FANDOM


El bosque siempre me pareció un lugar hermoso, en mi niñez solía dar largos paseos dentro de él; hoy, años después, decidí dar una última vuelta.

Perdido en mis pensamientos, terminé en una zona que no figuraba en mis recuerdos; algo perplejo, me percaté de que no se escuchaba ni siquiera el canto de un solo pájaro.

Seguía avanzando mientras sentía las ramas secas crujiendo bajo mis botas, entonces en mi ingenuidad tropecé y caí encima de ellas. También caí en cuenta de otra cosa: no eran ramas; de hecho, eran huesos.

Ramas secas