FANDOM


Me llamo Alan, tengo 16 años...Te voy a contar mi historia, de cómo es que vivo atrapado en mi mente.

Toda esta mierda empezó desde que nos mudamos a esa casa, ya sabes, estaba en un lugar relativamente normal donde nunca pasaría nada. Creo que esa casa...seria la excepción a la regla.

Un buen día, mis padres quedaron invitados a una boda, y me dijeron que tendría que quedarme solo, yo estaba muy emocionado, ya que podía cenar pizza y hablar con mi mejor amigo por Skype.

Ya había pasado un buen rato desde que se fueron, estaba hablando con mi amigo, cuando escuche un ruido que venía de la puerta principal, fui a ver, pensando que era la pizza, pero en vez de eso, encontré un pequeño paquete que tenía una nota escrita en otro idioma, no entendí nada asi que me lleve el paquete a mi cuarto.

Al abrirlo encontré varias muñecas, tenían las sonrisas cortadas, los cuencos de los ojos vacíos y en las cabezas tenían partes de distintas muñecas, estaban unidas con grapas.

¿¡Que clase de loco haría algo asi!?

Ok, al ver esto me espante, pero no termino aun...Resulta que observando a detalle, encontré un mp3 con auriculares negros, ¿Qué podría tener? ¿tal vez una explicación o algo asi? no había modo de saberlo. Trague saliva y me puse a escuchar, casi inmediatamente me desmaye, soñé que esas malditas muñecas me perseguían en...una especie de parque de diversiones o circo...todo estaba viejo y oxidado en ese horrible lugar, recuerdo que mientras escapaba, me tropecé con algo y las muñecas me alcanzaron…sacaron unos cuchillos y comenzaron a apuñalarme por todas partes ¡las hijas de puta se reían como psicópatas!…y de fondo, oía una tonada tétrica.

Y ¿sabes cuál fue la cereza del pastel? ¡EL MALDITO SUEÑO SE SENTIA TAN REAL COMO LAS PALABRAS QUE AHORA LEES!

Cuando por fin desperté, me encontraba en la camilla de un hospital, creí que todo había terminado, que solo me había desmayado por el susto y nada más, pero eso solo fue el comienzo.

Me dijeron que un sujeto entro a mi casa, que me había golpeado y torturado...Decían que tenía suerte de haber sobrevivido, pero yo creo que no...ahora me he vuelto loco. Todos los días veo a las mismas muñecas, no me dejan en paz, vivo con miedo, maldita sea, estoy a punto de suicidarme...

Lo peor de todo es...todas las noches, sueño con un hombre encapuchado, lleva un martillo y destornillador, en vez de cara tiene UNA PUTA SONRISA, no tiene ojos y siempre me dice entre risas:

¿todavía crees que esto es un sueño?