FANDOM


Zombie pokemon starters by pacbee-d359fmt

Hola, seas quien seas. Aunque la franquicia de videojuegos Pokémon tengan muchos misterios interesantes; probablemente, ignores estos enigmas, y pienses que los videojuegos de esta franquicia son inocentes. Al menos, las versiones descargables. Te pido que, después de leer el relato que verás a continuación, ¡¡Jamás descargues la beta de "Pokemón Zombie"!! Posiblemente, pienses que este debe de ser una invención; pues, oficialmente, no existe este juego. No obstante; si indagas un poco por internet, lo podrás descargar y jugar.

Coleccionaba videojuegos y objetos referidos a estos de manera obsesiva. Diariamente; pasaba horas y horas frente a mi ordenador de última generación solo para jugar y volver a jugar mis entregas favoritas, y navegar en internet en búsqueda de información relevante sobre próximas entregas que llamarán mi atención.

Un sombrío día, encontré una extraña página japonesa. Esta tenia un fondo negro con líneas blancas. En ella, habían múltiples imágenes en formato GIF de partículas de polvo moviéndose. Aunque intenté traducir la página mediante el traductor de Google, cada vez que clickeaba en "Traducir" veía un cuadro rojo con extraños caracteres en otra tonalidad de rojo. Esto me extrañó un poco. Sin embargo, no le di mucha importancia, porque pensé que seria un error informático. Lo único que entendí de esa página fue un título verde neón que decía; "Pokémon Beta Zombie" y una pestaña que ponía "Download". Clickeé en "Download", y mi navegador abrió una ventana con caracteres ilegibles, exceptuando por dos opciones en español: "Descargar archivo" y "Huir a tiempo".

Aquello era extraño, pero pensé que se trataba de un virus troll. Además, mi fanatismo por Pokémon no me dejaba ver la pesadilla en la cual me adentraba.

Cuando el archivo se descargó, se activó sin que lo hubiera abierto dando por comenzado el "juego"

No tenía introducción alguna; ni, tampoco, como era habitual, pantallas donde seleccionar "Jugar", "Nueva partida" o "Cargar partida". Simplemente, había un avatar en una zona oscura, y, repentinamente, apareció un anguila blanca que se posó en el hombro del avatar. Entonces, un texto que me dejó asustado apareció: "Si sobrevives, me servirás. Si pierdes a todos, morirás".

Después de eso; la imagen se enrojeció totalmente, y se escuchó un coro. Luego, la imagen comenzó a amarillearse hasta quedar color sepia para, finalmente, nublarse. Cuando la niebla se disipó, noté que estaba en el típico pueblo de Pokémon. Llovía y tronaba a cántaros. De fondo, se escuchaba un coro de música fúnebre y tétricos susurros de bestias salvajes que parecía qué masticaban algo.

Aquello subió un poco mi adrenalina. No obstante, no estaba asustado. Para mi, era mucho más emocionante que terrorífico. El miedo que tenía al principio se había desvanecido. Sin embargo, este sentimiento de adrenalina no era más que una ilusión que me había forjado al desconocer con lo que me encontraría más tarde.

Intenté ver los pokémon que tenía, pero se abría un extraño mensaje que decía: "Ellos se avergüenzan de sí mismos. No quieren que les veas, si no es preciso".

Aunque lo dicho no me sorprendió mucho por sí mismo, porque pensaba que un juego de un fanático; que estuviera en mi idioma me dejo perplejo, puesto que lo había descargado desde una página japonesa. No obstante, pensé que el paquete de idiomas del ordenador lo había traducido; y decidí seguir con el juego.

320px-Tumblr l8knlbj3fe1qd2qlzo1 400

Empecé a correr hacia arriba, y, justamente por la mitad del camino, apareció un pokémon salvaje. ¡Ni más, ni menos que un "Mewtwo" de nivel 100! Sin embargo, este "Mewtwo" era "diferente". Era esquelético. Su piel era de color verde claro, exceptuando por su cola morada, y por cicatrices y detalles rojos que se apreciaban por todo su ser.

