FANDOM


Marco y Juan iban caminando por un barrio que tenía mala pinta ya que solo vivían vagos, ebrios y drogadictos. Ya que eran las 12:00 pm, estaban apurados por llegar a sus casas ya que temían que los asalten, en eso se les aparece un vago de cara arrugada y una gran cicatriz en el cuello, Marco y Juan asustados trataron de alejarse, pero el vago les dijo algo interesante y estos curiosos decidieron escucharlo.

El vago con una voz extraña les pregunta: ¿Quieren ver el rostro de Satanás? y Marco que era más curioso le dijo que sí. Juan le dijo a Marco que se deje de estupideces ya que ese vago de seguro se metía drogas y hablaba pura mierda, Marco muy curioso le preguntó al vago que como podía hacer eso, el vago le respondió que lo que debía hacer era encerrarse en el baño el solo y que empañara su espejo con vapor y cuando esté totalmente empañado debía escribir su nombre al revés y hacerse un pequeño corte en la palma de la mano, debía escurrir un poco de su sangre y echar unas gotas al espejo y darle la espalda, que serrara los ojos y que repitiera 3 beses su nombre al revés y por ultimo decir ¨Satanás refléjate en este espejo que deseo verte¨ y girar rápidamente hacia a tras mirando fijamente el espejo, y así podrás verlo. Solo una cosa, advirtió el vago: debes tener valor o te arrepentirás de haberlo hecho.

Dicho esto Marco le dijo a Juan si podía quedarse en su casa ya que supuestamente lo que le había dicho el vago lo avía asustado. Juan aceptó y se largaron rápidamente de ese lugar.

Cuando Marco y Juan llegaron a la casa, Juan que estaba muy cansado se echó en su cama e inmediatamente se durmió. Marco curioso por lo que le había dicho el vago se encerró en el baño y siguió todos los pasos mencionados por el vago, aunque Marco no obedeció la regla principal que era tener valor, este sujeto era un cobarde.

Marco inicio el ritual, empaño el espejo, escribió su nombre al revés, se cortó la mano, le dio la espalda al espejo y repitió las palabras que le menciono el vago y entonces volteo rápidamente y lo que vio fue algo indescriptible, un rostro horrible con una sonrisa macabra y una mirada asquerosa.


Lo único que se escucho fueron los desgarradores gritos de Marco, Juan despertó de golpe y llamo a Marco pero este no respondía, noto que la luz del baño estaba encendida intento abrir la puerta pero no pudo estaba asegurada desde adentro, así que llamo a la policía, y cuando estos llegaron preguntaron qué había pasado y este dijo que había escuchado los gritos de Marco, los policías forzaron la puerta y lo que encontraron fue algo horripilante, el cuerpo de Marco en el suelo bañado en sangre, destrozado y sin rostro.