FANDOM


"Una obsesión te puede llevar al borde de la locura y guiarte directamente a la perdición..." Recuerda esta frase y tenla presente cada día de tu vida. Es un consejo...

...Escribo para decirte que me haces mucha falta, me arrepiento de lo que hice. Ojalá hoy pudieras leer mis palabras, y me resigno porque esta carta no te llegará pero al menos puedo expresar lo que siento...

Hace un año conocí al amor de mi vida. Laura se llamaba, lo que me más me gustaba de ella eran sus ojos, me encantan los ojos marrones. Me impactó con su melena rubia, una melena larguísima. Ahora bien, esta historia te podrá sonar o no a la típica historia de celos, pero siento decirte que te equivocas.

Sí, bueno, lo confieso... La secuestré porque era mía. Aquella noche estábamos los dos solos, decoré la casa con velas y rosas, muy cursi lo sé pero yo soy un apasionado del amor. Ella estaba sentada justo delante de mí. Atada de pies y manos a la silla por supuesto.

Me gasté una fortuna para impresionarla. La cena estaba lista. Me senté en la mesa y la miré mientras cortaba un trozo de pastel, a continuación, cogí un alfiler y pinché un globo rojo enorme en forma de corazón, montones de corazones blancos salieron volando. Laura me miró con una cara de asco y me dijo:

—Estás enfermo...

Con un gran suspiro yo me sonreí falsamente. Para romper el hielo, lancé esta pregunta:

—Por cierto, ¿sabes cuál es mi día favorito del año?

Laura me contestó muy grosera y cortante y me dijo:

—¿Es halloween?

Esa respuesta sí que no me la esperaba. De hecho, me gustó mucho pero lamentándolo mucho no era la correcta. Yo la miré con cierto aire de superioridad y le dije:

—No, querida. Es San Valentín. El día de los enamorados. ¿Acaso no estás contenta de estar cenando aquí, y ahora conmigo?

—Lo único que quiero es que te pudras en el infierno.

—Dijo enfadada.

Seguidamente, escupió en la comida. Puse todo el cariño del mundo en todo lo que preparé. No era justo. Miré mi anillo de plata, tenía ganas de explotar. Yo simplemente no pude evitarlo. Me dió una rabia tan grande que rompí la mesa de cristal. Laura gritó asustada. Me moví tan rápido como el viento y pronto estaba contra su cuerpo, y con una mano alrededor de su cuello.

Nada volvió a ser igual desde aquel momento. Laura se estaba quedando sin respiración, su cara se volvió de un color morado.

—Jamás te querré. Jamás seré tuya.

—Dijo Laura, con expresión de odio.

Le exigí que se callase pero ella no hacía caso, tiré la silla al suelo y le dije:

—Te arrepentirás de esto. A partir de ahora te quedarás en el sótano, ahí vivirás. Te obligaré a tener relaciones sexuales conmigo.

Créeme cuanto te digo que, quería darle una noche inolvidable... Si ella me hubiese aceptado tal y como soy nada de esto hubiera pasado... Pero espera, la historia no termina aquí. Laura tenía razón. Jamás pensé que sería de esta forma. Laura... Se suicidó. La encontré colgada. Pasó la soga por una de las vigas del techo. Dejó una nota de suicidio en la que decía lo siguiente:

—Pagarás por lo que me hiciste. Me convertiré en tu peor pesadilla. Jamás conocerás el amor. Vagarás sin rumbo por el mundo. Yo te maldigo, te maldigo para siempre!

Grité con todas mis fuerzas. Desde entonces no pego ojo. ¿Qué me ocurre que la veo en todos lados...? Intento poner un poco de cordura a esta locura pero es imposible. Y ahora bien, ¿quieres saber por qué no me he quitado la vida? porque sé que si lo hago, estaré con ella y la idea de estar con ella, en la misma casa, me aterra. Así es mi día a día. Un auténtico y horrible infierno....

[ESPECIAL SAN VALENTÍN]

P.D: Espero que sea de vuestro agrado! Enserio! xD! XP!