FANDOM


Cuando la policía entró en la caseta abandonada, habría sido demasiado tarde, pero no lo fue. Una pequeña chica de no más de 10 años estaba sentada con su ropa manchada de sangre, esperando a que alguien llegase, uno de los policías miró arriba, para ver una cabeza colgada de uno de los ganchos del cobertizo. Un cuerpo decapitado cayó entonces frente a ellos. Los policías miraron a la niña, quien sonrió y dijo a los policías:

- Él ha ido a jugar con ella.

Es sólo un juego...Editar

En un día nublado, en el que los rayos de sol caían levemente sobre la ciudad de Oakville, una hermosa adolescente salía de un instituto de secundaria, vestía una camiseta de manga corta de un color rosa pastel y unas mallas negras que terminaban en unas zapatillas de deporte magenta, tenía una mochila roja impactante, era una niña bastante antisocial, no solía hablar con nadie y nadie solía hablarle, mas que para preguntarle alguna que otra duda.

Sally estaba parada, mirando con sus impactantes ojos verdes al chico que tenía delante, un abusón de un par de cursos superiores a sally que había decidido tomarla con ella.

- ¿Qué pasa, Sally Williams?

- No te interesa mi nombre

- Mira niña, tú -Dijo señalando a Sally.- eres muy guapa, así que vas a ser mi novia y...

Al abusón no le dio tiempo a terminar la frase, pues Sally le agarró del brazo y le hizo dar una vuelta de campana que lo dejó en el suelo aturdido. Los dos "matones" que acompañaban al abusón, que tenían más pinta de ser los sacos de boxeo de este, se alejaron de Sally con una mirada de temor y admiración. En unos pocos segundos Sally cruzó la esquina de un edificio y desapareció.

Llegó a una pequeña casa abandonada, que estaba bastante bien para estarlo, en buen estado, e incluso Sally había falsificado documentos para hacer creer a algunos adultos que ahí vivían sus padres. Y la cuenta donde tenía una gran cantidad de dinero era de sus padres.

Ella sacó un ordenador, tecleó deprisa, pero con calma "John Rogers". Una cantidad de páginas se le aparecieron, y ella empezó a revisarlas una y otra vez, esta rutina era muy común, pero ese día puso encontrar lo que quería. Un hombre con el nombre de John Rogers acababa de fundar una empresa en la ciudad: "UncleJohny".

Cuando Sally vio la foto del fundador un dolor bastante intenso recorrió su cuerpo, un dolor que crecía aun mas en su vientre, y que le hacía apretarse el estómago para sentir menos el dolor. Entre unas pocas lágrimas, Sally bajó la tapa del portátil y en unos pocos momentos, estaba en la calle buscando la dirección de la sede de "UncleJohnny" en su móvil.

Antes de llegar al edificio, pasó por la comisaría, allí pudo escuchar que una pequeña chica de 9 años y su primo de 23 años de edad habían desaparecido, y que el primo había tenido antes problemas con la policía.

Sally tuvo que cambiar su rumbo, viendo en su móvil como se alejaba de la sede de "UncleJohnny". En su memoria aún guardaba el recuerdo de su último momento:

- ¡No tío Johnny no!

- ¿Qué es lo que pasa Sally? Es solo un juego...

Demasiado Tarde...Editar

Sally tardó unas horas en encontrar la choza donde se encontraban los desaparecidos, pero al entrar, sintió una fusión de pena y frustración, ella esperaba encontrar a la niña siendo sometida por su primo, con lo que ella mataría a este por acosador y salvaría a la pequeña, pero ninguna de las dos cosas iba a ser posible.

Ella encontró a la pequeña asesinada y mutilada en el fondo de la habitación, a un lado de la puerta estaba un mutilado y muy malherido hombre, quien podía reconocerse como el primo, que lloraba desconsoladamente, dejando en su cara llena de sangre dos limpias lineas por donde caian sus lágrimas.

Sally intentó enterarse de lo ocurrido.

- ¿Qué ha pasado?

- Mi... prima, el... asesino... nos trajo... Ayudalá.

El hombre murió, Sally corrió hacia la niña, esta apenas respiraba, pero aun estaba viva, Sally llamó con su móvil a la ambulancia y a la policía, mientras intentaba mantener con vida a la pequeña chiquilla.

- Vamos, aguanta, te vas a poner bien, en unos minutos va a llegar la ambulancia y te vas a curar, aguanta.

