FANDOM


Nota de autor: Antes de empezar, me gustaría decirles que este creppypasta es propio, osea que yo lo invente, por lo que si buscan en internet "Sesilu" tal vez encuentren mi creppypasta, pero bueno. Comencemos. Sesilu, mi yo al revés:

Era un día tranquilo, yo estaba con mi hermana menor y mi hermano mayor, viendo la TV, puesto que no teníamos nada que hacer, a mi hermano mayor le encantaban esas cosas de brujería, mientras que a mi hermana menor le daban mucho miedo, a mí me daba igual, solo era feliz de la vida.

Un día, mi hermano que estaba vagando por internet, encontró un ritual en el que podías invocar a tu yo al revés, es decir, tu contraparte, mi hermano quería hacerlo, para encontrar a su yo al revés, cosa que había intentado por mucho tiempo, comenzó a reunir los materiales necesarios, y nos dijo cuáles serían los resultados.

Dijo que como mi hermana era miedosa a ese tipo de cosas, a su contraparte no le daría miedo, dijo que como yo era muy feliz y alegre, mi contraparte sería triste y solitaria, y que como a él le gusta la brujería, a su contraparte no le gustaría.

Cuando reunió todos los materiales, empezó a hacer el ritual, por lo general, mis padres no se lo habrían permitido, pero como esa noche salieron fuera a una boda solo para adultos, nos dejaron solos en casa, al empezar el ritual, mi hermano nos dijo a mi hermana y a mí que nos concentráramos lo más que pudiéramos, porque si no, no funcionaria.

Nos tomamos 10 minutos de silencio absoluto para concentrarnos al máximo, desde ese punto no recordé lo que mi hermano había dicho para comenzar el ritual, porque tenía la mente en blanco, pero esa parte no era la importante, la parte importante era la que estaba por venir.

Desde ese momento empecé a recordar otra vez, vi que estábamos encerrados los 3 en un círculo totalmente rojo, que luego cambio de rojo a azul, después a amarillo, y finalmente, a negro, mi hermana estaba aterrorizada, igual que yo, pero mi hermano estaba encantado.

Finalmente... Nuestras contrapartes, llegaron.

Empecé a observarlos para ver cómo eran, la contraparte de mi hermana era igualita a ella, solo que tenía algunas manchas de sangre y, en vez de un conejo de peluche, traía un oso pequeño de verdad, pero muerto, era igualita a como mi hermano lo había dicho, no le daba ni un poquito de miedo la brujería, la contraparte de mi hermano parecía una sombra, a él no le gustaba la brujería y prefería hacer otras cosas.

Finalmente, fue mi contraparte la que llego.

Se llamaba Sesilu, como mi nombre al revés, Ulises ----> Sesilu, el lloraba algo negro, solo que en un ojo, lloraba para abajo, y en otro parecía que lloraba hacia arriba, mi hermano estaba encantado de que el ritual saliera, pero a los pocos días, yo me arrepentí de hacerlo.