FANDOM


Estaba caminando por la calle, no había mucho que decir, Charles se sentía aburrido, desinteresado y mas que nada, hambriento, por lo que fue a la tienda de comida que estaba mas cerca. Ya después de haber pagado su comida continuó su recorrido, Charles tenía ganas de diversión, pero no había nada que lo pudiera entretener.

Tobin

Charles recorrió el camino hasta que vio la sombra de alguien en el suelo, al levantar la mirada noto que alguien estaba observándolo, tenía las manos atrás del torso y era de estatura promedio, su cara estaba dominada por la oscuridad, pero pudo escuchar unas palabras...

-Tranquilo mi sabueso, pronto vendré por ti y lograré hacer tu vida imposible, sólo no intentes nada, adiós...

Se fue alejando y se desvaneció, Charles decidió tomar el camino mas largo, no iba a ir por donde el loco ese había ido. A Charles no le importaba ver a su novia, ya que para él valía más un pedazo de mierda que ella, por lo tanto no se apresuró.

Cuando caminaba tropezó, ya en el suelo logro ver un papel en frente de el que tenía anotado...

"¡Te he dicho que vendré por ti no actúes como si fuera una broma, lo veo en tus ojos, tu crees que soy un loco, no mas imagínate qué hice en tu casa!"

Entonces vio la sombra de nuevo y cuando éste levantó la mirada, logró verlo a la claridad de la luz, era un hombre con una sonrisa maniática, un traje de gala y parecía no haber dormido en décadas.

-Mi pequeño amiguito...

-¡N-No soy tu amiguito!- Interrumpió Charles.

-¡Como sea!- Respondió el hombre con una mueca de desagrado-. ¡Lo que importa es que llegaste a casa!

Cuando Charles vio a su alrededor, notó que estaba en la carretera de su casa, entonces el hombre había desaparecido, Charles se levantó del suelo y fue caminando a la casa y cuando entró ya empezaba a tener escalofríos.

Su casa parecía abandonada, la tele estaba apagada, las luces estaban apagadas y de lleno, lo único prendido era la habitación. Cuando se acercó puso el grito en el cielo al ver la sangre que rodeaba el cuerpo de su novia pegado a la pared con clavos...