Wiki Creepypasta
Advertisement

El novio camina temeroso entre las criptas. Una ligera niebla baja lentamente hacia él, y el vapor que emana de su boca, refleja el helado miedo que tiene en su interior. Ha cruzado medio panteón, y la sepultura que busca todavía no está presente ante él. La noche y la niebla no dejan ver bien a la luna, que es un testigo ciego de lo que va a ocurrir.

Y en un instante, ante él está la tumba de su novia. Muerta días atrás, ella se encuentra varios metros bajo tierra. Envuelto en la nostalgia, el novio rompe la cama de concreto que cubre el entierro. Toma su pala y empieza a cavar. Tras momentos de ardua excavación, por fin el novio ha dado con el ataúd, como puede lo saca del hoyo. Ya en la superficie, abre este para encontrarse con un cuerpo medio putrefacto, y que sus antiguas facciones finas y bien definidas, ya se han perdido con el tiempo.

El novio empieza a cantar. Saca a la novia y juntos bailan un vals poco usual, el cadáver de la novia se desliza suave, ante el compás que es bien manejado por su antiguo amado. El novio a su oído susurra: -No creo en dios, pero para ti rezo todas las noches. Si contigo podré estar lo que a la eternidad le resta por vivir, no tendré miedo a morir. Terminando el tan críptico vals, el novio recuesta a su amada en un sepulcro de concreto. Y con ella pasa las oscuras horas de la madrugada.

Suicidio en el cementerio

La besa, la abraza, la tienta como cuando Vivían sus mozos años de gloria, llenos de amor y cariño. Y tras una hora, de haber terminado de hacer el amor con su amada. La regresa a su ataúd, no sin antes darle un último y tierno beso en la descompuesta mejilla. La entierra. Toma una soga que se encontraba a escasos 5 metros de distancia. En el árbol que se encuentra a la derecha de su bien querida, prepara una horca improvisada. Toma vuelo desde una rama superior de este y se lanza, asfixiándose momentos después. Con esto el novio espera reencontrarse con su novia. Si con ella puede estar, no tendrá miedo a morir.

Advertisement