FANDOM


Paul Stevenson era un payaso de un pequeño pueblo situado al sur de Inglaterra que asistía a las fiestas de cumpleaños de niños y niñas. Siempre parecía muy feliz; hablaba con los niños, se sacaba fotos y hacía trucos de magia.

Pero todo cambió un caluroso día de verano. Su hijo huérfano de madre, Michael, se encontraba jugando con sus vecinos y amigos a la pelota cerca de un río. Bromeando, uno de los niños le tiró el balón a Michael, dándole en la cara y tirándolo al río. Tras varios segundos, él dejó de reaccionar, pues al caer, se había golpeado con una roca cercana; el agua se teñía de rojo. los niños corrieron asustados y llamaron a la policía.

Paul tuvo que ver a su querido hijo frío y sin vida, después de eso, se pasaba los días encerrado en su casa, bebiendo y observando las fotos de su hijo y su mujer.

Entonces se dio cuenta de algo: los niños eran los que habían matado a Michael. Rabioso, planeó su venganza y demonios le llenaron el cuerpo de rencor y odio hacia todos los niños. Buscó un nuevo disfraz en su sótano, encontró uno de conejito de pascua, lo lavó y esperó a que le llamaran.

A la mañana siguiente le llamaron para ir a una fiesta de cumpleaños; irían todos los niños del pueblo. Se vistió y llegó a la casa. A los niños les encantó el nuevo disfraz, pero Paul no hablaba, solo asentía y jugaba con los niños. Cuando repartían los regalos, Paul aprovechó para coger el cuchillo que se utilizó para cortar la tarta qué, sin querer, la madre lo dejó en la cocina.

Una de las mamás quiso que su hijo se sacara una foto con él, pero cuando el niño se sentó en las piernas de Paul comenzó a llorar. Su madre sacó la foto, pero Paul se puso nervioso y apuñaló al niño... Y a todos los que estaban en la fiesta...

Conejo

La foto, os la pongo aquí para que la veáis

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.