FANDOM


Les contaré mi triste historia.

Un día en la noche escuché un ruido fuerte en el cuarto de mis padres, entré a la habitación mas no hallé nada.

En la mañana escuche nuevamente el mismo sonido, entré de nuevo, pero igual que la primera vez no encontré nada.

En el colegio entré al baño, cuando me lavé la cara me detuve a observar algo que captaba mi atención, y lo que logré ver era tan solo letras hechas con sangre.

“No le digas a nadie, este secreto lo tendremos hasta la tumba” 
Ruido-y-vibraciones-1000x576

Como reaccionar, mi cuerpo no se movía, estaba asustado, una reacción normal a lo que me había sucedido para luego gritar.

Vino la profesora, molesta obviamente por el escándalo que había realizado.

—¿Por qué gritas? ¿Es acaso no te enseñan modales en tu hogar?

Solo pude tartamudear, mas no me entendió, con miedo señalé el espejo y, tomando valor, le respondí.

—Hay… san… gre en el espe… jo profe… sora

Ella me tomó de loco, regañándome, diciendo que era alguien con serios problemas psicológicos.

Apenas entré a mi casa me lancé a dormir, quería olvidarlo todo, me dirigí al baño a lavarme la cara y despertar, sin embargo me topé con otro mensaje.

“Te lo advertí, ahora pagarás las consecuencias de tus actos, pequeño mentiroso”

Traté de no pensar más, pero mi mente se sentía acorralado.

—Es solo una pesadilla, sí, es solo eso, cuando despierte todo habrá terminado.

Me puse a carcajear que yo mismo me asuste, dirigiéndome a mi cama para dormir y olvidarlo todo.

Mas igualmente, apenas cerré los ojos, empezó un sueño del infierno mismo, todos esos gritos, suplicas de sacarlos, agarrándome de mis piernas, hasta que alcé mi mirada y observé, mi profesora siendo devorada por un demonio, intenté correr mas no tenía fin, hasta que escuché el mismo sonido que aquella noche que se escuchaba de la habitación de mis padres.

Tropecé, me maldije a mis adentros, pero en ese instante me agarraron de las piernas y sentí cómo me devoraban vivo, mis huesos triturados mientras algunos trozos que caían de la boca del demonio eran quemados.

Desperté sudando, no lo creía, en ese mismo instante me dirigí a la habitación de mis padres, mas mi profesora aún seguía viva, ¿verdad?, al menos eso pensé, creyendo que lo que soñé era falso.

Al llegar al colegio esperé el curso que me tocaba con mi profesora esperando que todo haya sido solo una “pesadilla”, que iluso fui, llegó una profesora suplente dando la mala noticia.

En efecto, ella falleció en circunstancias extrañas.

Rápidamente después de las clases me dirigí a mi hogar para contarles todo a mis padres.

“¿Estas realmente seguro?, ten en cuenta que te tomarán por loco y también serás responsable de su muerte, serás un maldito asesino, ¡culpable!, ¡culpable!”

Unas voces me decían sin parar, sí, tal vez sea un asesino al decirles, sería culpable, no, no quería que sucediera eso, pero mi miedo era más fuerte que termine diciéndoles todo.

Naturalmente, no me hicieron caso, me miraron con desprecio y al final me pusieron en el manicomio.

Días después mis padres murieron, y yo aún sigo tratando de no mirar a mi reflejo, con el mismo mensaje de esas voces en mi mente.

“Pequeño mentiroso, te atrapare, no mentiras de nuevo ¿verdad?, ¡Asesino! ¡Asesino!”

Creo que es momento de acabar con el sufrimiento…

Es algo cobarde, suicidarme.

Pero esto acabará mi infierno.

Ya estarás satisfecho… Estoy en camino de ir a mi condena.

A esa pesadilla, el infierno.


Creado: Usuario de Fandom (creo que era Fabian)

Editado y Mejorado: AlisKu27