FANDOM


Mi hermano era muy problemático. Elevaba el volumen de la tele por las noches, siempre gritaba a mis padres, me quitaba cosas de mi habitación, e incluso me obligaba a hacer sus deberes. Yo me considero una buena persona, incluso demasiado buena, así que nunca podía negarme a hacerlos. De hecho, mi hermano y yo eramos totalmente lo contrario. Yo era el hijo correcto y educado, mientras que él era el rebelde y maleducado. No tenía futuro.

Su actitud dejó de ser la misma cuando empezamos a experimentar fenómenos paranormales en casa. Empezaron siendo cosas leves, como objetos moviéndose de lugar, o referencias satánicas escritas en libros en su estantería. Evidentemente no eran mis padres, así que me culpaba a mí, aunque yo le aseguraba que yo no era responsable. Luego se volvieron cosas más serias. Por ejemplo, espejos rompiéndose, arañas apareciendo en su cama, etc. No le encontrábamos explicación.

Todo terminó, cuando un día, al volver mis padres del trabajo, mientras yo estaba en la escuela, lo encontraron muerto en la bañera sin ojos y con un crucifijo clavado en su garganta. En la pared estaba escrita con su sangre la frase “dios no puede salvarte”. Intentamos encontrar una explicación, pero no encontramos nada. Todas las ventanas estaban cerradas desde dentro y la puerta estaba cerrada con llave sin forzar. Era imposible que hubiese entrado un intruso.

Mis padres eran creyentes, así que decidieron pedir ayuda a la iglesia, ya que la policía no parecía poder resolver el caso, y el cura les recomendó un espiritista. Cuando el espiritista entró en la casa inmediatamente clamó notar una presencia demoníaca muy intensa, que se hacía más y más intensa a medida que se acercaba al cuarto de mi hermano. El espiritista notó realizó un exorcismo y luego de eso dijo no notar más presencias. Mis padres se lo agradecieron y le dieron una gran propina.

Todo salió a la perfección. Nadie sabrá que todo formaba parte de mi plan desde el primer momento. Yo era el que aterrorizaba a mi hermano, y por supuesto, lo maté yo. Eso explica porque la cerradura de la puerta no estaba forzada. El plan salió especialmente bien ya que el espiritista timó a mis padres, tal como esperaba, y mis padres no van a intentar buscar más explicaciones gracias a ello. Considero que hice lo correcto, ya que he hecho un gran favor a mis padres librandoles de mi hermano. Ya no podrá molestar a nadie más.

metalrotten (discusión) 15:09 18 feb 2018 (UTC)metalrotten