FANDOM


Nunca fue fácil llegar a un acuerdo con el hecho de que mi amiga fuera asesinada.

Nunca le tomé en serio cuando publicaba cosas en Facebook como:

"Lol, sesión para adorar a Satanás después de la escuela, ¿vendrán?"

O incluso:

"Me sacrificaré esta noche por Satanás."

Pero era mucho más grave que eso. Era mucho más grave cuando llegó a la escuela con el número 666 tallado en sus muñecas.

Aún estaban sangrando, ¡por el amor de Dios! Durante el día, escribía 666 en sus cuadernos, y hablaba sin parar sobre su salvador, su protector, Satanás.

Nunca fue fácil
Durante el último día que la vi, ella nunca hizo contacto visual conmigo. Nunca me habló de sus planes. Ni siquiera me habló.

Bueno, esa noche ella consiguió, Dios sabe dónde, un tablero Ouija, con el fin de ponerse en contacto con su salvador.

Durante la noche, finalmente llegó a hablar con él.

Nunca entendí por qué estaba tan obsesionada con Satanás.

Quiero decir, una vez que finalmente llegué a su casa, me rogaba que no la matara.