FANDOM


2264A

Torre Martin, Torre de Londres.

Ítem #: SCP-2264

Clasificación del Objeto: Seguro

Procedimientos Especiales de Contención: Debido a la naturaleza pública inevitable del edificio que alberga a SCP-2264-A, las medidas de seguridad deberán enfocarse en impedir el acceso civil a la entrada de la anomalía. La Fundación está cooperando con el gobierno de Reino Unido para ocultar la existencia de SCP-2264-A. Se ha construido un pasadizo escondido hacia SCP-2264-A y permanece como la única ruta de acceso. La entrada original a la habitación donde está localizado SCP-2264-A ha sido amurallado, asegurando que solo el personal autorizado tendrá acceso a SCP-2264-A.

Descripción: SCP-2264-A es una puerta compuesta de hierro ubicada dentro de una cámara escondida bajo la Torre de Martin, una parte de la Torre de Londres. La puerta no se puede desbloquear a través de medios tradicionales, requiriendo un proceso altamente ritualista. Adjunto a SCP-2264-A se encuentra un complejo aparato compuesto de herramientas alquímicas como alambiques, retortas y un crisol.

2264B

Henry Percy, 9° Earl de Northumberland

Basados en diarios encontrados dentro de la cámara escondida, se presume que SCP-2264-A fue creado por Henry Percy (27 de abril de 1564 – 5 de noviembre de 1632), 9° Earl de Northumberland, un aristócrata inglés, alquimista y un prisionero a largo plazo dentro de la Torre de Londres. Sin importar su estatus de encarcelado, el Earl mantuvo cierto grado de influencias, se decía que gozaba de una vida confortable y tenía acceso a libros y material de investigación. Era conocido como el Earl Hechicero debido a su extensa biblioteca y sus intereses en lo científico y lo oculto.

Se ha considerado posible que haya habido terceros en el círculo de asociados de Percy involucrados en la creación de SCP-2264-A, incluyendo a John Dee, alquimista famoso y astrólogo de la corte de la Reina Elizabeth. La Escuela de la Noche, de la cual Henry Percy supuestamente era miembro, también pudo haber estado involucrada.

Diario de Henry Percy, El Earl Hechicero:

Nigredo:

Confrontaremos a la oscura noche del alma - la [glándula pineal] fue extraída de forma fresca. El fuego evoca la sombra que lleva dentro.

Albedo:

Lavar alrededor de las impurezas - la lluvia limpia todo pecado y prepara el alma para los Elíseos. Dividir, no como está dictado por los rigores de la armonía, sino en dos principios opuestos que luego coagularán para formar una unidad de opuestos.

Citrinitas:

La victoria coincide con el amarillamiento de la conciencia lunar. Lo blanco se rinde ante el amanecer; la lámpara viajera asesina a la luna.

Rubedo:

El rojo alude; en su lugar, rendir sobre el aparato un sacrificio sanguíneo.

Se consultó a un alquímico de la Fundación, las instrucciones se comparan aproximadamente con la magnum opus; un proceso de cuatro fases en la creación de la mítica piedra filosofal. La replicación de este proceso requiere de [CENSURADO]

A traves de medios aún no determinados, un mecanismo dentro de SCP-2264-A responderá a la solución completa, haciendo que se desbloquee y abra - permitiendo el acceso a SCP-2264-B.

SCP-2264-B es una ciudad extradimensional que no se corresponde con ninguna ubicación conocida, en la tierra u otras. Los objetos que se originen en SCP-2264-B se desmaterializarán si son sacados vía SCP-2264-A. Luego se encontrará a tales objetos de vuelta en su sitio inicial.

Todos aquellos que entran a SCP-2264-B informan de habérseles quitado todas sus posesiones y cambiado sus ropas. Su ropaje manifestado parece asemejarse a aquellos llevados en los bailes de máscaras, más específicamente a aquellos asociados al Carnaval de Venecia, y se desmaterializarán luego de salir de SCP-2264-B. No es posible quitarse las máscaras dentro de SCP-2264-B pero es posible quitarse el resto del ropaje si uno escoge hacerlo.

