FANDOM


Apaga la luz, cierra las puertas y ventanas, pon una música que te haga sentir incómodo@ y no dejes de leer, no importa qué escuches. No mires a ningún otro lado, solo a mis palabras. Así podrás sentir lo que yo sentí después de hacer esto...

Ya que empezaste a leer, solo debes ver mis palabras. La mujer de ojos rojos te observa haciendo un sonido con su boca para que la mires a los ojos. No la mires. Ignórala. Porque si la ves te amenazará con arrancarte los ojos. Por favor, no la mires, no voltees. Ignórala. Solo sigue leyendo y no dejes de ver mis palabras.

Sigue leyendo. Ahora debes prestar mucha atención. No vayas a mirar debajo de ti: los duendes de boca grande querrán que los veas y te devorarán con sus enormes mandíbulas. Por favor, no los mires. Sigue mis palabras. No levantes la mirada a ningún otro lado. Escucharás una voz de una niña, la cual estará llorando. No le hagas caso, no importa qué tanta pena te dé por ella. Si la miras, tratará de ahorcarte para que sientas cómo murió, ¡POR FAVOR, NO DEJES DE SEGUIR MIS PALABRAS, NO MIRES A OTRO LADO! Espero no lo hagas.

Ya casi terminamos. ¿Ves?, no es tan difícil. Seguro estarás escuchando cómo miles de plagas negras intentan escalar tus piernas para llamar tu atención. No las mires, solo recoge tus pies y sigue leyendo. Qué más da: solo son miles de insectos que no te harán daño, al menos hasta que los mires.

Sigue leyendo. Ahora el hombre de las sombras te observa del lado izquierdo de tu cara, respirando para que te incomodes y lo mires. No vayas a mirarlo. Si lo haces, verás su horrible cara cortada en dos mitades y con sus manos te hará lo mismo. Sigue leyendo. Espero no vayas a dejar de leer. Por favor, sigue mis palabras.

Se acerca el final. Toma un respiro con los ojos cerrados y sigue leyendo. Todos tus miedos tratarán de hacer que los recuerdes, pero solo los valientes aguantan. Espero tú lo seas; si no, todo lo que hiciste quedará en vano. Sigue leyendo. Esta será tu última prueba.

Escucharás un pequeño sonido de ayuda, pero tendrás que ignorarlo. Mientras más lo ignores, más fuerte se hará el grito de "ayuda", pero debes aguantar. No importa qué pase: sigue leyendo. Solo los cobardes se retiran y tú no lo eres.

Terminamos. Enciende la luz, abre tu puerta y ventanas, apaga la canción y suspira profundo. Sal afuera y toma la luz del sol o la luna. Todo esto que acabas de hacer fue para saber si eras capaz de soportar. Espero te haya causado una buena inquietud.