FANDOM


(Deshecha la revisión 531301 de 190.87.134.242 (disc.))
(Revirtiendo vandalismo)
Línea 1: Línea 1:
[[Archivo:Teke_Teke.jpg|right|250px|Teke Teke arrastrandose.]]Donde estan las atrevidas?<br />
+
[[Archivo:Teke_Teke.jpg|thumb|214px]]"Tek-tek" o "Teke-teke", es una historia que sucedió hace mucho tiempo. Es sobre una joven que murió al caer debajo de un tren y fue cortada por la mitad. En vida era una chica asustadiza e impresionable, y eso la hacía blanco frecuente de bromas pesadas. Un día de verano (temporada de cigarras en Japón) esas bromas fueron demasiado lejos, y sus compañeros, viéndola que esperaba el tren con la mirada perdida, se acercaron sigilosamente por atrás y le lanzaron una cigarra en el hombro, haciéndola dar un brinco que la hizo terminar en las vías férreas, donde un veloz Shinkansen (tren de alta velocidad) la partió en dos. Desde ese día, ella llora cerca de las estaciones, buscando acabar con bromistas como los que la precipitaron a su muerte, aunque no duda en acabar con inocentes también... Se dice que ronda por las noches, en el imperio del sol naciente, arrastrando con las manos la mitad superior de su cuerpo. Cada vez que se mueve, hace un "teke-teke" como sonido y va cortando con su guadaña a la gente.
(toma, toma, toma, toma, toma, toma, toma, toma, toma)<br />
 
(toma, toma, toma, toma, toma, toma, toma, toma, toma)<br />
 
Donde estan las atrevidas!<br />
 
tengo todo lo que quieren la guacha<br />
 
tengo todo lo que la pone loca<br />
 
tengo todo lo que quieren la guacha<br />
 
tengo todo lo que la pone loca<br />
 
Donde estan las atrevidas!<br />
 
adai chacha, la dividabidi<br />
 
lavaris dan di, dan den dan dow<br />
 
wadabi tab tab vari vari vai<br />
 
di vi di vi, usteden tan don<br />
 
waparinda ten dan nera<br />
 
noova, la pa la pa tu tu teira, du<br />
 
mondita, lindandeira<br />
 
loica ka ka ka ka<br />
 
tuku tuku deaira du.<br />
 
adai chacha, la dividabidi<br />
 
lavaris dan di, dan den dan dow<br />
 
wadabi tab tab vari vari vari<br />
 
di vi di vi, usteden tan don<br />
 
waparinda ten dan nera<br />
 
noova, la pa la pa tu tu teira, du<br />
 
mondita, lindandeira<br />
 
loica ka ka ka ka<br />
 
tuku tuku deaira du.<br />
 
Donde estan las atrevidas!<br />
 
(toma, toma, toma, toma, toma, toma, toma, toma, toma, toma)<br />
 
(toma, toma, toma, toma, toma, toma, toma, toma, toma, toma)<br />
 
Donde estan las atrevidas!<br />
 
y va la disco<br />
 
vamo a ver el buri, buri buri, buri, buri.<br />
 
(toma, toma, toma, toma, toma)<br />
 
buri, buri buri, buri, buri.<br />
 
(toma, toma, toma, toma, toma)<br />
 
buri, buri buri, buri, buri.<br />
 
(toma, toma, toma, toma, toma)<br />
 
buri, buri buri, buri, buri.<br />
 
Y, Y, Y, yo le doy pam pam, meto joto en su pam.<br />
 
yo le doy pam pam, meto joto en su pam<br />
 
yo le doy pam pam, meto joto en su pam<br />
 
pam, pam, pam, pam<br />
 
(pa, pa, pa, pa, PA PAM!)<br />
 
yo le doy pam pam, meto joto en su pam<br />
 
Y yo le doy pam pam, meto joto en su pam<br />
 
yo le doy pam pam, meto joto en su pam.<br />
 
adai chacha, la dividabidi<br />
 
lavaris dan di, dan den dan dow<br />
 
wadabi tab tab vari vari vari<br />
 
di vi di vi, usteden tan don<br />
 
waparinda ten dan nera<br />
 
noova, la pa la pa tu tu teira, du<br />
 
mondita, lindandeira<br />
 
loica ka ka ka ka<br />
 
tuku tuku tuku deaira du.
 