La niña miró a Sally llorosa y llena de sangre, en sus últimas palabras le dijo a la adolescente:

- No es justo, él me dijo que... era solo un juego.

Sally sintió un escalofrío al oir estas palabras, de nuevo el recuerdo de ser violada y asesinada por su tío le inundó el corazón de rencor, la niña sonrió a Sally y murió en sus brazos, la policía entró con armas buscando al asesino, los de la ambulancia cargaron a la niña y a su primo. Sally, ensangrentada se quedó paralizada. Un policía llegó junto a ella y le preguntó:

- ¿Estas bien chica? ¿Como llegaste aquí?

- Estaba paseando y vi la caseta, y... entré, me dio la curiosidad.

- Eso es allanamiento chica, pero gracias a tí quizás podamos salvar a los chicos y pillar al malnacido que pueda haber hecho esto.

- Perdón.- Dijo Sally con una perfecta acuación de chica que no sabía lo que hacía.- No sabía que era allanamiento.

- No pasa nada, ¡Michael, investiga quien es el dueño de este lugar! Mira pequeña, se está haciendo de noche y este lugar es peligroso, ¿Vives en la ciudad?

- Si.

- Bien, te llevaré a tu casa, procura no ir sola por lugares como este, ya ves lo que les ha pasado a esos pobres chicos.

Sally asintió mientras seguía al policía a su coche.

- Soy Anthony, ¿Y tu?

- Sally, Sally Ro... Williams

- ¿Williams? Bien, ¿No tendrás una hermana desaparecida?

- ¿Hermana?

- Sí, Nancy, Nea, Nina, no me acuerdo, desapareció, oh nada.

- ¿Que pasa?

- Toda su familia murió, supongo que no sereis familia.

- Sí, no tengo hermana.

- Yo tengo dos, son buenísimos estudiantes, tambien quieren ser policías.

- Dos hermanos, ¿Bien no?

- Depende del día, jejeje.

Sally y Anthony continuaron conversando hasta llegar a su casa. Anthony la dejó y se fue. Sally entró, se sentó, y al ver lo que tenía delante, se asustó.

Soy... como un ProfetaEditar

Un horrible monstruo la observaba y de un salto, llegó frente a ella y le tapó la boca para que no pudiera gritar, Sally solo se puso mas histérica, pues técnicamente nadie la podía tocar, ella era un fantasma. Una voz ronca pero tranquila salió de lo que parecía ser la boca de ese ser.

- Tranquila Sally Rogers, no estoy aquí para dañarte. Unicamente he venido a advertirte, he visto un futuro horrible, un futuro que necesita ser arreglado, y te he visto a tí contribuyendo a ello, a arreglarlo, pero ese momento será tarde, necesito que me ayudes a evitar ese futuro, a salvar el mundo antes de que sea devastado.- Mothman soltó a Sally.

- Cuando alguien intenta ganar la guerra antes de que empiece mueren inocentes.

- Por eso no habrá inocentes en esa guerra, solo habrá dos bandos: El bien y el Mal.

- ¿Como se que puedo confiar en ti?

- Porque se que quieres matar a tu tio, pero que hoy no lo conseguirás, empezarás a asustarle, a atormentarle día tras día hasta que en algún momento el se suicide y entonces tu, tu alma, muera.

- Voy a matarlo, no me importa perder mi vida, ya la perdí una vez, por su culpa.

- Sally, se lo que quieres, se que quieres venganza, pero la venganza solo genera odio, y el odio termina corrompiendo a las personas mas puras, incluida tú.

Mothman extendió las alas y salió volando por la ventana, Sally le miró con desconfianza marcharse y sacó su móvil, la página web de "UncleJohnny" había dejado varios links a Facebook y a Twitter, incluido el nuevo Twitter de Johnny Rogers, en el que había dejado su primer twit:

"Trabajando hasta tarde, para mantener esta compañía"

Esto iba acompañado de una foto suya sonriendo frente a un ordenador. Sally miró al cielo, había tormenta, parecía que iba a empezar a llover, una noche lluviosa, todo era perfecto para finalmente vengarse de su tío.

Un plato que se sirve FríoEditar

Sally cogió una chaqueta de un color rosa oscuro y se la puso por encima, sus ojos verdes comenzaron a notarse por tener un tono apagado y, al salir a la calle, la lluvia empezó a mojarle el pelo y, en general, la ropa, sin embargo por la zona izquierda de su cara empezó a correr un hilo de sangre proveniente de la gran herida que de nuevo se había abierto en su cabeza.

