FANDOM


Me encontraba dentro del armario, tenía que esconderme. No podía dejar que se fijaran en mí.

—Tengo miedo —me dije a mi misma —Tengo que correr.

Escuché pasos que se acercaban. Cada vez más cerca. De un momento a otro, el rostro de alguien cayó enfrente. Sus ojos eran penetrantes, no lo soporté y grité.

Era una mujer, ella me tomó por la cintura y me dijo: —Yo te haré sentir, pero luego no lo harás más.

Me enterró suavemente dagas delgadas, ella me hizo derramar sangre. Ella lloraba, y luego dijo:

—Te amo.