FANDOM


Una niña de nombre ya olvidado era feliz, y sostenía una relación bastante plena con sus padres, ellos confiaban en ella y ella confiaba en ellos. Su larga cabellera castaña se extendía un poco antes de su cintura, era esbelta y tenía una piel blanca como el mármol acompañada de dos hermosos ojos del mismo color que su cabellera.

En la escuela, ella era la más popular; sacaba muy buenas notas y todos los chicos morían por salir con ella pero ella no tenía ningún interés en nadie. Como era de ver, era la envidia de muchas.

En la mayoría de su tiempo, acostumbraba ir a los columpios de su colonia, adoraba ese lugar, incluso más que a su propia casa, era su lugar favorito, su lugar de relajación.

Un día, como era la costumbre, la pequeña se encontraba en los columpios, observando el paisaje que la rodeaba, y sin darse cuenta la noche la rodeaba completamente. Las farolas con fulgor naranja iluminaban las solitarias calles de su colonia. Maravillada con los cuerpos brillantes y deslumbrantes, vio acercarse una figura tambaleante a lo lejos. La extraña figura se dirija a donde ella se encontraba, cuando el extraño se encontró frente a ella, el hombre sonrió.

-¿Estas perdida, pequeña? -preguntó acercando su redonda cara a la cara de la niña.

Su aliento apestaba a alcohol y a cigarrillos. Sin decir una palabra, ella se puso de pie y se dispuso a dirigirse a su casa, pero antes de que pudiera avanzar ni 5 pasos, el hombre tomó con violencia su brazo y la trajo para sí.

Continuación el comenzó a tocarla y por más que manoteaba y pataleaba, no lo movía ni un musculo. De repente el hombre sacó una navaja de bolsillo y este la dirigió hacia su rostro, ella trató de detenerlo pero fue en vano, la navaja se posó en su ojo izquierdo, destruyendo aquel hermoso ocular. Los gritos desgarradores inundaban el lugar, el hombre retiró con rudeza la navaja y miró a ambos lados antes de irse corriendo.

En el hospital, hacían todo lo posible para salvarla, lo cual lograron pero con una complicación: perdió la vista del ojo izquierdo, su caso fue tan raro que su ojo se volvió completamente negro.

En ese entonces ella solo tenía 14 años.

La policía busca desesperadamente a esta chica. Diversos asesinatos están ocurriendo de forma misteriosa, la única pista que tienen es la firma de N0103 en la pared con la sangre de las víctimas, algunas personas aseguran ver a una niña saliendo de la casa de las víctimas, vistiendo un short de mezclilla con calcetas largas negras, blusa de tirantes y guantes sin dedos del mismo color, cabello corto castaño y convers, si ve a alguien que encaje con la descripción, avise a sus autoridades cercanas.