FANDOM


Solo es un dibujo

¿Nunca has sentido un aliento en el cuello? Una presencia a tu alrededor… o más de una? Una sensación de soledad aún estando en una plaza con gente alrededor…sensación que desaparece…al ver niños hamacarse y te tomas la mano con la persona que amas… Si te ha pasado puede que sea más complicado de lo que parece.

Pasó un largo tiempo hasta que lo noté… dieciséis años. Estoy viviendo en mi tercera casa, esta es la tercera mudanza y me siento muy cómoda aquí… me la paso escribiendo o dibujando, sin embargo muchas veces me he levantado y mis cosas estaban en otro lugar… enojada devolví todos mis dibujos y demás a la carpeta, mi madre como siempre se quejaba de tener que limpiar tanto, la cantidad de polvo en la casa era demasiada para un lugar en el cual sólo viven dos personas y un perro, igual intenté no darle importancia… después de todo, era raro que yo limpiara la casa.

De vez en cuando estando en mi computadora con los auriculares puestos escuchaba sonidos a mi alrededor… pero al quitármelos no oía nada… me recordaba cuando en mi casa anterior, de niña vi una mujer de cabello largo y negro cocinando… llevando la cena a alguien, solamente fue por un parpadeo; aun así es diferente… en ese momento sentí frío… pero ahora lo que siento es calidez… mucha calidez en el hogar. Me quedé pensando mucho en eso, algo asustada…de pronto me sobresalté cuando aún escuchando a un volumen muy considerable oí algo caer.

Era como una radio o una televisión… algo más o menos grande y con un sonido a quebrarse, me levanté y fui hacia la cocina mientras mi perro le ladraba al suelo… pero no había nada… por alguna extraña razón no me dio miedo…Unos meses más tarde en medio de una fuerte tormenta se cortó la luz, y yo me senté en el sillón mientras mi madre iría a buscar velas y mi perro le perseguía, esperé cantando… y luego sentí un ruido y un hundimiento a mi lado… como si alguien se hubiera sentado… sentí una energía cálida… y por curiosidad y un poco de molestia le dije… “vete de mi lado” y sentí como si esa presencia se parara y se fuera corriendo, escuché sus pasos irse y un grito hueco que pareciera venir de otro mundo… fue algo muy extraño…

En casa no tenemos espejos… mi madre les teme… pero yo tengo dos espejos de bolsillo y uno un poco más grande. Nunca he visto algo extraño… solía tener algunos muy grandes pero por alguna razón siempre se rompen, no me compraría otro para perder dinero en vano.  Una tarde estaba tranquila escuchando música y esta pareciera entrecortarse, como si se estuviera mezclando con otra melodía, sin dudarlo más pensé que se interpuso la señal de la radio… pero me vi obligada a irme de casa y salir ya que sentí un líquido frío caer en mi rostro y mi espalda, como si me salpicaran con agua… aún así, más tarde volví, y al día siguiente la sensación cálida había desaparecido… fue un largo tiempo hasta que una noche volví a sentirla… un aliento a mi lado… me giré hacia aquel lado y dormí con una sonrisa.

No puedo mentir… siempre me han gustado las cosas macabras... deseé en convertirme en esos personajes eternos…extraños, esos asesinos… o tan sólo seres que observan a la gente sin que puedan verlos… sólo sienten aquella presencia… Me sorprendía que muchas cosas de las cuales escribía en mis historias sucedían, era algo fantástico… en invierno del año pasado una peste y una ola polar atacó mi ciudad… más una extraña enfermedad de la cual nadie sabía… Mi madre, mi novio y yo… junto a una niña sobrevivimos a esto, o eso es lo que yo pensé… la ciudad en la que paseamos… la casa en la que vivo… hace meses fueron abandonadas… fueron reconstruidas luego de una catástrofe. Tardé en enterarme…

Tanto mi madre, como esa niña… como yo… como mi novio… y esos niños que se hamacan en la plaza por la noche ya no estamos vivos. Nos encontramos en una franja que divide el mundo de los vivos y el de los muertos… seguimos creciendo, viviendo una vida normal, hasta que llegue nuestro momento de marchar. Sabía que algo era diferente, algo había cambiado… ¿Por qué nosotros… justamente nosotros, viviendo bajo tales riesgos? Al final… me convertí en eso que deseaba… ni humana ni fantasma… me encuentro aquí… Y en todas partes… no puedo verte… pero te aseguro que sé cuándo te encuentras cerca mío… y puedo observarte… ¿Podrías sentirme? ¿Podrías verme?… ¿te daría miedo? O es que tal vez… tú, como yo, ¿perdiste parte de tu memoria y te encuentras en medio de la nada vagando… hasta que sea hora de tu muerte?

Tranquilo… o tal vez tranquila… no te haría daño… tan solo me gusta observarte y entrar en tus sueños… de esta forma lograrías ver lo que he visto… lo que viví… lo que veo… lo que vivo… lo que acecho… Me gustan los espejos… me gusta verme… ver mi nuevo rostro, mi nuevo ser… mira con atención a tu lado en el reflejo del espejo cuando sientas ese aliento helado… ¿no te parezco hermosa? Dime… ¿no quisieras parecerte a mí? te dolerá… pero no te preocupes… no recordarás nada.

Por cierto… espero que te guste mi pintura…

Palabras escritas detrás de un dibujo enmarcado encontrado a un lado del cadáver, no hay marcas de sangre ni de lucha, tan solo este chico con su rostro cortado como una gran sonrisa y un vidrio de espejo en su mano, se podría tratar de un suicidio por un supersticiosos ya que su familia estaba sana y se la encuentra inocente, el dibujo se volvió a colgar, al parecer era parte de la casa y la familia no quería deshacerse de él, pues este chico ya había demostrado señales de intentos de suicidio antes, lo más seguro es que esas palabras las haya escrito él mismo, fueron retiradas del dibujo e investigadas… pero al intentar comunicarse con la familia parecieron haberse mudado… aunque nadie los ha visto salir de allí, los vecinos dicen haber escuchado gritos y comentarios de que la pareja solía ver a su hijo observándolos a un lado del espejo.