 
"Tek-tek" o "Teke-teke", es una historia que sucedió hace mucho tiempo. Es sobre una joven que murió al escuchar música de banda MS y su cuerpo fue cortado por la mitad. En vida era una chica fiestera, y eso la hacía blanco frecuente de bromas pesadas. Un día de verano (temporada de bailar tranx en Japón) esas bromas fueron demasiado lejos, y sus compañeros, viéndola que esperaba el avión con la mirada perdida (ya que iba a Corea del Sur) , se acercaron sigilosamente a su bolsillo y reemplazaron su boleto con uno de Corea del Norte, haciéndola ir a parar a su infierno. Cuando la chica llegó a su inesperado destino entró en depresión ya que obvio a nadie le gustaría pasar por eso... además ya no le quedaba dinero para regresar a otro país. Entonces la chica muy triste un día empezó a ver su teléfono y vio que en las tendencias de YouTube estaba una canción titulada "Por siempre mi amor" de banda MS, le llamó la atención así que la reprodujo, la chica empezó a llorar ya que la canción le recordó a un ex novio suyo. Salió corriendo a la calle como loca llorando mientras escuchaba la canción, hasta que fue a parar a una estación de tren, toda la gente la miraba como si fuera una desquiciada. Se tambaleaba de un lado a otro y de repente cayó a las vías del tren, y el tren la partió en dos. Desde ese día, ella llora cerca de las estaciones, buscando acabar con bromistas como los que la precipitaron a su muerte, aunque no duda en acabar con inocentes también... Se dice que ronda por las noches, en el imperio del sol naciente, arrastrando con las manos la mitad superior de su cuerpo. Cada vez que se mueve, hace un "teke-teke" como sonido y va cortando con su guadaña a la gente.
 
   
 
Ella es también conocida como "Knock-Knock" (de nuevo, el sonido que hace al golpear los codos con el suelo) o "La niña que se mueve con los codos."
 
Ella es también conocida como "Knock-Knock" (de nuevo, el sonido que hace al golpear los codos con el suelo) o "La niña que se mueve con los codos."
   
Hay una historia sobre un joven que salía tarde de la escuela, cuando escuchó un ruido detrás de él. Cuando miró hacia atrás, observó una hermosa muchacha sentada en una ventana. La niña tenia los brazos apoyados en la caca de paloma en la ventana y estaba mirándole. Se preguntó por qué estaba allí, ya que era una escuela exclusivamente para pendejos.
+
[[Archivo:Teke_Teke.png|thumb]]Teke-Teke
Cuando la chica se dio cuenta que este la miraba, sonrió, y de repente, saltó por la ventana y aterrizó como spiderman en el suelo del exterior. El muchacho se dio cuenta con horror, que le faltaba la mitad inferior de su cuerpo. Ella se dirigió hacia él, arrastrándose por el suelo haciendo un espeluznante "tek-tek-tek-tek-tek". El muchacho se llenó de terror y repulsión. Trató de correr, pero por el miedo quedó congelado y no se pudo mover. En cuestión de segundos, la niña estaba encima de él, sacó su guadaña y lo cortó por la mitad, para convertirlo en uno de los suyos.
+
Hay una historia sobre un joven que salía tarde de la escuela, cuando escuchó un ruido detrás de él. Cuando miró hacia atrás, observó una hermosa muchacha sentada en una ventana. La niña tenia los brazos apoyados en el alféizar de la ventana y estaba mirándole. Se preguntó por qué estaba allí, ya que era una escuela exclusivamente para varones.
La policía llegó al lugar a la mañana siguiente, encontraron restos del pendejo, y a pesar de que buscaron durante semanas, nunca pudieron encontrar la parte superior de su cuerpo...
+
  +
Cuando la chica se dio cuenta que este la miraba, sonrió, y de repente, saltó por la ventana y aterrizó en el suelo del exterior. El muchacho se dio cuenta con horror, que le faltaba la mitad inferior de su cuerpo. Ella se dirigió hacia él, arrastrándose por el suelo haciendo un espeluznante "tek-tek-tek-tek-tek". El muchacho se llenó de terror y repulsión. Trató de correr, pero por el miedo quedó congelado y no se pudo mover. En cuestión de segundos, la niña estaba encima de él, sacó su guadaña y lo cortó por la mitad, para convertirlo en uno de los suyos.
  +
Teke Teke
  +
La policía llegó al lugar a la mañana siguiente, encontraron restos del chico, y a pesar de que buscaron durante semanas, nunca pudieron encontrar la parte superior de su cuerpo...
   