La mayoría de los habitantes de SCP-2264-B están vestidos y adornados en formas similares; los agentes han informado de cierta calidad orgánica en sus disfraces, frecuentemente describiéndolos como "quitinosos". Los habitantes más comunes de SCP-2264-B son aproximadamente humanoides y desde entonces se les ha clasificado como SCP-2264-1.

El cielo ha sido descrito como amarillo y conteniendo un número indeterminado de estrellas negras, no correspondiéndose con ningún grupo de constelaciones conocidas o hipotetizadas. Los edificios están moldeados de tal forma que sugieren que fueron tallados a partir de un único material. Negro, blanco, amarillo y rojo son los únicos colores que se han observado dentro de SCP-2264-B. La arquitectura es no-euclidiana y las leyes de la gravedad no son aplicables, de este modo puede observarse a los habitantes subir una escalera del revés, pero basados en su propia fuente de gravedad, están subiendo normalmente.

La ciudad ha sido descrita como con un aroma a "flores disecadas con un toque de moho", o un aroma "que no es muy diferente a libros viejos". Ha sido difícil medir el tamaño de la ciudad, pero parece estar localizada en una isla, rodeada de un océano negro, cuya composición es desconocida pero parece ser más viscoso que el agua.

Los operarios han informado de un malestar hipnagógico mientras exploran a SCP-2264-B, con dificultad para estimar el tiempo y el espacio. Aunque SCP-2264-B es una ubicación tangible y no se considera que sea un sueño, aquellos que tengan un historial de sueños lúcidos han mostrado un mayor auto-control y atención a detalles que aquellos que no. Los operativos deberán ser reasignados y reemplazados mensualmente debido a la amenaza de adicción psicológica a SCP-2264-B. Los esfuerzos iniciales en la exploración resultaron en ocho operativos desertando, con aquellos que han regresado teniendo dificultad para describir qué es lo que han observado de forma coherente y/o detallada.

Informe de Exploración ██/██/████: Dr. Calixto Narváez (1° Despliegue):

La naturaleza casi hipnagógica de SCP-2264-B ha llevado a que muchos la observen como un sueño o alucinación, fallando en reconocer completamente su verosimilitud inherente. Como soñador lúcido y un usuario experimentado de los alucinógenos, yo (Dr. Calixto Narváez), he sido bien escogido para esta misión. Mis camaradas rápidamente se rindieron ante la anomalía, atrayéndose por los placeres decadentes de la ciudad; más especialmente dentro del palacio.

Por tentador que sea, no me uní a los demás en su arrebatada orgía. Sugeriría entrevistar de nuevo a aquellos que ya habían entrado en SCP-2264-B again; es poco probable que hayan pasado por todos los detalles. Cuando se permite la posibilidad de controlar directamente un sueño, muchos afirman que pueden volar o visitar las estrellas; aquellos son mentirosos. Muchos escogen rendirse al delirio estático del placer sexual.

Otra vez, esto no es un sueño, pero soy capaz de entender por qué muchos no logran percibir la diferencia. Me recuerda a la leyenda de los Hassasins, y cómo su líder supuestamente drogaba y guiaba a sus reclutas a su castillo; dentro había un jardín agradable que rivalizaba con cualquier paraíso imaginado - los individuos realmente creían que se les estaba ofreciendo una probada de lo divino. SCP-2264-B funciona de forma similar pero no creo que sea esa la razón de su esplendor. Dudo que se trate de una trampa. Es simplemente una ciudad (aunque ciertamente es una ciudad majestuosa como ninguna que me haya encontrado antes) pero que pasa a existir fuera de la realidad basal y no se ajusta del todo a las reglas físicas que estamos acostumbrados.

