FANDOM


CreppyGold CAMPEÓN DEL LIMBO
"Los regalos de los dioses no pueden ser destruidos con facilidad por los mortales."

Alza tu mirada, insulso mortal, y contempla con respeto al gran campeón del Limbo que, tras un Big Bang de imaginación, creatividad y/o consumo intensivo de drogas, se convirtió en el Amo y Señor del ¡CreepyLooza!


Y estaba yo, caminando por la oscuridad mientras una luz me alumbraba de atrás, mi camino era recto y no me atrevía a mirar hacia atrás, el miedo recorría mi cuerpo y mi respiración estaba agitada. La persona que alumbra con su linterna tras de mí, me estaba siguiendo, hace quien sabe cuánto tiempo, ya no sabía qué hacer, estaba  muy asustada y confundida.

Siguiendo mi camino la luz de fondo simplemente dejo de alumbrar y ahora estaba completamente  oscuro, no podía ver ni mi mano frente a mi cara, solo podía escuchar, una respiración ajena tras de mí, la curiosidad provoco que me volteara, pero no veía nada y volví a ponerme recta aunque la respiración seguía 

-Ya es tarde para voltear-.

En ese momento sentí un filo penetrando el costado de mi cuerpo, un filo demasiado frio.

Me desperté alterada, estaba sudada y agitada, toque donde me había apuñalado la criatura extraña y esta estaba llena de sangre. Me levante de mi cama y me dirigí hacia un botiquín que había en el baño.

-Ailesi, ¿estas despierta?-.

Mi madre estaba tocando la puerta de mi habitación.

-Si mamá estoy despierta-.

Saque el líquido del botiquín y me limpie la sangre, pude ver que tenía una muy pequeña cortadura, como un rasguño, pero sangraba mucho.

-Ya vamos a desayunar, baja rápido-.

Se escucharon pasos alejándose  y me puse un parche en la herida, termine de vestirme y baje.

-Hola papá, hola mamá-.

Estos no me respondieron y los quede mirando, mi madre se veía algo distinta, tal vez su cabello o su cara se veía algo delgada y pálida. Estaba todo muy callado y con un aire incomodo, así que me levante de la mesa con mi taza y la deje en el fregadero,  al parecer la lámpara de la cocina se está por fundir, todo está muy opaco.

-Ailesi, ¿puedes venir? Por favor-.

-Si mamá, ya voy-.

Me dirigí hacia el comedor y no estaba nadie.

-¿Mamá? ¿Dónde estás?-.

-En la cocina hija-.

Extrañada me dirigí hacia la cocina, estaba vacío.

-Hija, apúrate-.

La voz se escuchaba como si estuviera tras la pared y entonces empecé  a golpear despacio la pared.

-Puedes entrar-.

En eso encontré un picaporte, lo gire y este hizo que se abriera una puerta.

-¿Hola?-.

Entre al cuarto oscuro pero  había otra puerta, la abrí y para mi sorpresa era mi habitación, me quede atónita al ver que volví a ella, me senté en mi cama algo extrañada y pude sentir que tocaban la puerta.

-Ailesi, estas despierta?-.

Mire a la puerta extrañada y mi propia voz respondió desde el baño.

-Si mamá estoy despierta-.

Me pare inmediatamente y me dirigí hacia el baño y no había nadie.

- Ya vamos a desayunar, baja rápido-.

Mire por fuera de la puerta del baño toda mi habitación y caí al suelo al ver que frente a mi apareció mi figura bajándose la remera saliendo desde la habitación, me levante del suelo y la seguí hasta el comedor.

-Hola papá, hola mamá-.

¿Pero qué está pasando? ¿Acaso es un bucle de tiempo? Esto debe ser un mal sueño.

La otra yo estaba imitando todos mis pasos y cuando esta se fue a dejar la taza en el fregadero yo me quede en el comedor y mis padres me quedaron viendo, me asuste al ver que sus ojos eran completamente negros.

-¿mamá?-.

Estos de repente desaparecieron y mire a mí alrededor para ver si los encontraba.

-Ailesi, ¿puedes venir? Por favor-.

La voz de mi madre sonó en frente mío, pero no había nadie estaba yo sola, y mi otra yo repitió mis pasos.

Ya era de noche y todo se repetía una y otra vez, esta  vez me quede en la habitación de mi hermano y me quede dormida.

Otra vez era todo era oscuro y pude ver como la luz se encendía y rápidamente me voltee, no había nada simplemente era la luz de una lámpara que se dirigía hacia mí, fui hacia donde estaba la lámpara y me quede parada junto a ella, esta vez pude ver la criatura extraña que me apuñalo, esta se dirigía hacia mí.

-Veo que esta vez sí volteaste-.

-¿De qué hablas?-.

En eso la criatura se puso a la luz de la vista y la pude observar bien, era mi hermano.

-¿Aaron?-.

-Ailesi-.

El se me acerco y me abrazo, me quede quieta observando que estaba lleno de armas.

-¿A ti también?-.

-¿De que hablas?-.

-Bucle de tiempo-.

-Entonces, ¿no te fuiste de viaje?-.

-Quede atrapado en esta pesadilla, lo siento-.

-¿Por qué?-.

-Lo siento-.

En eso sentí otra vez como me penetraba un filo en el mismo lugar que antes, pero esta vez no desperté, volví a aparecer al principio y se repetía todo, cuando me apuñalaba, cuando volvía a aparecer, cada vez la cara de mi hermano parecía más siniestra y se veía mas corpulento y atormentado que la anterior.

Acaso ¿viviré siempre en este bucle de tiempo? ¿En el que el dolor de una apuñalada es peor que la anterior? ¿En el que si trato de evitar mi muerte, pasa de una forma u otra? , estoy realmente atónita, no puedo creerlo, esto es realmente increíble.

'''Creado por:JulyZomber'''