo se sentía extraño, la música de fondo se reproducía al revés, y en los rostros de los padres había una expresión de tristeza. Hubo un acercamiento a los rostros de los padres, y en una voz de profunda tristeza, el padre dice:

“Es una pena”, en un suspiro.

Luego la escena corta a negro, se oye sonido de estática, un grito, seguido del sonido de dos personas asfixiándose. Sonó tan real que me hizo sentir físicamente enfermo.

"Descanse en paz mami y papi"

La escena cambia a Max y Ruby de pie uno frente al otro ante lo que luce como una lápida, con la inscripción “Descanse en paz mami y papi”. Para este punto, ya no había música de fondo, aparte de sonido de estática. Esta escena duró cerca de un minuto y medio, antes de cortar a negro.

Luego la escena cambia otra vez, ahora con Max y Ruby sentados en el cuarto Ruby. Ambos sollozando. Los sollozos se oían tan realistas y descorazonadores que parecía ser una persona llorando de verdad.

Max colgando del techo

Lo que pasó luego fue probablemente la cosa más desagradable y triste que he presenciado. La escena cambió a Max en su habitación. Estaba de pie sobre una silla con una soga colgando del techo. Se ató la soga alrededor del cuello. La escena se desvanece a negro mientras el sonido de estática aumenta. Casi instantáneamente, se muestra una escena de Ruby caminando hacia su hermano.

Ruby viendo el suicidio de su hermano

Deja salir un grito de horror mientras el fondo se torna negro. La cámara hace un acercamiento a su rostro mientras se oye el sonido de una silla cayendo y el mismo sonido de asfixia de antes. La imagen del rostro de Ruby permanece en la pantalla por unos buenos cinco minutos. Esta vez, sus ojos han vuelto a ser cuencas vacías. Ruby empieza a llorar, y como antes, el rostro carece de expresiones faciales. El sonido de la estática se va haciendo más fuerte hasta ahogar el sonido del llanto.

La escena va a negro con el sonido de la estática. Cuando la imagen vuelve, aparece Ruby de pie sola en el jardín, frente a dos lápidas. Una con la inscripción “Descanse en paz mami y papi”, y la otra “Descanse en paz hermano”.

Para este punto, me sentía enfermo y estaba tiritando. El episodio parecía haber terminado, debido a que un sonido como de computadora antigua había comenzado a sonar. Estaba a punto de retirar el DVD cuando apareció en pantalla la misma imagen que había visto en el televisor. Esta vez, sin embargo, había un texto sobre los dos conejos que decía “La muerte es nuestra única salida”. No había créditos ni nada. Se quedó así por varios segundos hasta que el DVD se expulsó solo de mi laptop.

La foto final del DVD

Me quedé ahí sentado tratando de asimilar lo que había pasado. En mi estado de shock, tomé la estúpida decisión de romper el DVD en cuantos pedazos pudiera antes de irme. Después tiré las piezas por el drenaje.

Afortunadamente guardé algunas capturas de pantalla en mi laptop. Los siguientes días pasaron sin que nada inusual sucediese. Tuve unas cuantas pesadillas con el DVD, pero por fortuna eso fue todo. Mi prima volvió a su casa con el resto de su familia.

Era tarde en la noche cuando mis padres salieron a cenar, dejándome viendo la televisión.

Escuché el sonido de alguien dejando algo en mi buzón. En este punto, no había pensado más en el DVD ni le había contado a nadie sobre él. Sin embargo, todo volvió a mi mente cuando vi la carta que dejaron. Estaba mal envuelta y decía:

“La muerte es nuestra única salida”.

Advertisement