FANDOM


Hola, mi nombre es Derek, tengo 34 años y dispongo de bastante dinero. Lógicamente, no me hice rico de la noche a la mañana, mi historia empezó hace 2 años cuando comencé a invertir en la Bolsa. La verdad no me iba nada mal, era un auténtico tiburón de las finanzas, prestaba mucho tiempo a mis inversiones, descuidando a la gente que me rodeaba (familia, amigos, pareja....). Pero mi vida dio un giro repentino.
Hace cosa de dos meses me di cuenta de que mi ex-mujer (con la que llevaba casado mas de 7 años) me engañaba con otro, yo siempre he sido una persona muy fuerte, pero aquel golpe tan duro no me lo esperaba, jamas llegué a imaginar que podría afectarme de esta manera, hasta el punto de consumirme tanto física como mentalmente. He llegado incluso a pensar en asesinar muchas veces, muchísimas.....
Fui a una zona retirada de la ciudad, ese tipo de sitios donde un hombre con dinero puede conseguir todo lo que busca, allí, andaba buscando un revolver del calibre 38, un arma con mucha potencia de fuego y bastante ligera. Me la llevé a mi casa y pensaba en eliminar al hombre que arranco de mis brazos a la que era mi mujer.....


Venganza, ese sentimiento me recorría el cuerpo y constantemente pensaba en la sensación que sentiría si lo borraba del mapa..... pero jamas he llegado a perpetrar el acto, solo era fruto de mis delirios por la rabia acumulada.


Sin embargo, hoy me entere de que mi fortuna que había ganado con tanto sudor gracias a mis acciones ya no estaba, lo había perdido todo.
Todo aquello por lo que luche, descuidando las cosas que realmente importaban, en estos momentos siento una cólera inmensa.
-Dios mio, ¿por qué?!!!
-Por que me has abandonado de esta manera!!!
-Acaso no me merezco una oportunidad de volver a ser feliz!!!
Ya no soporto mas esta situación, me siento fracasado, no tengo razón para seguir viviendo. Mi vida es una mierda y todo lo que me rodea esta podrido.
Me dirijo a casa, subo las escaleras y en el segundo cajón ahí estaba. Mi revolver, lo empuñe con firmeza y metí una bala, gire el tambor del revolver y me apoye el frió metal en mi cabeza.
Cuando estaba apunto de disparar, en ese mismo instante pasó mi vida por delante de mis ojos, y armándome de valor apreté el gatillo.......
(un silencio de 1 minuto inunda la habitación )
Abro los ojos, aun seguía en la habitación, miro la pistola y veo que la bala se había quedado a un orificio antes del que yo disparé.... Respire profundamente y en ese mismo instante me di cuenta de que el de arriba aun velaba por mi......