FANDOM


Todo empezó un día domingo cualquiera. A mis 9 años, salí con mi familia a caminar por un camino de tierra junto al bosque. Se empezaron a sacar fotos y yo escuché un ruido extraño entre los árboles. Maldigo mi curiosidad e ingenuidad. Caminé para ver qué era. Nadie se dio cuenta. Caminé por 5 minutos y encontré una casa aparentemente vacía.

Entré y me encontré con un niño que estaba en un rincón, parecía ser de mi edad, estaba sollozando. Me acerqué a él para entablar amistad. Me presenté, a lo que él contestó: “Ya sé quién eres, siempre te seguiré”. Inquietado me fui corriendo a casa, le conté a mis padres y no me creyeron nada.

Pasó el tiempo, mi vida siguió normalmente. Logré olvidar ese aterrador día a los trece años (gracias a la terapia), pero hace tres meses, mi vida se tornó oscura. Empezó con una muerte sin explicación, mi gato estaba clavado a la pared con 3 ramas ensartadas en el cuerpo, y junto a su cuerpo estaba un escrito con sangre: Te seguiré”. Pensando de que se trataba de una broma de un psicópata, pero por el riesgo, nos fuimos a casa de mis abuelos que estaban a 2 horas de viaje.

Me vinieron visiones en sueños en la que el mismo niño que vi hace ocho años en aquella casa se paraba frente a mí, me hablaba con una voz ronca y me decía: “Te seguiré hasta que estemos solos”, luego sonreía con sus dientes podridos y se largaba a reír con un eco siniestro. Otras veces soñaba que me encontraba con él en un cementerio, en un mausoleo, y en otros lugares, pero siempre se repetía lo mismo.

Hace un mes escapé de casa, tratando de enfrentar mi pasado. Fui a aquel mismo camino tratando de recordar los pasos de ese día y encontré la misma casa, pero había algo extraño, la casa estaba totalmente igual entré y no encontré a nadie.

Al momento de darme vuelta vi al niño, pero sus dientes ya no estaban podridos, me sonrió y me dijo: ”Nos veremos más pronto de lo que crees”. Asustado, partí a una iglesia en busca de protección, pero al entrar me dio un mareo y caí en un sueño, apareció él de nuevo y me dijo: “No puedes escapar”.

Aterrado comencé a correr sin parar por una semana, siempre permanecía en movimiento. Hace dos días paré de correr y me quedé en la casa de unos parientes que no veía hace 4 años. Me dieron hospedaje, comida y un oído al que contar que lo que pasaba.

Ese mismo día, por la noche, él volvió a aparecer en un sueño, pero esta vez era más grande, su pelo era puntiagudo, sus dientes estaban rojos, sus ojos brillaban de un color azul, me dijo: “Te pondré a prueba y veremos si vives”.

Mi historia llega hasta aquí, no sé si saldré de esta.


Autor: Drako666 (discusión) 15:46 23 jul 2014 (UTC)