FANDOM


De noche se despierta el lagarto, llama a su amigo el castor, toman sus cosas y marchan, nadan a lo largo del río de un tono que demuestra que está más dañado con sus brillos de color rojo, está contaminado; cuando cruzan el vertiente un pájaro les pregunta:

-¿A dónde van a estas horas de la noche?

Y no dicen nada al instante hasta que el lagarto confiesa:

-Nos vamos a visitar a muchas personas y curarles de este mal que está afectando a muchas chicas y chicos- mientras continúan caminando.

Al llegar al inicio de la gran ciudad el lagarto saca el maquillaje y se coloca el polvo blanco sobre su rostro mientras que con un carboncillo se dibuja marcas por debajo de los ojos como si se asemejase a unas grandes ojeras, la pintura del muerto; el castor sólo se coloca un sombrero de vaquero. Los dos juntos listos para limpiar la ciudad se adentran, mientras sacan un mapa de las personas vivas y muertas.

En el primer hogar caminan hacia el cuarto donde vive Doris, le colocan un ácido en la lengua para paralizarla, mientras que descubren su aparato genital femenino, sacan agujas y proceden a coser el primer labio mientras que con fuego comienzan a cauterizar y así bautizan a la nueva chica como virgen de esta noche. Proceden a bautizar a muchas chicas y así nunca caigan en un poder más íntimo sin saber lo que es sentir con el corazón. Si alguien no cumple con esta regla, se clavará un cuchillo dentro de ellas y así eliminar cada célula fecundadora y placer en hormonas.

Listas y más listas crean ellos dos mientras duermen cada uno en su hogar esperando despertar libres y puros de aire ya que este mundo está contaminado, aunque no soportarían vivir más días sabiendo que el aire aún sigue así. Por eso el búho sólo cortó las alas y se lanzó a la cascada, ahora la conocen los turistas como "Cascada de los caídos".


Sólo un espíritu ha salvado a las pocas personas y salvará a estos animales, mientras que en el periódico se anuncia la aparición de un salvador que quema el compartimento de vida, y une ambos labios para que nunca saboreen más sangre ajena impura; mientras su boca está quemada y tapada con un trapo sucio, sus brazos unidos a cada extremo de una cruz en forma de hacha, en dirección contraria, sólo pocas se han quemado ya que en pocos hogares no hay suficiente alcohol, se tiene como principal héroe al lagarto que con ayuda de un castor que existe en mi mente y su mente ayuda a matar a cada chica o sólo les devuelve su aire.