FANDOM


Chibi Death EN ESPERA DE UN ALMA PIADOSA

Este artículo no cumple con uno o varios requisitos para pertenecer a Creepypasta Wiki, siendo preciso perfeccionarlo en uno o varios aspectos. Sé su salvador, obsequiándole el cariño la calidad que merece. Dirígete al Centro de Adopciones y contribuye a mejorar su mundo, NUESTRO MUNDO.

Los Policías entraron en aquel laboratorio abandonado, al entrar, uno de ellos encontró una grabadora de voz en el piso, la reprodujo, todos se detuvieron y escucharon atentamente.

Necrocat

Hola gracias por tomarte un poco de tu tiempo escuchando esto, Te contare mi historia, después de todo, es lo único que puedo hacer en este oscuro y frío lugar.

Tenía tan solo 8 años cuando esto sucedió, era una persona amable que rara vez, se peleaba con la gente, mis padres casi nunca estaban en casa y no tenían tiempo para mí.

A veces pensaba que no les importaba, pero eso no me detenía, yo seguía muy fiel a ellos, tenía amigos, ellos eran Paul, Helen y Liz. Siempre jugaba con ellos.

Un día mis amigas me habían invitado a una fiesta, el cual mis padres no me dejaron ir, yo me había molestado mucho con ellos y corrí hacia mi cuarto, cuando ellos se fueron a dormir, decidí escaparme e ir por mi cuenta, según lo que Liz me había dicho, Paul no podría ir  y que ella junto con  Helen estarían esperándome en una esquina , al llegar al lugar acordado, no había nadie, estuve esperando un rato, hasta que una camioneta blanca, se paró a unas pocas distancias de mí, pensé que eran ellas, ya que un primo las iba a acompañar, pero no fue así, de ella bajaron 2 hombres altos y me hicieron subir a la fuerza, estaba muy asustada e intente resistirme, pero al hacerlo me golpe la cabeza muy fuerte y caí desmayada.

Al despertarme, noté que ya no estaba en la camioneta, no podía ver nada más, que solo unas pequeñas luces que se veían a lo lejos, ya con la desesperación al extremo, empecé a dar vueltas por ahí, hasta que sentí como un objeto rodó al mover mí pie, tocando todo a mí paso y sin poder ver, agarre algo que resulto ser una linterna, así que solo la encendí.

Al ver a mi alrededor, quedé paralizada, al lado mío yacía un cuerpo descompuesto, se podían ver sus huesos y estaba lleno de gusanos, las paredes estaban todas cubiertas con sangre, ya muy espantada entre en llantos, gritos mientras no dejaba de temblar, mi corazón latía mas rápido de lo normal.

Realmente me arrepentí tanto de haberme escapado de mi casa.

De seguro están muy preocupados y deben estar buscándome, pensé, hasta que alguien encendió las luces, a juzgar por su atuendo me di cuenta, que se trataba de un Científico.

Cuando mire su mano traía a una pobre gata, él se paró y lanzó con tal fuerza al felino, hasta chocar contra la pared de la celda, donde me encontraba, después de esto solo se marchó.

Dejando las luces encendidas, al instante que se fue, me acerqué a ella, era una pequeña gatita de ojos verdes, con un anillo en su pata delantera, apodado Mai, se veía en un mal estado y estaba muy maltratada, así que empecé a cuidar de ella.

Ha transcurrido un mes desde mi llegada, ella ya se había recuperado, ver esto me alivió mucho, con el tiempo ella se convirtió en una hermana, a pesar de que era un simple gato.

Una noche, Me encontraba durmiendo, cuando de la nada, un fuerte pinchazo, nubló mi vista, hasta desvanecerme, un doloroso tajo en mi cara, logró traer mi conciencia de vuelta, un gato permanecía vigilándome fijamente, Inmóvil, examinó cuidadosamente el ambiente, seguido devuelta a mí, me levante e intente tocarlo, a pesar de que le faltaba una pata delantera, esquivo fácilmente mi mano, huyendo a los rincones oscuros del sitio.

Asustada, gire la cabeza para ver solamente a Mai descansando, realmente estaba confundida pero el sueño apago en minutos esos pensamientos.

Desde ese suceso, el pasar de los días traía cambios en mi cuerpo, aquel gato extraño venia continuamente, pero mantenía su distancia, observando todos los movimientos, no solo míos, también los de Mai.

