FANDOM


Lo que estás a punto de leer no es una historia común y corriente, puede que se te quiten las ganas de viajar de noche, quedas avisado [...]

1 de Nov. 2013

Después de ésa gran fiesta que todos conocemos (halloween,también conocido como la noche de las brujas o simplemente samhain) nos tocaba volver a casa, en un principio éramos 4 amigos, después pasemos a ser dos [...]

Mi novia tuvo suerte, muchísima suerte, pues pasó la noche en la casa de sus abuelos como ya he dicho tuvo mucha suerte.

El grupo era el siguiente, Paola, Miley, Annie y yo, mi pareja no era celosa al parecer confiaba demasiado en mí.

15:00 h.

Nos despedimos de nuestros amigos con mucha pena si por nosotros fuese, estaríamos todos los días de fiesta pero no puede ser [...] es curioso, la única que estaba alegre de irse era Paola nos montemos en el coche y como aquel que dice, nos pusimos rumbo a Los Ángeles.

16:00 h.

Annie fue mi copiloto, se quedó dormida enseguida normal, estaba agotada, yo también lo estaba pero tenía qué remedio tenía que conducir, no sé que me pasaba no podía apartar la mirada de su escote, Miley, íntima amiga de mi novia me miró con asco uno no es tonto sabía que yo no le caía bien.

20:00 h.

Annie se despertó, fue bonito en la manera que me sonrió jamás lo olvidaré al igual que tampoco olvidaré lo grosera y desconsiderada que fue Miley, tuve que detener el auto no para hablar con Miley sino porque Paola tenía que bajar y hacer una necesidad.

Nos bajemos e hicimos un breve descanso nos hacía falta respirar un poco de aire fresco, me acerqué a Miley con la intención de aclarar cualquier malentendido , me ignoró, se fue con Paola , Annie volvió a ser gentil conmigo, las mujeres necesitan ir de dos en dos al baño me dijo.

Abrí el maletero del auto y me senté a esperarlas, que demonios estaba pasando pasaron dos minutos, tres, cuatro [...] Pasó media hora y ni siquiera se había oído un solo grito una sola voz [...] pensemos que algo extraño estaba sucediendo algo grave cerré el maletero y fuimos a ver donde se habían metido.

21:00 h.

No había rastro de ellas por ningún sitio era como si la tierra se las hubiera tragado, Annie empezó a sufrir un ataque de pánico, no, miento, ¿ fue un ataque de ansiedad ? no lo sé, no sabría distinguir una cosa de otra en resumidas cuentas yo también lo estaba sufriendo. Cayó la noche y los pájaros dejaron de cantar fue algo aterrador, Annie encendió la linterna del celular yo mientras tanto las llamaba sin descanso, de repente escuchemos algo que nos puso los pelos de punta algo o alguien se movió entre los arbustos estaba tan oscuro que era imposible ver nada aquello de verdad fue .. ¿un gruñido? no, no, no y no, hora de correr.

21:30 h.

Mil gracias Dios, el coche no estaba tan lejos como yo pensaba no salimos de ahí durante horas, recuerdo que Annie, del susto estaba a punto de sufrir un infarto para evitar éso la abracé y la calmé diciéndole que saldríamos de ésa.

23:00 h.

Pensemos que ya todo había pasado pues no se oía ni el ruido de una rama, no llegué a poner un pie fuera del auto cuando volvimos a escuchar aquel gruñido infernal, le dije a Annie que se mantuviera dentro y que no saliese escuchase lo que escuchase, viese lo que viese, me dio su palabra y yo la creí.

Dejé las llaves puestas por si una emergencia.

Salí embravecido y cerré la puerta, dí la vuelta al auto como en las películas y como un guerrero anónimo me adentré en la profundidad del bosque. Todo estaba en silencio, ¿qué era éso? tal vez eran mis pasos, agudicé el oído y miré a mi izquierda luego a mi derecha y así repetidas veces escuché unos pasos que no eran los míos los escuchaba cada vez más cerca, y más cerca, y más cerca hasta que vi el brillo de los ojos de lo que parecía ser un gran felino tuve mucho miedo lo reconozco, ¿pasa algo por qué lo reconozca? [...]

Mi hora había llegado, lo sabía, aquel ´animal´ me hubiera destripado como un conejo de no ser por Annie, que llegó justo a tiempo, el coche iba a toda velocidad maldición manejaba mucho mejor que yo.

Dio un frenazo con el coche que por poco atropella a aquella cosa, gracias a las luces del auto pudimos ver qué era aquel ser no os lo podréis creer, era una mezcla entre un oso y un lobo solo que de un tamaño descomunal no pudimos ver mucho pero debía medir mínimo 6 metros. Me metí en el auto y cerré la puerta todo éso en cuestión de segundos, Annie aceleró antes de aquel monstruo despedazara mi preciado Audi con nosotros dentro, 40km/h..50..60 y hasta 140km/h alcanzó el coche pero aún no era suficiente el enorme monstruo iba como una bala Annie se puso tan nerviosa que dio un volantazo y nos caímos en picado por una ladera choquemos contra un árbol y la colisión fue pequeña [ironía] los airbags nos salvaron la vida, cristales rotos, puertas abolladas, sangre por todos lados ruedas pinchadas un milagro que quedáramos vivos.

A los pocos minutos salí afuera como pude, noté algún que otro hueso roto y sacado de su sitio también escupí una muela que tenía casi arrancada, miré a la luna esperando una respuesta , el monstruo siguió el olor del motor y ahí estaba a 20 metros de mí tan seguro estaba de ganarnos la batalla que empezó a caminar lento, muy lento.

Cuando se encontraba a escasos metros de mí gruñó, yo para no quedarme sin tímpanos me tapé los oídos con las manos, no sirvió para nada igualmente me quedé sordo, cerré los ojos supongo que por instinto y con mucha pena acepté mi destino, no puede ser verdad fueron mis últimas palabras a pesar del abrumador zumbido de oídos pude sentir fuertes disparos, ¿la policía había llegado? pensé , abrí los ojos y vi como un grupo de cazadores armados disparaban sin cesar contra el monstruo, éste no tardó en caer por fin la pesadilla se había terminado.

Cuando saqué a Annie del coche le pregunté si se encontraba bien, su respuesta fue graciosa [...]

Vaya víspera de todos los santos más movidita ¿eh? [...]