Entonces mi avatar lanzo un poké ball negra, y un "Charmander" de nivel 6 salio de ella. Este "Charmander" tenía rasgos similares a los del "mewtwo", pero su cabeza estaba parcialmente destrozada y podías apreciar su cerebro a través de su cráneo. A pesar de esto, le dí más importancia a cómo ganar ese enfrentamiento tan desigual.

El primer turno era mío. Pero, a pesar de que apreté "Huir", apareció un cartel diciendo: "Demasiado tarde".

11

—Típico juego creepypasta —pense —, pues vale.

Cuando el "mewtwo" usó mordisco; mi "charmander", literalmente, se convirtió en un charizard de nivel 60. Tras eso, aquel pokémon salvaje huyó. El combate acabó, y el juego indicó que acababa de ganar la Medalla Alma.

Un nuevo mensaje apareció: "Ve hacia la estación y coge el tren".

A pesar de que desconozco cómo, mis manos le indicaron al avatar cómo llegar a "la estación". Cuando llegue, me metí en un vagón. Dentro de este, habían muchos avatares como el mío, y aparecieron múltiples diálogos. Entre ellos: Cuantos avatares.

Al leerlo, me reí. Aunque me vino a la mente la idea, no me dio tiempo a pensarlo en palabras, debido a que apareció otro dialogo diciendo: Joder, qué aterrador, ni que el juego estuviera leyendo mi mente.

Aquello me dejo perplejo. Al principio pense que el creador del juego había puesto esos diálogos para asustar un poco. No obstante, al ver que salían más textos, comencé a incomodarme. En ellos decía: "Qué falso", "Joder, qué miedo", "Menuda gilipollez", "¡¿que coño!?", etcétera. A pesar de que eran mis pensamientos, me convencí de que era una tomadura de pelo.

Repentinamente, cuando el tren se detuvo, los avatares desaparecieron, y me quede solo. Una vez que salí de ahí, vi algo horrible. El pueblo al que había llegado estaba completamente destruido e incendiado. Silencio. Solamente eran audibles el viento y las flamas. Apareció otro dialogo: Mata al Alto Mando.

Sonreí un poco. Esa palabra me hizo gracia. Recuerdo, siempre que jugaba a cualquier juego de pokémon, me era muy difícil derrotarlo, puesto que, al llegar al tercero, me confiaba y perdía.

Mientras caminaba en búsqueda de una liga o un edificio similar; noté, habían pokémon devorando a sus entrenadores por el área. Masticares grotescos, llantos desconsolados y coros fúnebres me inspiraron terror; ya que dichos sonidos eran muy realistas.

Ninetales-zombi
Fgnbjk

A un costado de un edificio negro, vi al Team Rocket, y estos fueron directamente hacia mi avatar. Aunque no hubo diálogo alguno, se dio inicio un enfrentamiento.

Tumblr ljkt84qLXt1qhiuqyo1 500

Era un combate doble. Los miembros del Team Rocket sacaron a un pikachu y a un pinsir. Ambos eran de nivel 59. Por mi parte —o, mejor dicho, por parte de mi avatar—, envié a a un jigglypuff y a un ninetales. Sin embargo, ni siquiera pude hacer algún ataque, debido a que la batalla sucedió de manera automática.

Lo extraño era que, parecía, los pokémon intentaban comerse los unos a los otros. El primero en ser derroto fue jigglypuff. Cuando sus Puntos de Salud llegaron a cero, explotó en sangre. Lo mismo ocurrió con el pikachu y con el pinsir de mis enemigos, quedando en pie mi ninetails. Una vez finalizado el combate, apareció un texto que decía: Tu jigglypuff ha sido devorado. Menos mal, aún te quedan 5 pokémon, ya que, si no, ahora él que estaría siendo devorado serías tú.

Lo único que devoraran sera mi polla —pensé riéndome de esa línea. Qué poco inteligente fui. Era un auténtico ingenuo que no sabia dónde se estaba metiendo. Cuánto me arrepiento de no haber pensado seriamente de aquel maldito juego y de no haberlo dejado.