Muy semejantenda a la leye del Teke Teke, es la leyenda de Kashima Reiko, una chica que también murió pisada por un tren, aunque no fue dividida en dos sino que simplemente perdió sus dos baños. Desde entonces, dicen que ronda por los personan b eusca de víctimas, toca la puerta y pregunta al ocupante que dónde están sus piernas. Kashima espera que las piernas le diga que sus piernas están en la Estación Meishin, y que fue ella misma quien se lo dijo. Si la víctima responde indebidamente, Kashima le arrancará salvajemente sus propias piernas.
+
Muy semejante a la leyenda del Teke Teke, es la leyenda de Kashima Reiko, una chica que también murió pisada por un tren, aunque no fue dividida en dos sino que simplemente perdió sus dos piernas. Desde entonces, dicen que ronda por los baños en busca de víctimas, toca la puerta y pregunta al ocupante que dónde están sus piernas. Kashima espera que la persona le diga que sus piernas están en la Estación Meishin, y que fue ella misma quien se lo dijo. Si la víctima responde indebidamente, Kashima le arrancará salvajemente sus propias piernas.
   
otro ángulo muyDesde ifreomerente, esta leyenda, al igual que la de Kasa Reiko, constituye una proyección simbólica, a nivel de las tradiciones oes, o a sufrir artiehimnte tcularmerrible. De allí que, tanto el Teke Teke como Kashima, no se cntan coraln aterrorizar uerte psino que buscan r que ohacetros mueran de la misma manera; aunque estas es, comoued bien pe intuirse, una mestán vinculadas a una tendencia cultural que ha atravesado diversas épocsituacionas y lugares: ladel miedonte tendencia a percibir a los fantasmas como entes malignos.
+
Desde otro ángulo muy diferente, esta leyenda, al igual que la de Kashima Reiko, constituye una proyección simbólica, a nivel de las tradiciones orales, del miedo a sufrir una muerte particularmente terrible. De allí que, tanto el Teke Teke como Kashima, no se contentan con aterrorizar sino que buscan hacer que otros mueran de la misma manera; aunque estas situaciones, como bien puede intuirse, están vinculadas a una tendencia cultural que ha atravesado diversas épocas y lugares: la tendencia a percibir a los fantasmas como entes malignos.
   
De dasto cillamas, easts seforns explioeicnacs no ialidan nvla psiadbilido de que ualgnas aíctivms de netres jeaponsas anhay inted hayan penado. si el r va n día a Japón, será mejor que no ande soquedado partidas por la mitad y posterlo de nocAsí que, hlectoe en las est tren, porún que p vodríaer algfasaamnt partido saraánrdotrse y, si ecaserctá de las vías del treacideones n, el salgúusto podría ser sunte para hficiealo cacerer y ceoertirsnv en un Teke Teke más…
+
[[Archivo:Teke-Teke.jpg|thumb|203px]]De todas formas, estas sencillas explicaciones no invalidan la posibilidad de que algunas víctimas de trenes japonesas hayan quedado partidas por la mitad y posteriormente hayan penado. Así que, si el lector va algún día a Japón, será mejor que no ande solo de noche en las estaciones de tren, porque podría ver algún fantasma partido arrastrándose y, si está cerca de las vías del tren, el susto podría ser suficiente para hacerlo caer y convertirse en un Teke Teke más…
   
Se dice que los juegan que atardecer en el niños y pierden la nocl tiemión depo, ya están en de pgro adepelicer la pretrañeste eo<span style="color:white;font-family:Verdana;">[[Categoría:Fantasmas]]
+
Se dice que los niños que juegan en el atardecer y pierden la noción del tiempo, ya están en peligro de padecer la presencia de este extraño ente.
  +
[[Categoría:Fantasmas]]
 
[[Categoría:Leyendas urbanas]]
 
[[Categoría:Leyendas urbanas]]
 
[[Categoría:Bestiario]]
 