He hecho descubrimientos significativos mientras exploraba a SCP-2264-B:

1. Traducción universal del lenguaje - aunque muchos de los agentes percibían que los habitantes hablaban inglés, yo los oí en mi lengua nativa, el español. Incluso aquellos en mi equipo, cuando se comunicaban conmigo directamente, parecían estar hablando español dentro de la anomalía. He descubierto que también se aplica al lenguaje escrito pero no es tan preciso.

Las palabras escritas parecen al inicio asemejarse a formas alienígenas; gran parte de los símbolos poseen cirto tipo de patrón espiral. Si uno continúa observando directamente los símbolos, comenzarán a difuminarse hasta que se ha manifestado cierto nivel de traducción. Sin embargo, parece tener sus limitaciones y es probable que ciertas palabras nativas a SCP-2264-B no tengan equivalente en ninguna lengua humana. Las palabras parecen moverse en el papel y una exposición prolongada puede resultar fácilmente en náuseas y dolores de cabeza.

2. El verdadero nombre de SCP-2264-B es Alagadda, una ciudad-estado que se dice limita con el Nevermeant. Fui capaz de reunir mucha de esta información desde el Heraldo de Kul-Manas, un erudito y extranjero como yo. Llevaban una máscara picuda y trajes exquisitos encubriendo su forma jorobada; sus manos eran escamosas (más aviares que reptilianas) con garras negras. Desplegaron un pergamino delante de mí, decían que era un mapa del multiverso - capa sobre capa de espirales interminables - siento una jaqueca incipiente en solo pensar en ellas.

En cualquier caso, tuve el placer de conocer a un compañero intelectual dentro. Le pregunté sobre la naturaleza de su investigación. "¿Cuál es la naturaleza de todo lo que es??" preguntaron, asumo que retóricamente. "Solo para empezar" anotaron.

3. Hay una estructura de poder específica dentro de SCP-2264-B, involucrando entidades que, basadas en descripciones, podrían fácilmente ser algunos de los manipuladores de la realidad más peligrosos conocidos por la Fundación. El Heraldo de Kul-Manas advirtió de individuos que ni siquiera deberían ser abordados, a menos que quisiéramos llamar atención no deseada a nuestra realidad.

Hay (o hubo) cuatro Señores Enmascarados que supervisan directamente SCP-2264-B:

El Señor Negro, Portador de la Máscara Angustiosa

El Señor Blanco, Portador de la Máscara Diligente

El Señor Amarillo, Portador de la Máscara Odiosa

El Señor Rojo, Portador de la Máscara Alegre

Continuaron advirtiéndome que no me dejara engañar por sus nombres; cada uno es tan terrible como el otro. He visto a los Señores Enmascarados, siempre a distancia, a todos excepto al Portador de la Máscara Angustiosa. Se me informó de que eran víctima de una lucha política hace algún tiempo (nunca sabida su razón, si ésta existía en absoluto) y arrojados a cierta clase de remanso dimensional terrible. Solo era cuestión de tiempo para que regresaran. Decían que eran los tutores jefes del Rey de Alagadda.

El glamour insidioso de la ciudad-estado encubría una verdad horrorosa, una que el Heraldo tenía dificultades para expresarla en palabras. Dijeron que gran parte de los forasteros venían a este lugar para buscar una bendición del Rey. Se rehusaron a hablar más sobre esta entidad y sugirieron que evitara al Embajador de Alagadda, antes de despedirse cortesmente de mí.

Decidí que era hora de informar, reuniendo a los demás (tirando a algunos desde el montículo retorcido de entidades transdimensionales enmascaradas); la primera puerta por la que entramos fue la que nos llevó de regreso a nuestra realidad basal. Sospecho que SCP-2264-B es un nexo dimensional, conectado a incontables mundos a través del multiverso. Cada puerta usada dentro de SCP-2264-B se conectaba directamente con SCP-2264-A. Si hay otros pasajes como SCP-2264-A, sospecho que deben estar sellados.

