FANDOM


Aplaca tu desesperación con una dorada gota de rocío,

Que en este árido páramo la miel brote cual ambrosía,

Ardiente soplo que hiela corazones abrasados,

Muerte hambrienta de perfumes corrompidos y verde ceniciento.


Negra aurora, ocaso naciente, noche luminosa,

¡di la metamorfosis del que será un hombre!

¡Habla como un sabio y desprecia como un dios,

Triste, solitario!


¿Locura? ¿Ferviente anhelo y desolación?

¿Equilibrio y armonía de formas e impulsos orgánicos?


Sea el rojo de la sangre que enciende un nombre,

Una memoria, un porvenir inmortal.

Sea la voz que palpita en el músculo que tiembla,

Exterminador de montañas.

Sea la cólera de un vagabundo sediento de amor y esperanza,

Así como el fino polvo en que medita su dolor.


¿Puede pensarse lo impensable?

¿Puede atraparse el universo en un susurro?


¡Viejos ideales, que no soy digno de mi soberbia!

Altos como una estrella bella, sedúzcanme desde sus tronos,

¡Pero no los alcance, que no me pierda en mi riqueza,

Yo, el más pobre de todos mis recuerdos!


Aspiro a mi disolución, dulce y ebria de guerra.

Ve cómo se agita entre gritos espantosos

El embrión de un sueño espectral;

Ve cómo maduran las palabras

Y con cuánto furor se azotan entre sí. 


R. I. P. Quo