Sally llegó a la calle que se dirigía hacia las oficinas de UncleJohhny, conforme iba avanzando su rostro comenzaba a mostrar una sonrisa que, lejos de ser inocente, era terriblemente sádica, su piel comenzó a ponerse pálida, y mientras Sally caminaba, notaba que una fuerza emanaba de su pecho, de su corazón, y que iba fluyendo por todo su cuerpo, una fuerza hecha de odio, y de oscuridad.

Fue entonces cuando algo se percató de esa tremenda oscuridad, algo malo, algo oscuro, unicamente el blanco y el negro, y juntos de una forma bastante perturbadora, decidió seguir el rastro de maldad. A este ser no le hacía ninguna gracia seguir el rastro de una niña, pues en parte, eran sus víctimas favoritas.

Sally llegó a las oficinas, de un puñetazo abrió la puerta, entró, y esta se cerró, siguió caminando lentamente y sin ninguna intención de ocultar el ruido que hacía, cada pisada resonaba mas que la anterior, Sally empezó a reir, y cada risa era mas perturbadora cada vez. Sally empezó a cantar una canción que su madre le enseñó, una canción que ella solo cantaba cuando estaba feliz, y ciertamente, lo estaba.

Johnny estaba muy, acojonado, escuchaba pasos, risas y una canción que no parecía muy feliz, tanto era el miedo que tenía, que se levantó y fue a la puerta, no había nadie, encendió la luz, y se volvió a sentar, continuó escribiendo en su ordenador, pero en apenas unos segundos, un escalofrío doloroso le entró a Johnny, pues se le había apagado la luz. Miró de reojo a la puerta, y vio una niña pálida ensangrentada.

Johnny se asustó y empezó a hiperventilar, se asomó de nuevo a la puerta y no había nada, se levantó asustado y encendió de nuevo la luz, entonces se sentó de nuevo en la silla y escuchó una risa que ya no era tan perturbadora, sino que al contrario era una risa inocente de niña pequeña.

Johnny, pensó entonces que se trataba de una broma y, por sus instintos pedofílicos, decidió ir a por la niña o las niñas que hubiese allí, para "jugar con ellas". Salió de la sala y llegó a otra que, al contrario que la anterior, no tenía bombilla, porque alguien se la había quitado. Esta habitación tenía también un enorme panel de cristal que cubría toda la ventana, y que permitía ver la lluvia caer al empapado cristal, que también impedía que otros edificios vieran que pasaba.

- ¿Hola tio Johnny, quieres jugar?

Johnny se aterró al escuchar esa voz, corrió hacia la puerta, pero esta se cerró y la satánica Sally apareció frente a el.

- Es un juego muy divertido, pero no se lo puedes contar a nadie.

- No, estas muerta, ¡Muerta! Yo te maté.

- Dejamé que te devuelva el favor entonces.

- No, no, ¡No, no no no!

Johnny se golpeó con el frágil cristal de la ventana y esta se rompió, Johnny tropezó y quedó colgando hacia el vacío, Sally se alejó de la ventana.

Última OportunidadEditar

Mothman entró por la puerta y vio a Sally acercándose a la ventana, entonces gritó:

- No lo hagas Sally, tu alma volvió a la tierra para vengarse de él, si lo matas, volverás a morir, y acabarás en la nada.

Sally se alejó de la ventana y en una increible velocidad se puso frente a Mothman golpeándolo en el abdomen, empujándolo, Mothman dijo en una voz baja.

- Por favor, escúchame.

Sally miró a Mothman con una sonrisa sádica y se giró y volvió hacia la ventana, a un paso lento, un rayo cayó frente a Sally, haciendo que varios ordenadores de la sala saltaran hacia las paredes, uno de ellos saltó hacia Johnny, le golpeó en la cabeza y aunque este se pudo agarrar al ordenador, quedó unicamente colgado de el, los cables sostenían su ordenador.

Otro de los ordenadores cayó frente a Sally, que vio de reojo su reflejo, al verlo, esta se impresionó, y fue hacia la ventana corriendo, para verse reflejada en el espejo, conforme se iba dando cuenta de su aspecto, mas volvía a la normalidad, su herida dejó de sangrar, su piel perdió palidez, sus ojos volvieron a tener un hermoso tono verde... Se quitó la cazadora rosa oscuro y se acercó asustada hacia Mothman, quien la acogió, ella se sentía débil y herida, y Mothman la ayudó.

