FANDOM


Luisa era una niña de unos 12 años, amante de los videojuegos y el anime, pero una tarde normal como cualquier otra cambiara su vida para siempre.

Era una tarde normal, Luisa estaba en la PC leyendo un manga, como solía hacer, luego de leer su manga decidió leer algo más, pero esta vez quería algo diferente, así que decidió buscar algún creepypasta, encontró varios, pero hubo uno entro todos ellos que le llamo la atención, se llamaba Silent Hil, La Ciudad de las Pesadillas.

Luisa abrió el link de la página, y directamente se le inicio una descarga, que era de un archivo bastante pesado, pero Luisa dominada por la intriga decidió esperar

Luego de varias horas la descarga se completó, Luisa fue a sus archivos para poder ver el tan esperado creepypasta, pero Luisa no tenía ni la menor idea de lo que estaba a punto de ver.

Era una archivo .rar, lo empezó a descomprimirlo, luego de terminar de descomprimirlo, la pantalla se puso en negro y de la nada apareció un título; Silent Hill’s Nigthmares

Justo luego de ver eso, Luisa no tuvo tiempo de reaccionar, cuando de repente sintió un golpe muy fuerte en la nuca, y desde allí no vio más que su vista desvaneciéndose.

Luego, Luisa despertó tirada en una calle, había mucha niebla, y no se veía a nadie, parecía desolada. Luisa esteba desorientada, se sentía adolorida en la mayoría del cuerpo, como si la hubiesen golpeado en todo el cuerpo, se paró lentamente e intento caminar, no sabía dónde estaba ni adonde ir, solo siguió la única calle que había, adentrándose en la densa niebla en la que la visión era casi nula. Luego de caminar unos minutos vio a lo lejos un pequeño complejo de casas, al cual se dirigió rápidamente, con la esperanza de que hubiera gente, pero una vez adentrada en el complejo no habría salida, Luisa empezó un viaje a través de sus peores pesadillas, al ignorar el cartel tapado por la niebla que decía: “Welcome to Silent Hill”

 

 

 

Sh the movie art 01-e1289478218584
Luisa intento buscar señales de vida a través del complejo, pero no encontró nada más que la fría niebla que acariciaba su mejilla, intento entrar en las casas, pero no había nada, luego de revisar varias casas vio a los lejos las luces de un auto encendidas, así que corrió rápidamente a él, pero no encontró nada más aterrador que su padre muerto en ese auto, Luisa quedo perpleja al ver esto, pero esto solo era la punta del iceberg.

Corrió lo más rápido posible, alejándose del lugar, luego entro en una de las casa, y vio una fogata con una silla mecedora al frente, con alguien en ella. Ella se acercó lentamente a él y lo toco, ella no pudo ni reaccionar, se le fue la voz al ver la cara de su abuelo quemada, Luisa no pudo con eso que vio, así que termino en el suelo desmayándose.

Cuando despertó esteba en un sótano oscuro, no se veía nada más que la luz de la luna entrar por la ventana, intento ver que había a su alrededor, encontró una linterna, y noto que estaba muy malherida, tenía moretones, cortadas, rasguños, toda clase de cosas horribles, pero no podía quedarse parada, tenía que encontrar una salida, empezó a explorar el sótano, y vio una pequeña casa, la de un perro. Decía Jake al frente, intento ver si había alguien adentro, y metió los brazos, cuando los saco tenía a un pequeño Beagle en los brazos, pero apenas levantarlo el perro empezó a echar espuma por la boca, y le dio un ataque de rabia, Luisa lo soltó, pero apenas tocar el suelo, el perro murió. Luisa reventó en llanto, las cosas  que le sucedían a su alrededor eran los peores recuerdos de su vida, solo que ella no se daba cuenta, hasta que empezó a relacionar todo lo que sucedía, su padre murió en un accidente de tránsito, su abuelo era un bombero que murió en un incendio por la explosión de un bombona de gas, y su pequeño perro llamado Jake, murió hace tres años por un ataque de rabia.

Luisa ya no podía más, tenía que salir de allí, pero temía que el peor de sus recuerdos pasara, la muerte de su pequeña hermana. Luisa intento salir por la pequeña ventana que había en el techo del sótano, lo logro, pero estaba a punto de sentir el peor miedo de todos. Luisa escucho una pequeña voz a lo lejos, le gritaba “Luisa, Luisa, ayúdame!!” Luisa pensó que podía ser su hermana, pero Luisa no recordó que nada de lo que sucede aquí es real. Luisa termino de ir a donde estaba la voz, y cuando llego se encontró con su hermana clavada en la valla que separaba una casa de otra. Luisa no pudo con eso, exploto en llanto al ver a su hermana, luego ella le dijo:

-“No me pudiste ayudar, eres la peor”- Luisa no podía responder, estaba ahogándose en su llanto, luego las palabras du su hermana estaban gritándole en sus oídos, hasta que Luisa no lo soporto y soltó un fuerte y agudo grito, luego de eso sus ojos se cerraron, y Luisa cayó al piso.

Cuando Luisa se despertó estaba en una calle y vio que todo había sido un sueño, una advertencia para que no cruzara el cartel que tenía adelante, el cual decía “Welcome to Silent Hill”