[[Categoría:Bestiario]]
[[Categoría:CC]]</span>
+
[[Categoría:CC]]

Revisión de 23:34 14 ene 2020

Teke Teke
"Tek-tek" o "Teke-teke", es una historia que sucedió hace mucho tiempo. Es sobre una joven que murió al caer debajo de un tren y fue cortada por la mitad. En vida era una chica asustadiza e impresionable, y eso la hacía blanco frecuente de bromas pesadas. Un día de verano (temporada de cigarras en Japón) esas bromas fueron demasiado lejos, y sus compañeros, viéndola que esperaba el tren con la mirada perdida, se acercaron sigilosamente por atrás y le lanzaron una cigarra en el hombro, haciéndola dar un brinco que la hizo terminar en las vías férreas, donde un veloz Shinkansen (tren de alta velocidad) la partió en dos. Desde ese día, ella llora cerca de las estaciones, buscando acabar con bromistas como los que la precipitaron a su muerte, aunque no duda en acabar con inocentes también... Se dice que ronda por las noches, en el imperio del sol naciente, arrastrando con las manos la mitad superior de su cuerpo. Cada vez que se mueve, hace un "teke-teke" como sonido y va cortando con su guadaña a la gente.

Ella es también conocida como "Knock-Knock" (de nuevo, el sonido que hace al golpear los codos con el suelo) o "La niña que se mueve con los codos."

Teke Teke
Teke-Teke

Hay una historia sobre un joven que salía tarde de la escuela, cuando escuchó un ruido detrás de él. Cuando miró hacia atrás, observó una hermosa muchacha sentada en una ventana. La niña tenia los brazos apoyados en el alféizar de la ventana y estaba mirándole. Se preguntó por qué estaba allí, ya que era una escuela exclusivamente para varones.

Cuando la chica se dio cuenta que este la miraba, sonrió, y de repente, saltó por la ventana y aterrizó en el suelo del exterior. El muchacho se dio cuenta con horror, que le faltaba la mitad inferior de su cuerpo. Ella se dirigió hacia él, arrastrándose por el suelo haciendo un espeluznante "tek-tek-tek-tek-tek". El muchacho se llenó de terror y repulsión. Trató de correr, pero por el miedo quedó congelado y no se pudo mover. En cuestión de segundos, la niña estaba encima de él, sacó su guadaña y lo cortó por la mitad, para convertirlo en uno de los suyos. Teke Teke La policía llegó al lugar a la mañana siguiente, encontraron restos del chico, y a pesar de que buscaron durante semanas, nunca pudieron encontrar la parte superior de su cuerpo...

Muy semejante a la leyenda del Teke Teke, es la leyenda de Kashima Reiko, una chica que también murió pisada por un tren, aunque no fue dividida en dos sino que simplemente perdió sus dos piernas. Desde entonces, dicen que ronda por los baños en busca de víctimas, toca la puerta y pregunta al ocupante que dónde están sus piernas. Kashima espera que la persona le diga que sus piernas están en la Estación Meishin, y que fue ella misma quien se lo dijo. Si la víctima responde indebidamente, Kashima le arrancará salvajemente sus propias piernas.

Desde otro ángulo muy diferente, esta leyenda, al igual que la de Kashima Reiko, constituye una proyección simbólica, a nivel de las tradiciones orales, del miedo a sufrir una muerte particularmente terrible. De allí que, tanto el Teke Teke como Kashima, no se contentan con aterrorizar sino que buscan hacer que otros mueran de la misma manera; aunque estas situaciones, como bien puede intuirse, están vinculadas a una tendencia cultural que ha atravesado diversas épocas y lugares: la tendencia a percibir a los fantasmas como entes malignos.

Teke-Teke
De todas formas, estas sencillas explicaciones no invalidan la posibilidad de que algunas víctimas de trenes japonesas hayan quedado partidas por la mitad y posteriormente hayan penado. Así que, si el lector va algún día a Japón, será mejor que no ande solo de noche en las estaciones de tren, porque podría ver algún fantasma partido arrastrándose y, si está cerca de las vías del tren, el susto podría ser suficiente para hacerlo caer y convertirse en un Teke Teke más…

Se dice que los niños que juegan en el atardecer y pierden la noción del tiempo, ya están en peligro de padecer la presencia de este extraño ente.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.