El Dr. Calixto Narváez fue elogiado por su iniciativa. Una evaluación psicológica ha determinado que es seguro para él para volver a entrar en un futuro próximo, aunque se le aconsejó que empleara un tono más profesional para sus informes. Los operativos futuros serán evaluados en busca de niveles más altos de lo normal de la actividad en los lóbulos parietales mientras están en un estado de conciencia alterada (sueño u otro).

El "Heraldo de Kul-Manas" ha sido desde entonces clasificado como SCP-2264-2 y se le considera una fuente invaluable de información. Los "Señores Enmascarados de Alagadda" han sido clasificados como SCP-2264-3.

Informe de Exploración ██/██/████: Dr. Calixto Narváez (2° Despliegue):

Creo que SCP-2264-2 es la única entidad en la que debería confiar realmente en Alagadda, y lo busqué inmediatamente. La ciudad contiene miles, sino millones, pero SCP-2264-2 destaca y parece tener un interés estrictamente académico en SCP-2264-B - más especialmente en la biblioteca del palacio.

La colección era impresionante y podría ser de largo infinito hasta donde sé (no había un fin visible en la habitación, el corredor se estiraba hasta el horizonte). Deambulé por el aparentemente infinito salón, con el Agente Cromwell y el Dr. Yu a mi lado, en búsqueda de SCP-2264-2. Miré algunos grimorios y pergaminos, pero los símbolos alienígenas fallaron en traducir (llevándome a sospechar que no era posible ninguna traducción terrenal).

En el momento que encontré a SCP-2264-2, afable como antes y expresando preocupación sobre nuestro bienestar. Le pregunté que elaboraran y escribí su respuesta tan bien como mi memoria me lo permitió:

"El Embajador de Alagadda pronto regresará desde Adytum y solo los enloquecidos quedarán. Le sugiero que salga a toda prisa, pues tengo intención de lo mismo."

Le agradecí por su advertencia y declaramos que no íbamos a persistir más. Le pregunté sobre Adytum. Ellos respondieron:

"Una ciudad terrible, llena de gente igualmente terrible. Se dice que el Gran Karcist de Adytum sirve a los designios de un ser más antiguo, un horror pensado para rivalizar incluso con el Rey Ahorcado de Alagadda. ¡Craw! (SCP-2264-2 hizo un sonido no diferente al de un cuervo) No debería hablar de ellos. No aquí."

Le pregunté quiénes eran (SCP-2264-2), buscando saber sobre ellos, Respondieron:

"Soy el Heraldo de Kul-Manas. Un erudito, como bien sabes. Soy un caminante del plano astral, un marinero del mar celestial, y un espeleólogo de la profundidad planar."

SCP-2264-2 notó algo sobre nuestra "aura"; declarándola como rara en el multiverso pero admitiendo que se había encontrado con similares durante visitas previas a SCP-2264-B. Dijeron algo más o menos así:

"El Imperecedero Mercader de Londres: conducido por la codicia y la negra ambición. Hubo otro, un extraño en una tierra extraña- Parece como si no supieran dónde estaban, oliendo el miedo. No puedo imaginar como alguien pudo tropezarse accidentalmente sobre Alagadda, no creo que algo así sea posible. Ellos desaparecieron poco después, sin embargo, nunca presencié su partida. Simplemente se fueron en un parpadeo."

Continuó refiriéndose a "Karcists" y "Clavigers" de Adytum, diciendo que "hedían a decaimiento y fluidos embrionarios". Esa fue la extensión de la gente encontrada con un "aura" similar a la nuestra; Sospecho que SCP-2264-2 es capaz de sentir la "vecindad dimensional" de una persona. SCP-2264-2 giró completamente su cabeza (de una forma similar a un búho) y graznó, declarando:

"Siento que el Embajador de Alagadda ha regresado. Me iré de este lugar y les sugiero que hagan lo mismo. Váyanse, no se atrasen. Quizás visite su reino en el futuro."