La noche se acercaba, el hambre era más, a medida que la noche pasaba, de la nada, una silueta cruzó los pasillos, hasta presentarse.

El gato de días antes, regresó, pero esta vez con compañía, tres gatos más permanecían a lado de el, todos traían trozos de carne, Mai tomó un pedazo, devorando todo el trozo en minutos, Sin importarme el estado del alimento, me arriesgue a consumirlo después de todo, no tenía muchas opciones.

Luego de terminar de comer, los cuatro felinos se quedaron con nosotras toda la noche fría, día a día, ellos se acostumbraron a convivir con nosotras, éramos una familia, pero de alguna u otra forma, no reemplazaba a mí verdadera familia.

Al igual que Mai, todos ellos traían esos anillos en sus patas traseras, apodados con lo que parecía ser sus nombres, Mao era aquel gato misterioso, que me había despertado aquella vez, su pata delantera estaba amputada, pero a pesar de eso, el podía moverse con facilidad, Mei una gata la cuál parecía no tener ojos, ya que unas vendas los cubrían, Moe era la gata con un pañuelo alrededor de su cabeza, ocultaba su nariz y boca, por que carecía de ellas, y por ultimo Miu, el minino sin orejas.

Todos ellos fueron brutalmente maltratados, igual que yo, pero a pesar de sus defectos, ellos se veían felices.

Después de lo sucedido, dos años habían pasado, nadie a venido, pero eso no me preocupa, sino lo que salió de mi hombro izquierdo, son similares a huesos, y al final de mi espalda, puedo notar algo saliendo de ella, No estoy segura que son, pero el dolor es insoportable, ya había caído la noche y no podía dormir, a causa de un fuerte ardor en las orejas, me las tapé con las manos y cerré los ojos hasta quedar dormida.

Cuando desperté, Lleve una mano hacía mí oreja, Me paralicé al notar que mis orejas, ya no estaban, era como si se hubieran unido a la piel, dos miembros que estaban mas arriba de mi cabeza, parecían nacer de ella, esto no era nuevo, así que me deje llevar.

Así fueron pasando los días, meses, el científico venía a visitarme todos los días, para ver los resultados que se presentaban, y someterme a varías pruebas, que con suerte las podía soportar, ¡No entendía!, por que aún no habían venido a por mi ayuda, pero yo seguía, muy convencida de que tarde o temprano, ellos Iban a llegar.

Ya pasaron cuatro años más, desde  que entre en este horrible lugar,  y nadie llegó.

Hasta que todo ocurrió, nos sujetaron a las dos, nos sacaron de la celda, por alguna razón, el científico solo nos sacó a nosotras dos, colocándonos sobre unas camillas, intente alcanzar a Mai, pero mis manos estaban encadenadas, por más que lo intentaba, no podía moverme.

De repente, el Científico se acercó con un bisturí en mano, y dijo suavemente.

- No te muevas, guarda fuerzas para tu turno - Cuando menos me lo esperé, el hombre sujeto con fuerza el bisturí y se lo clavó en el cuello a Mai, estirando con fuerza hasta llegar a su vientre, podía escuchar los maullidos de dolor y como su sangre salía de ella, con lágrimas en mis ojos, le grité que se detuviera e intente liberarme pero era imposible.

Lo único que podía hacer, era ver como aquel hombre torturaba, y callaba los maullidos lentamente, de mi pobre compañera. Finalmente dejo de moverse, Al terminar, volvió su mirada hacía mí, yo no aguantaba más, sentía como mis lagrimas corrían por mi rostro, entonces, dio unos pasos hacía mí, me colocó una mascarilla sobre la cara y, poco a poco empecé a sufrir los efectos de la anestesia.

Al despertar, las brisas ingresaban por pequeñas aberturas en la pared, encima de mí prendas de todo tipo me cubrían de las potentes corrientes de aire, esta no es mí celda, esta era más grande que la de antes, me sentía muy rara, algo causaba fuertes dolores en mi vientre. De repente, el hombre interrumpe.

- ¿Como te sientes?

- ¿Que me has hecho? - Interrumpí, él tan solo me respondió

- Vamos te hice un favor - No comprendía con claridad lo que me quería decir.

- ¿A que te refieres con eso? - Le pregunté.

