FANDOM


El estudioso de lo paranormal, Alejandro Castro, creía firmemente en la vida después de la muerte, en que nadie realmente desaparece, sino que se transforma en una especie de ser espiritual o fantasmal, pero no malvado como muchos creemos, mas bien seguimos cuidando y vigilando a nuestros seres queridos.

Debido a esta creencia, Alejandro siempre estaba buscando la forma de contactarse con los muertos, pero nunca utilizaba la ouija ni nada de estas cosas que el consideraba, podrían llamar entidades oscuras, a pesar de sus intentos no tenia éxito, así que siguió investigando y se entero de las psicofonias, sonidos de origen electrónico que quedan registrados en diversos tipos de grabadoras de audio. Alejandro empezó a grabar todas las noches mientras estaba solo en casa y en silencio, a ver que obtenía; le hacia preguntas a los muertos y espíritus, esperando respuesta al reproducir la cinta de grabación, lo intento un par de noches sin éxito, hasta que una vez, por fin escucho una voz, débil que había poner atención para entenderla, ya que estas voces aveces no son claras, pero se podía entender entre la estática algo como:

->>>>>>>>>>Hi…..>>>> hijo……no…est…..<<<<<<<<

Antes de que leas el cuento, te recomendamos que te suscribas al Canal Oficial de Youtube para que recibas Vídeos Gratis de Nuestros Cuentos!!! Clic en el botón:

Esta frase poco entendible asusto y a la vez emociono a Alejandro, ya que su madre había muerto ya hace varios años, y estaba seguro que esa era su voz, lejos de amedrentarse, siguió grabando y garbando, haciendo preguntas, esperando respuestas y documentando, hasta que las cosas fueron cambiando y poniéndose algo tenebrosas, la siguiente respuesta de su madre fue así:

>>>>>>>…Alejandro…>>>>….no……no…hagas…>>>, pero la voz fue cortada por un grito espantoso que parecía escucharse de fondo en la grabación, seguido de un golpe muy fuerte como si alguien golpeara un mazo sobre la cabeza de alguien, luego sonidos como de cerdos…terminando la grabación.

Al escuchar esto Alejandro, soltó la grabadora que sostenía en su mano aterrado, todo parecía apuntar a que su madre sufría, o algo raro estaba pasando, pero al dejar caer la grabadora, el botón del “play”se activo por si solo, revelando algo nuevo, mas peligroso y aterrador:

>>>>>>>>>>…..el……viene….e….tu…..sufriras……en…….<<<<<……

Alejandro rápidamente dio una patada a la grabadora, para no tener que seguir escuchando aquel mensaje que muy claramente no era de su madre como los primeros, este era de una voz gruesa que luego cambiaba a delgada, todo era casi una locura.

Decidió dejar sus experimentos por unos días, mientras se recuperada de la impresión, y busco en internet información sobre lo que había encontrado, descubriendo que podían ser en efecto voces del mas allá, pero lo que el no sabia que era mucho mas que eso.

-Mama….mama…..si me escuchas, háblame, estoy grabando nuevamente, que es lo que me quieres decir, estoy solo en esta oscuridad….háblame, apagare la grabadora en este momento….

Mientras decía esto una puerta de la casa se azoto con violencia, como advirtiéndole que estaba enfureciendo a alguien, Alejandro tenia los nervios de punta, pero se puso escuchar lo que había grabado..

>>>>>>>…..Hi….Hijo….aléjate…no…..estés….escuchand…<<<<…..el infierno…..INFIERNOOOOO……

Esa segunda vez que menciono la palabra infierno, fue un grito, un grito estremeció todo el cuerpo de Alejandro, su madre definitivamente estaba en el infierno, sufriendo de alguna forma, y le advertía que no siguiera despertando a los seres de la oscuridad que no deben ser llamados, pero nuevamente su madre fue arrancada de la grabación, y esa voz tenebrosa volvió a aparecer entre estática diciéndole:

>>>>>>>……Muerte….tu….muerte….el…..<<<<<<….el te ha encontrado….ven a…..INFIERNO….<<<<…seguido de estas palabras, Alejandro escucho algo que intentare describirles:

En el fondo se escuchaban, cerdos, miles de lamentos, personas que gritaban, demonios que decían "te matareee"….golpes, cadenas, se escuchaban como hachas o armas con las cuales descuartizaban a las personas, era el infierno, era un tormento, la grabación continuo por mas de 15 minutos, Alejandro no la podía detener, estaba paralizado tirado en el suelo de su habitación, agarrando y apretando su cabeza fuertemente con las manos, como tratando de taparse los oídos, pero era inútil estas voces de dolor y sufrimiento que provenían del infierno estaban ya dentro de su cerebro.

-Noooooo……nooooooo, que he hecho?….he abierto un portal…..nunca debí hacer esto!

Se lamentaba, pero ya era tarde, la voz gruesa que cambiaba a delgada, y que hacia sonidos de cerdos le dijo:

…..>>>>>Maldito…tu…..muerte….el…el..esta….detras de ti……<<<<..yo….estoy….debajo….<<<

Al mirar debajo de su cama Alejandro vio un demonio, y al girarse, una enorme sombra negra lo cubrió, desapareciendo ambos. Ahora en la casa de Alejandro hay un silencio….un silencio penetrante, nadie habita esa casa ahora, las personas le temen, sienten algo al pasar por allí, pero tal vez sea el lugar ideal, para que algún estudioso de lo paranormal, grabe psicofonias……y quien sabe…..quizás obtenga una grabación, y logre escuchar en ella, el nuevo lamento que se ha agregado al infierno. 

La mas horrible psicofonia.