Cuando iban a salir por la puerta, Sally dijo:

- ¡Espera! Si el muere...

- Yo te he dicho que no tienes que matarlo, no pasa nada si no quieres salvarlo.

Mothman agarró de la cintura a Sally y abriendo las alar, echó a volar por otra ventana y comenzaron a ir al bosque. Mientras tanto, en las oficinas de UncleJohnny, Johnny había logrado escalar el cable del ordenador y consiguió volver al piso en el que estaba, sin embargo, de nuevo, supo que volvería a sufrir.

Un ser alto, totalmente blanco, sin rostro y con traje negro y corbata roja sacó 4 tentáculos de su espalda. Johnny se alejó inconscientemente y volvió a tropezar quedándo colgado del ordenador de nuevo, Slenderman, se asomó para ver a Johnny y agarró el ordenador, lo subió a la altura del suelo y entonces, lo soltó, la presión hizo que los cables cedieran y, mientras un grito de lamento resonaba, la gravedad hacía su trabajo, matándo con la caida al pedófilo y asesino de Sally, entre otras muchas niñas.

Un nuevo comienzoEditar

Un camión estaba frente a la "casa" de Sally, el coche de policía de Anthony llegó y vio la mudanza, este se asomó y vio a Sally cargando una caja en el camión, este se acercó y preguntó.

- ¿Te vas a mudar?

- Si, mi padre ha encontrado un trabajo mejor en otra ciudad.

- Una pena, en fín, te traigo esto.- Anthony sacó un reloj de color magenta y se lo dio a Sally.

- Ya no tendrás que preocuparte de no saber la hora.

- Vaya, gracias.

- Adios Sally.

- Adios Anthony.

Sally montó en el camión y este arrancó alejándose para finalmente llegar a una gran casa de madera situada en el bosque de Oakville, es bosque de Oakwood.

Notas del AutorEditar

Johnny ha estado a punto de morir desmembrado por Slender en lugar de caer al vacío.

En mi universo, Sally utiliza el apellido Williams como tapadera, siendo su real Rogers, esto es porque he leido versiones de sally en las que es Rogers y es Williams, y ya que Hoodie y Nina comparten apellido por azar, no quiero que otro mas también.

El Boticario/The Apothecary era quien conducía el camión, dato curioso.

"El Ente en Blanco y Negro" iba a aparecer y pelear con Mothman, pero he preferido guardar el misterio de quien es, aunque es un poco obvio.

Johnny es un personaje que 100% seguro no volverá, pues no me parece un villano que lo merezca, siendo que hay mejores.

Si mis creepypastas fueran una película, Mothman, o al menos su voz, debería ser interpretada por Morgan Freeman.

Esta versión demoniaca-satánica de Sally podría igualar una batalla contra el Operador, o incluso contra Slenderman.

Me basé en dos escenas de películas para hacer algunos diálogos entre Sally y Mothman: Uno es el diálogo de Steve Rogers y Tony Stark en Age of Ultron: "Cada vez que alguien intenta ganar la guerra antes de que empiece mueren inocentes" y la otra son las últimas palabras de Bruce Wayne a Ra's Al Gul: "No voy a matarte, pero no tengo porque salvarte".

Al mirar a la ventana está lloviendo y hay niebla, gracias a Stephen King, no creo que descanse correctamente.

.

- No, por favor no, se que maté a ese tío pero, solo quería robarle, yo no quería matarle, fue mi compañero, yo tenía la pistola en la mano, me golpeó y yo sin querer apreté el gatillo, lo juro, no era mi intención hacerle daño a ese hombre, necesitaba el dinero y, estaba asustado.- El hombre se pone de rodillas y empieza a llorar.- Yo, no quería, no quería apretar el gatillo, mi amigo me asustó y yo...

Un golpe con la culata de una pistola dejó inonsciente al hombre, el hombre encapuchado que así lo había dejado guardó su par de pistolas gemelas y cogió el móvil del hombre, marcó el número de la policía, no les contestó, pero dejó el móvil junto al hombre, para que la policía lo encontrase.

Con una agilidad tremenda, escaló los edificios del callejón en el que se encontraba y llegó al tejado, donde su traje, que parecía sacado de un videojuego de Batman, se pudo ver claramente.

Entonces, una nube de gas azul formó a Viktor Vendetta frente al encapuchado, quien dijo:

- Hola esto... Tyler, ¿Verdad?