- ¿No deseabas tanto estar siempre con Mai? - Susurro, mi cabeza daba vueltas, él sonrió y se marchó, pero antes de irse, recito una oración llamativa.

- Descansa mi querida híbrida.

¿Hibrida?  mis pensamientos fueron interrumpidos por un fuerte ardor que provenía de mi vientre, el dolor era tan intenso, que caí de rodillas al piso, luego mi cuerpo repentinamente empezó a convulsionarse, y fuertes dolores empezaron a surgir por todo mí cuerpo, eran insoportables, tan solo quería morir en ese momento, pero mis metas y el deseo de volver con mis padres, me mantenía con vida.

Cuando todo se calmó, me arrastre hasta una pequeña mesa con un balde de agua, que se encontraba en la celda, lo agarre e intente impulsarme pero la mesa no resistió mi peso y se rompió, haciendo que el balde se derramara sobre mí.

Una ira seguida de llantos surgió, al verme en el reflejo del agua, ¡Los huesos! habían crecido más que antes.

En eso, presentí pequeñas pisadas aproximándose, fije mi mirada hacia ellas, tan rápido como pude, Mao, Mei, Moé y Miu, se mantenían fijamente observando, al notar mi brazo derecho, pude ver que este tenía un color rojizo, el cual no respondía, era como si fuera que no lo tenía, por las noches, me cuesta demasiado, conciliar el sueño, mí brazo izquierdo, me causa suficiente miedo, para no dormir en días, cada anochecer es, aún peor.

El científico ha venido a verme hoy, le pedí que me diera hilo y una aguja, sin opinar, él trajo lo que le dije, seguido de trasladarse a otra sala, harta de no lograr dormir en días, tomé una camiseta de mangas largas, del montón que me cubría, estirando de las mangas, conseguí arrancarlas, con las dos partes en la mano, proseguí a unirlas en forma de tubo, para tapar la aterradora apariencia de mi hombro izquierdo, Dando final al insomnio.

Día tras día, todo se ponía aún peor, ya estaba harto de todo esto, Solo quería volver con mis padres, amigas y llevar mí vida normal como antes, en ese momento sentí, como un impulso consumía toda mi mente, Todo se volvía borroso y confuso, Hasta tal punto en donde ya no supe más de mí.

Al volver mí conocimiento, mi cuerpo estaba parado, en medio de una sala, los gatos se encontraban sentados al lado mío.

Un Escalofríos recorrió todo mí cuerpo, cuerpos alterados, mutados, sin vida yacían en ella, cuando miré al suelo, el científico estaba recostado en el, tenía golpes y cortaduras muy profundas, iba a seguir mi camino cuando, fui interrumpida por él.

- ¿Volverás con tus padres, no es así? - Yo solo lo miraba sin decir nada. Él con sus últimos esfuerzos, logró ponerse de pie, al momento de pararse, los gatos se alarmaron, poniéndose muy agresivos con él.

- ¿Puedes dejarnos en paz? los estas asustando - Critiqué bastante violenta. 

- ¿Asustando? ¿A caso tus padres están contigo? si yo pasará por una situación como esa, me hubiera desechó de ellos hace años que ingenua resultaste ser - Contestó con un gesto algo burlón.

- Yo deseaba convertirme en un gran científico, sin embargo, no localizaba posibles voluntarios para mis proyectos, así que me dispuse a escogerlos yo mismo, Aquel día necesitaba, un nuevo conejillo de indias, Ya que los míos ya no servían así que tus padres accedieron a darme el de ellos, claro por algo a cambio.

- ¡Cállate! - le grité - ¡Tu no sabes nada!

Él al escuchar eso, solo se río, entonces lo embestí y lo golpe con todas mis fuerzas, sacándole sus últimos alientos, el tan solo cayó al piso, no entendía muy bien lo que me estaba pasando, mis nuevos impulsos se manejaban solos.

Olvidando lo sucedido, decidí salir de ahí.

- ¡Vámonos! es seguro salir ahora -

No importaba lo que decía, ellos parecían estatuas, clavándome sus miradas seriamente, en segundos, Mao se acercó a unos contenedores de plástico, haciendo que los demás lo siguieran, arrimándome lo más que pude, un olor desagradable perfumaba el lugar, aguanté la respiración y agarré la manija, estirando hasta abrirla.