SCP-2264-2 salió por la puerta más cercana. La puerta se negó a ceder pero sospecho que conectaba a SCP-2264-2 con su dimensión nativa. Salimos de la biblioteca, caminando rápidamente (no deseando atraer la atención al correr). Encontramos una puerta desbloqueada y volvimos a casa. Nunca vimos al embajador o a su rey, pero siento que lo mejor es que no los busquemos.

Aunque no hubo un encuentro directo, el Embajador de Alagadda y el Rey de Alagadda han sido clasificados SCP-2264-4 y SCP-2264-5 respectivamente.

INFORMACIÓN RESTRINGIDA A PERSONAL DE NIVEL 4 O SUPERIOR:

El Consejo O5 votó 10 contra 3 respecto a enviar al Destacamento Móvil Psi-9 (miradores del Abismo") dentro de SCP-2264-B. El objetivo de la operación era localizar a SCP-2264-4 y a SCP-2264-5 y calcular el nivel de amenaza que representan para la humanidad, la Tierra, o el espacio dimensional local. Doce agentes, entrenados en combate cuerpo a cuerpo y Estratagemas de Combate Ocultistas (ECO), entraron a SCP-2264-A el ██/██/████ a las 0800.

Un agente regresó vivo; el resto se presume muerto o de otro modo irrecuperables.

Entrevistado: Agente Alexander Papadopoulos

Entrevistador: Dr. Laxmi Narang

Prefacio: El Agente Papadopoulos fue hallado en condiciones críticas luego de salir de SCP-2264, perdiendo la consciencia poco después. Un examen físico reveló fracturas a través de todo su cuerpo, y hemorragias internas masivas. Luego de tres semanas de hospitalización, el Agente Papadopoulos fue considerado lo suficientemente sanado para una entrevista.

<Comienzo del Informe>

Dr. Laxmi Narang: Sé que puede ser difícil pero por favor cuéntame lo que puedas recordar.

Agente Alexander Papadopoulos: La ciudad era notable. El Mando nos preparó para ello lo mejor que pudieron, pero las palabras no logran hacerle justicia. Todos teníamos la apariencia de arlequines o algo de las mascaradas del siglo 17. No era exactamente lo mismo pero se le acercaba. No pudimos quitarnos las máscaras, por más que lo intentáramos. Teníamos una misión que completar pero los detalles eran muy vagos.

Dr. Laxmi Narang: ¿Vagos?

Agente Alexander Papadopoulos: Encontrar a SCP-2264-4 y -5; estimar su nivel de amenaza. Sabíamos que eran importantes para SCP-2264 pero no teníamos idea de cómo se veían o cómo encontrarlos.

Dr. Laxmi Narang: Prosiga.

Agente Alexander Papadopoulos: Bien. Encontramos el palacio. No sé cuánto tomó. Era en cierto modo imposible de contar el tiempo en ese lugar. La ciudad estaba llena de gente, especialmente ese palacio, pero no se veía como una ciudad densa en nuestro mundo. Había una diferencia en ella pero no sabría cómo describirla. Supongo que no era algo importante.

Estaba borroso. Todo parecía seguir cierta lógica de sueños.

Dr. Laxmi Narang: ¿Lógica de sueños?

Agente Alexander Papadopoulos: Sí, digo, no era un sueño. Estoy seguro de ello. Y tengo las cicatrices que lo prueban. Todo era real, ¿pero te has dado cuenta cómo los sueños precipitan los detalles? ¿Terminas en un lugar pero no recuerdas cómo? Es como eso. Recuerdo las máscaras; la música y la danza… oh, y la fornicación. Todos con sus máscaras puestas, claro. Ver a algunos de ellos desnudos nos hizo darnos cuenta de lo elaborados que eran los disfraces. Su piel era como porcelana. Podrías decir que eran los nativos. Ya sabes, SCP-2264-1. Pero mientras más mirabas, menos humanos se veían; algunos tenían demasiadas extremidades, otros, muy pocas - como si fueran serpientes - similares a monstruos de un viejo cómic de fantasía que leía cuando era un niño.

