FANDOM


Chibi Death EN ESPERA DE UN ALMA PIADOSA

Este artículo no cumple con uno o varios requisitos para pertenecer a Creepypasta Wiki, siendo preciso perfeccionarlo en uno o varios aspectos. Sé su salvador, obsequiándole el cariño la calidad que merece. Dirígete al Centro de Adopciones y contribuye a mejorar su mundo, NUESTRO MUNDO.


Todo empezó cuando Tonya quedó embarazada, una mujer de ojos color cafés, su pelo era negro y corto hasta sus hombros. Ella siempre quiso un hombre que la amara y cuidara, cuando por fin pudo casarse pasó algo desafortunadamente para ella, su marido había desaparecido cuando descubrió que iba tener un niño, la dejó.  Comenzó a odiar al bebé  que tenía en su vientre, pensaba que por culpa de ese niño es la causa de que su marido la haya dejado. Quería abortar, no quería tener a ese niño pero su madre, Adela, y su hermana menor, Susan, no se lo permitían, Adela quería ser abuela y no iba a dejar perder esa oportunidad. Además de ser un ser vivo que no tiene la culpa de que Tonya haya estado con el hombre equivocado, Susan pensaba lo mismo.

Había nacido el pequeño Oliver, un hermoso retoño de ojos cafés. Oliver Henderson era un pequeño de 4 años de edad, amigable, educado y travieso como cualquier niño de su edad. Oliver tuvo una vida totalmente normal, hacía amigos, ayudaba a su familia sin importar que tan pequeño sea, todos a su alrededor amaban a Oliver, excepto una persona, su madre. Por suerte el pequeño nunca sufrió de un maltrato físico ni emocional, Tonya no podía hacer nada ya que su madre y su hermana la vigilaban, simplemente rechazaba a Oliver. Al pequeño no le afectaba pero siempre quiso tener el amor de su madre, pero ella aún lo culpaba que su marido la haya dejado.
Oliver By RoseDraconite

Oliver tenía un gorro con orejas parecidas la de un gato y era de color negro, pero por descuido el gorro perdió una oreja solo quedándose con una, pero aun así el pequeño amaba ese gorro con toda su alma, fue un regalo de su tía Susan por ser un buen niño y ya que no sabía que obsequiarle al pequeño pensó que un gorro era una buena opción, de todos modos Oliver aceptaba cualquier tipo de regalo.

Se acercaba el cumpleaños número 5 de Oliver, el 04 de Julio, iba a tener sus 5 años de edad.  Oliver estaba emocionado que llegará esa fecha, sabía que iba a tener regalos y las felicitaciones de sus familiares.  Pasaban los días y todo era normal, las mismas rutinas de siempre, nada fuera de lo común. Ya era de mañana, por fin llegó la fecha que Oliver esperaba, su cumpleaños, ya cumplió sus 5 años.

Él pequeño se sentó en su cama, tenía puesto su gorro negro en su cabeza. Esperaba que todos se despertaran y para luego felicitarlo, tal vez podía ser un día maravilloso para el niño. Escuchó pasos que provenían afuera de su habitación, pensó que podía ser su tía o su abuela, pero no era, era su madre, Tonya. Oliver se sorprendió un poco de que su madre se haya acercado a él, luego de tanto tiempo de rechazos, era extraño de que ella se acercara al pequeño, pero debido por la inocencia de Oliver, el pequeño se alegró mucho de que por fin su madre se le acercara.

– Oh, pequeño Olly, ya veo que es tu día especial. ¡Ya tienes 5 años! Para tu lindo regalo de cumpleaños quiero invitarte a ir conmigo a un lugar especial, solos. –

Oliver se emocionó cuando oyó aquellas palabras, pensó que su regalo de cumpleaños podía ser pasar tiempo con su madre, sin la presencia de su abuela ni tía, el pequeño sin dudas aceptó a esa petición, le entusiasmaba demasiado la idea. Aún nadie se despertaba a esa mañana, todavía seguían dormidos los otros familiares.

Después de un corto viaje, estaban llegaron a un acantilado donde se notaba la vista del mar  y si mirabas hacía abajo se podía ver la arena de la playa, era alto. El pequeño niño pensó que solo iban a ver la vista del mar, su madre le agarró de la mano y lo puso casi en la punta del risco. Oliver contemplaba la vista, se le hacía lindo. Luego de minutos Tonya juntó su pie en la espalda del menor. Lo único que oyó el niño de su madre fue:

– Feliz cumpleaños. – Sin pensarlo dos veces, la mujer empujó al pequeño al acantilado con su pie.

Esa tarde encontraron  el cuerpo sin vida de un pequeño de 5 años, el cuerpo del pequeño dejaba un pequeño charco de sangre alrededor de él. Era Oliver.

Tonya se sentía frustrada, luego de empujar a Oliver al acantilado se fue a un motel cercano. Ella no podía creer que cometió tal acto, sobre todo si se trata de su propia sangre, pero tenía que hacerlo, no quería verlo crecer mientras pasa el tiempo. Estaba sentada en la parte final de la cama, miraba hacia abajo pensando en lo sucedido. Luego oyó una pequeña risa delante de ella. 
Commision oliver by proxybunny-d9z0x6m

Ella tembló al instante cuando oyó una risa, que le hacía conocida y que haya escuchado antes, ella subió la mirada y era un niño pequeño. El pequeño sonreía y reía mientras veía  a aquella mujer, sus ojos estaban ocultos por su cabello y por el gorro que tenía puesto en la cabeza, el pequeño sangraba y estaba sucio de sangre, la sangre goteaba y manchaba la alfombra donde estaba. Pero había algo que le llamaba la atención a Tonya, era su gorro negro, su gorro tenía un círculo rojo con un pequeño punto  negro dentro.

El gorro comenzó a sacar algo oscuro en cada costado, se notaba la forma de unos brazos pero cada vez se hacía más gigantesca esas cosas oscuras parecidas a unas sombras. El niño se notaba feliz mientras que el gorro hacía eso, se notaba que los brazos de sombras solidas del gorro tenían garras.

–A Tom no le gustas. . . – Dijo el menor mirando a la mujer que se suponía que era su propia madre.