Quedé en shock, al ver lo que descansaba adentro, cuerpos, cuerpos de animales, pero no de cualquiera, eran los de Mao, Mei, Moe y Miu, todos llevaban meses descomponiéndose en los contenedores a excepción de Mai que también se encontraba con ellos.

Entre en llantos, ¿Acaso todo fue una alucinación? ¿todos ellos eran producto de mi imaginación? miré rápidamente a atrás, todos mis compañeros felinos se arrimaron lentamente hacia mí, percibiendo sus suaves pelajes rozándome la piel, descubrí que ellos debían permanecer encadenados a sus cuerpos, por lo tanto no podrían abandonar el sitio y escapar conmigo, condenándolos a vagar por él.

Tal vez sus cuerpos no tenían vida, pero sus almas siempre estuvieron conmigo, me angustié al ver que Mai no se hallaba con nosotros.

Minutos después, ya era hora de irme, me lamenté tanto, por la despedida de mis amigos, pero solo escape mientras tenía la oportunidad.

Entre a correr tan rápido como podía, aunque no tenía tantas fuerzas, pero eso no me importó, yo seguí adelante, me tomo unos días, pero por fin estaba en casa de nuevo.

Estaba tan contenta de volverlos a ver, pero esto no duro mucho, al ver por la ventana, vi a mis padres con una niña en brazos, sin pensar en nada, entre, podía sentir el miedo en sus caras, mi padre se armo de valor y susurró.

- ¿Quien eres?

- ¿Que? ¿ya no me recuerdan padres?

Tan solo escuchar eso, quedaron impactados, la niña se acercó y se puso en medio de ellos dos, y preguntó.

-Papi ¿Quien es?

Mi madre sujeto con fuerza la mano de la niña, ver esto hizo que mi cuerpo reaccionara solo y cuando me di cuenta, mi brazo, el que no podía mover, había traspasado el pecho de aquella niña inocente, no me importó lo que había hecho solo les dije:

- Bien, ahora podremos estar los 3 juntos de nuevo

Mi padre reaccionó arrojándome una olla con agua hirviendo que tenía cerca de él, esta no me toco, ya que pude esquivarla a tiempo él comenzó a gritarme, diciéndome que me largara, No entendía por que me hacían esto, Yo solo quería estar con ellos. Me veía diferente pero en el interior, seguía siendo la misma de antes.

Fue ahí cuando,  por fin comprendí que se habían olvidado de mí, todas esas falsas esperanzas que me hacía, pensando que ellos iban a sacarme de ese lugar, mis padres, amigas, todo aquel que me conocía se habían olvidado de mi existencia desde un principio.

Agobiada por la ira, dejé que mis instintos fluyeran, he hicieran todo el trabajo por mí. Finalmente al acabar, subí a mí antigua habitación, en frente de la cama, se hallaba una vieja mesita con un bolso de maquillaje y un espejo, este sitio, me traía viejos recuerdos de la infancia a la mente.

Recuerdo cuando entraba a la habitación de mí madre, con la intención de sacarle el bolso de maquillaje, en aquel momento, yo era más pequeña, que las demás niñas de mí edad, entonces, delineaba mis ojos, con el fin de aparentar ser mayor.

Lentamente agarré el delineador de ojos del bolso, determinada a repetir aquel recuerdo olvidado, combinaba con mí aspecto aterrador.

Después de esto, decidí volver a aquel oscuro lugar para buscar respuestas, busqué por todo el lugar, encontré unos archivos arriba de un estante, entre todos los archivos se hallaba el mío, estaba en una carpeta separada de los demás.

Solo lo abrí y comencé a revisarlos, dejé caer el documento al leer lo que contenía, tenía estudios anatómicos, fotos mías, y lo que parecía ser una descripción. Con algunas partes arruinadas, por la humedad.

"Nombre: Mia.     Edad: 8 años."    Compañero: Gato".

El cuerpo de la niña, se ha adaptado bastante bien a los cambios, fue capaz de asimilar las dosis, sin sufrir defectos alguno, de hecho todo esta marchando excelente, así que procederé el proyecto, pero con métodos más avanzados.

Últimamente, notó extrañas reacciones en la paciente, como por ejemplo, hablar sola, supongo que es algún tipo de "amigos imaginarios" Ya que es normal en su edad.

En estos cuatro años, el desarrolló del proyecto ha empeorado, la niña reveló diferentes defectos, especialmente en algunas partes de su cuerpo. Esto no esta saliendo como lo había planeado, pero seguiré estudiándola.