Lo siento, estoy divagando. Me duele la cabeza de intentar recordar. [distraído] No puedo mover ni mis brazos ni las piernas. ¿Qué pasa con ellas?

Dr. Laxmi Narang: El entumecimiento es solo un efecto secundario de su medicación. Por favor concéntrese en mis preguntas.

Agente Alexander Papadopoulos: Okay. Si tú lo dices. Recuerdo haber tirado al Agente Maher lejos de cierta mujer; no estaba atacándole, sino lo opuesto. No puedo culparlo. Tenía curvas en todos los lugares adecuados - hacía fácil ignorar los tentáculos.

Así que los doce seguimos juntos. Era difícil lucir sin problemas ante esos muchos. De cualquier forma, entramos en el palacio y era como un laberinto; honestamente no me habría sorprendido si nos dirigíamos hacia un minotauro o algo así. Pasamos mucho del tiempo bajando escaleras, ¿o no? Recuerdo sentir como si viajáramos más y más profundo…

Y entonces, de algún modo, justo cuando pensamos que habíamos alcanzado el fondo, estábamos de regreso afuera. Se veía como si hubiéramos estado en el mismo punto que cuando entramos a SCP-2264-B. Diablos, todos podíamos ver el palacio a la distancia.

Pero todo era diferente. Todo estaba oscuro, sin color. Digo, podíamos ver y todo pero estaba cargado con un brumoso crepúsculo gris. Las calles estaban vacías y los edificios se veían… ¿arruinados? Sí. Era como si toda la ciudad hubiera sido abandonada hace mucho tiempo. Desolada y silenciosa; sin sonido además de nuestras pisadas.

Entramos en esta iteración del palacio. Todo era idéntico, arquitectónicamente hablando.

Fue allí donde comenzamos a oír los susurros. Hablaban en un idioma que nunca había oído antes. Podía sentirlo deslizándose en mi oído, penetrando mi cerebro…

Nosotros.. [vacila, sus ojos se humedecen de lágrimas]

Dr. Laxmi Narang: Por favor continúe.

Agente Alexander Papadopoulos: Nos destruimos.

Dr. Laxmi Narang: …¿Qué?

Agente Alexander Papadopoulos: No queríamos hacerlo pero no tuvimos más opción. El Embajador de Alagadda - nos encontró. No tenía rostro; sin boca, sin ojos, o nariz. Pensé que llevaba un traje ceñido y… ¿tacones altos? Eso es lo que parecía al principio, pero no… así era su cuerpo. Su carne era negra. Se mantuvo de pie, ágil y andrógina, y así .. así que …

Dr. Laxmi Narang: Por favor, esta información es importante. Tranquilícese. Podemos detenernos si…

Agente Alexander Papadopoulos: [interrumpiendo] Se encontraba tan condenadamente orgulloso. Irradiaba arrogancia. No podía entender ni una palabra de lo que hablaba pero cada sílaba escurría de un veneno narcisista. Se llevó una mano a donde una boca debería haber estado … y rió y rió …

Y nos destruimos para su diversión.

Los huesos fueron quebrados, carne y órganos destrozados. Todo para su diversión, nos arruinamos a nosotros mismos en cuerpo y mente.

Y todo el tiempo, gritamos y rogamos pero solo emergía silencio de nuestros labios. Lo siento tanto… intentaba decirlo, lo siento mucho… sus ojos rogaban misericordia y pedían perdón.

Al final, yo era el único que quedaba vivo - rodeado por los cadáveres de mis amigos y compañeros devastados. Ahora lo entiendo. El Embajador necesita de un testigo, uno que entregue su mensaje. Para decirles esto… y … [pausa nuevamente]

Vi el techo moverse, mientras arrastraba mi cuerpo roto de habitación en habitación. Eventualmente me detuve y me levantó en el aire, ayudándome a levantarme ante el trono.

Allí vi al Rey.

Estaba anclado en su lugar, con bandas sagradas rodeando sus manos y garganta cadavéricas - su rostro oculto tras un velo.

