FANDOM


Es preciosa.

Ha sido mi primer intento con éxito haciendo una marioneta. El vestidito azul y sin mangas que le hice le sienta a la perfección y el maquillaje que pinte sobre ella acentúa sus rasgos espléndidamente. Me costó bastante tiempo descubrir cómo se sujetaba la peluca rubia, pero después de algunos intentos fallidos y de hacer algún que otro desastre, me asegure que se uniera a la cabeza para que nunca más se callera.

Ajustar las cuerdas a través de sus delicadas manos ha sido todo un reto. Tuve que asegurar cada una de sus pequeñas muñecas con un tornillo y sujetar sus dedos a la mesa para mantenerla firme, mientras perforaba el agujero sobre su bonita piel de porcelana.

Una vez que me di cuenta de la cantidad correcta de cuerda que iba a necesitar y de atar cada una de ellas a la madera sobre su cabeza, mi trabajo estaba completo.

Es una obra de arte. Es perfecta.

Tan solo desearía que cuando jugara con ella dejara de gritar.