FANDOM


Sobre el año 2010, un vigilante de seguridad de Nueva York llamado Mike, contó en un programa de radio algo extraño que le había pasado hace unos meses...

Le explicó que una noche, mientras vigilaba una de las fábricas en donde siempre estaba, notó cómo una mujer estaba detrás de él, a los lejos, como si lo hubiera estado persiguiendo durante horas sin haberse dado cuenta.

Radio al aireee
Era una mujer bastante normal, lo único que pudo resaltar era que tenía la piel muy blanca, tanto como para verla a lo lejos... 

—¡Oye, qué haces aquí!

Le gritó mientras se acercaba para botarla del lugar, pero ella empezó a irse contando en cuenta regresiva empezando desde el 10.

—10, 9, 8, 7... —Es lo que pudo escuchar antes de perderle de vista.

Esa misma situación se repitió más veces solo que empezaba desde donde lo dejó, por ejemplo, al día siguiente empezó desde el 6, mañana desde el 3 y al día siguiente solo dijo 1.

Desde ese día ya no la volvió a ver, lo cual le pareció un alivio, porque le parecía algo extraño, pero un día todo cambió...

Una semana después de aquello, estaba intentando dormir con su novia, cuando, a mitad de la noche, empezó a escuchar que llamaban a la puerta a golpes, era bastante ruidoso y molesto, pero su novia no llegó a despertarse

Recuerda que se le paró el pensamiento al encontrar a la misma mujer contando otra vez desde diez. Eso le aterró de golpe y se fue corriendo a su habitación, pensando que su novia era lo único que podía calmarlo, pero no fue así...

Su novia había desparecido y en un rincón, estaba la misma mujer contando en cuenta regresiva desde el 5, pero no se detuvo en el uno, sino que siguió hasta el cero y no paraba de repetirlo, no sabía qué hacer, así que llamó a la policía, esperó hasta que llegaron y fue a la habitación con ellos.

Para su sorpresa la mujer había desaparecido y su novia estaba en la cama tirada, muerta.

En este punto de la historia el entrevistador le dijo.

—Disculpa que te interrumpa, ¿pero sabes dónde estás ahora?

—Estoy en un programa de radio nocturno, ¿no es así?

—No, estás en la cárcel, por matar a una chica, nadie te perseguía, eras tú quien la perseguías, tú la mataste en su casa y no era tu novia.