Criaturas traviesas se arrastraban por todas partes, acariciando su cuerpo espasmódico como si quisieran confortarlo mientras otros presionaban sus ataduras con más fuerza. El Rey se estremeció y tembló y vi zarcillos pálidos deslizarse dentro y fuera de sus ropas andrajosas.

Observé mientras su velo se levantaba… [un cambio en su tono sugiere lucidez] Quiero morir. No puedo vivir con lo que he hecho. Por favor mátenme. Terminen con esto. No puedo sentir mis piernas. No puedo sentir mis brazos. No me gusta esto. No me gusta esto. Por favor, se lo suplico…

Dr. Laxmi Narang: Sabes que no tengo permitido hacer nada de ese tipo. Por favor, dime lo que viste.

Agente Alexander Papadopoulos: [sin emociones] Un agujero con la forma de un dios. La estéril desolación de una creación fallida y caída. Ves la luz de estrellas hace mucho tiempo muertas. Tu existencia no es más que el eco de los gritos de un dios moribundo.

Lo invisible converge. A tu alrededor.

Y aprieta como un lazo.

<Fin del Informe>

Se han suspendido las operaciones involucrando a SCP-2264 hasta nuevo aviso. La petición del agente por su eliminación ha sido denegada. Debido al considerable daño sufrido, se consideró necesaria la amputación de ambos brazos y piernas, y el sujeto ya no es capaz de realizar la mayoría de funciones biológicas sin la ayuda de sistemas de soporte vital. Debe ser contenido por su propia protección (sin importar la falta de extremidades, aún intenta suicidarse) y exhaustivamente interrogado por toda la información posible relacionada con SCP-2264. Debido a su contacto con SCP-2264-4 y SCP-2264-5, deberá permanecer en cuarentena y ser cuidadosamente observado por señales de anomalías. El Agente Papadopoulos se ha rehusado a comer o beber, requiriendo el uso de un tubo de alimentación.

Apéndice: SCP-2264 fue descubierto accidentalmente durante la remodelación de la Torre Martin el ██/██/████. Se contactó a la Fundación por representantes de la Corona debido a la sospecha de un artefacto potencialmente anómalo basado en las escrituras halladas dentro, atribuídas a Henry Percy, 9° Earl de Northumberland. Descubierta entre sus notas se encontró una carta no enviada, con la finalidad de ser recibida por Christopher Marlowe, famoso poeta y dramaturgo. La carta está fechada al 30 de mayo de 1593, el día del misterioso asesinato de Christopher Marlowe.

Documento 2264-0037:

2264C

Christopher Marlowe.

A mi buen amigo, quizás esta misiva te alcance, aquí es muy tarde:

Fuiste tú quien instó contra mi construcción de la puerta de jano. Mi insulto fue cruel, habiéndoles considerado necios e ignorantes de las ciencias. Por favor perdona mi arrogancia.

Fueron ustedes quienes sufrieron la maldad ante la cual estaba cegado. Les mostré el otro corriente y permitió que la secreta oscuridad se enroscara a las brasas de su hermoso corazón. Estaba ciego pero pronto veré.

Te suplico que quemes esta pieza maldita y la regreses a cenizas. Su patrón busca corromper y desecrar. Allí hay cosas que simplemente no deberían ser. el embajador las aprovechará como ellos a nosotros. He sellado la puerta de jano para que solo los iluminados puedan entrar. Quizá ellos tengan la sabiduría para ver lo que yo no pude y el poder para asesinar al retorcido rey dentro.

Maldita sea esta metrópolis de sangre, este terrible reino y sus antiguos e incontables crímenes. Que la obra arda, nieguen a su vil patrón, y caminen lejos de esta locura. Les daremos la bienvenida de vuelta a la noche.

FuentesEditar

  • Página oficial: [1]
  • Autor: Metaphysician
  • Página traducida: [2]
  • Traductor: RevenantHeimdall