FANDOM


Mi hija se ha estado quejando sobre esto todo el día.

“Cariño… ¿Cómo notas tu garganta?”

“Cómo muchas agujas dentro.”

Tomé mi bolígrafo LED y comprobé como estaba.

“Abre tu boca, cielo.”

Abrió su boca, lo suficiente para ver su garganta perfectamente.

Había algunos mechones de pelo. No podía ver más.

“Cariño. Ahora necesito que cierres los ojos. ¿Vale?”

Podía ver su cara de preocupación.

“Vale…”

Intenté estirar de ello pero estaba atascado. Así que puse uno de mis dedos dentro de su garganta y tiré con mucha más fuerza.

Una mala decisión.

Ahora estoy aquí, llorando en frente de la habitación cerrada de mi hija, llamando desesperado al 911 con un montón de pelo que conecta con lo que creo que es el cuero cabelludo de mi hija en mi mano y una escopeta a mi lado.

Espero que la puerta sea lo suficientemente fuerte para retener esa cosa dentro.