"Investigación detallada".

Externos.

Su cuerpo entero, de la cabeza a los pies, no ha cambiado del todo, solo fueron afectadas algunas partes:

Uno de sus brazos, el izquierdo, tomo un tono rojizo.

Sus dedos de las manos, de hecho, ya no se los puede llamar así, desaparecieron completamente, según parece se unieron para dar lugar a unas especies de garras, son afilados como cinco cuchillos, tal como una bestia.

He hecho varias investigaciones, pero todavía no estoy seguro de ello, poseen similitudes con los huesos, estas cosas, se presentaban en algunas partes, de la paciente, Sin embargo estos tienden a ser filosos, Los que posee en su hombro izquierdo, salen inclinadamente, sobrepasando un poco su cabeza.

Por lo visto, el otro brazo, no ha sufrido ningún cambio.

Las uñas, de los dos pies y una mano tomó un color oscuro.

Adquirió tres nuevas extremidades, la primera, cuenta con un impresionante parentesco, a "la cola de un gran felino".

Ha igual que en su hombro, aquellos "huesos" están presentes en su extremo, pero esta vez toman una forma como guadañas.

En su cola cuenta con tres.

Las segundas, es impresionante parentesco con los felinos, es extraordinario, sus orejas han sido reemplazadas por unas semejantes a las felinas, aquí también se manifiestan aquellos "Huesos", iguales a los de la mano humana, a excepción de que solo posee tres. Ha diferencia de los anteriores, estos son más débiles, pero disfruta de una gran movilidad y flexibilidad. Sin mencionar otras características.

Internos.

Por lo que pude investigar, en su interior solo se agregaron huesos, en la cola, y en las orejas, son más bien como "cartílagos", pero estos son mas débiles, pero flexibles.

Al parecer fui el único proyecto que había podido soportar los cambios, todas mis preguntas estaban claras, mi nueva familia me habían contado todo lo ocurrido años atrás, incluso antes que yo llegará al lugar comprendía todo, no era la primera.

Él experimentó conmigo, y varios individuos , sin importarle nada, a cualquier costo, también resultó que Mai nunca nos había dejado, fue muy fiel a mí, ella estuvo todo este tiempo con nosotros, nunca nos había dejado, podía sentir a Mai dentro de mí, Pero estaba incompleta.

Caminamos hasta los contenedores donde yacía su cuerpo, Me acerqué a ella, levantándola a la altura de mi cabeza.

- Gracias por haberme sido tan fiel, A partir de hoy Tú y yo seremos una misma estando juntas por siempre.

Al terminar de decirle esto, la metí en mi boca y empecé a devorarla, hasta que no quedó rastro de ella, al acabar, proseguí a agarrar los cuerpos de los demás gatos, con un poco de empeño y poniendo la habilidad de costura, sus restos se convirtieron en mi abrigo. Moldeando a un solo individuo

-Puedo presentir como alguien me obser...

Estos sucesos fueron descubiertos dentro de esa grabadora, por los agentes que se encontraban investigando el lugar.

No sabemos con claridad, si se encontraba otra persona en el área pero su investigación se detuvo ahí, a causa de una llamada de urgencias, acudiendo a la residencia, de donde provenía la llamada, pero al entrar, ya era demasiado tarde, los cuerpos de las victimas, se encontraban acostadas en el suelo, boca a bajo, con cortaduras muy profundas y severos golpes, los policías se acercaron cuidadosamente a sus objetivos, al darlos vuelta se llevaron el susto de sus vidas, estaban brutalmente despellejados.

Los agentes todavía no pueden dar con el paradero de este ser, pero muchos testigos admiten haber tenido encuentros, con esta criatura no identificada aun, se la describe como una niña de 13 o 14 años, con extremidades de gato, (orejas y cola), de grandes colmillos, pelo por determinadas partes de su cuerpo o prendas hechas con piel de animales.

Uno de sus brazos tiene una tonalidad rojiza con largas garras, Que es cubierta por una especie de manga y posee como huesos que sobresalen por el extremo de este, que también están presentes en sus orejas y cola.

Se dice que ronda de noche, acechando a cualquier ser que se mueva.

Todos se refieren a ella como "Necro cat" debido a su apariencia solo se sabe que ella alguna vez había sido humana.