Intenté ver a mi equipo y, para mi sorpresa, esta vez sí pude. Pero, lo realmente sorprendente fue que mi jigglypuff no estaba. El lugar que debería ocupar el sexto pokémon de mi equipo estaba vacío. Por otra parte, mi charizard y mi ninetales estaban "bien" —Si es que se puede decir eso de pokémon necrófagos —. El resto de mis pokémon eran meras sombras, cuyos datos no podía ver.

Volví al juego y entré en ese edificio. Cuando se cargó el interior, me di cuenta que estaba en lo que parecía ser el interior de una clínica pokémon, en la que, aunque no había nadie, se escuchan constantes susurros y una tétrica melodía de piano.

—Vaya —Pensé con sarcasmo—. Así que no podre curar a mis pokémon. Qué miedo.

Apareció otro texto, indicándome que debía subir a arriba. Cuando llegue, vi lo que parecían ser personajes típicos del juego: Un hombre, una mujer y una niña pequeña.

—¿¡Por qué...?! —Sollozaba el padre —¿¡Por qué lo tuve que matar?!

—Cariño —Lo intentaba consolar la madre —, deja de culparte. No tenías opción. Él se había vuelto una de ellos.

—No puedo vivir así, Clear. No lo aguanto más.

—¡¿Y quién nos protegerá?! —Estalló Clear —¡¿Crees que la muerte de Victor no me afecto a mí?! Perdimos a un hijo. No obstante, aún tenemos a Lili!

—Yo... lo sé.

—Mamá —Preguntó Lili sin comprender qué sucedía—¿Por qué llora papá?

Aquello me perturbó. Mi madre se llamaba Clear; mi hermana pequeña, Lili, y yo me llamaba Victor.

—¿Podría ser...? —Pensé. Si, se me estaba mostrando el futuro.

Comencé a temblar. Intenté apagar el Pc desde el botón, ya que no quería saber nada más. Sin embargo, apareció otro dialogo: "Ya no puedes huir. Acaba con "Tu Alto Mando""

Mi personaje me miró — O, al menos, eso parecía —y, con una sonrisa, sacó a Ninetails y a Charizard. Estos fueron a atacar a mí familia. Pude ver como aquel charizard devoraba grotescamente a mi padre. Pude observar como ese ninetales destruía el cuerpo de mi madre mediante llamaradas. Pude apreciar como mi hermana era reducido a carbón y, luego, a cenizas.

Empecé a llorar desconsoladamente, supliqué y supliqué al ordenador. No obstante, mi personaje se posicionó en el centro de la habitación y, recogiendo nuevamente a sus pokémon, empezó a reír junto a los cadáveres de mi familia. Estos, aunque estaban en un pésimo estado, también comenzaron a reír. Mientras reían, sangre iniciaba a brotar desde sus ojos, y la pantalla se enrojecía. Luego, mi avatar levitó y se acercó al monitor hasta poder vernos frente a frente. Susurró: Has ganado. Ahora serás otro zombi mío. Espera a que el apocalipsis empiece para cumplir mis órdenes.

El ordenador se apagó.

Desde ese día, no duermo, ni como, ni deseo. No por no poder, sino que, simplemente, ya no tengo la necesidad. Tampoco me divierte nada, ni siento nada, ni felicidad, ni tristeza, ni rabia alguna. No obstante; cuando recuerdo lo que era tener sentimientos, algo dentro de mí despierta impidiendo que me manipulen. Escribo esto para advertiros. Si aún estáis a tiempo de vivir la vida, aprovechadla, pues no os queda mucho. Somos demasiadas personas atrapadas, y créeme que, cuando llegue el día del juicio final, no podremos controlarnos, pues ya no somos humanos. Por favor; no juegues bajo ningún concepto a la beta de "Pokémon Zombie", si valoras tener conciencia; puesto que, si lo juegas, puedes acabar convirtiéndote en zombi como yo.


Autor: Cordura