FANDOM


Todo cambia a las 3 de la mañana Editar

Si, puede que suene loco, e inclusive la hora suene a uno de esos clichés de toda la vida, pero es en serio. Generalmente no suelo jugar con cosas como estas. -¿Esto es acaso una de esas Creepypastas?.- Si, y no al mismo tiempo. Puede que leas que existen cosas demoníacas, ángeles y demonios, el Cielo y el Infierno... Pero el mundo real es más que es eso. Si, no niego que no exista, pero a veces, el terror no solo se basa en fantasmas que digan "Boo". A veces, el terror es infligido por el mismo creador de esas historias: el hombre.

Siempre creí en que demonios llegarían de las entrañas del Infierno a castigar a los hombres malos, pero es el hombre el que castiga realmente al propio hombre. Hay muchas maneras de hacerlo, y una de ellas es el Internet -Ah, cielos, otra historia de un usuario fantasma llamado tangainfernal123 que aterroriza al protagonista de forma surrealista y absurda.

NO. Así no funciona esto. Esta historia que estoy a punto de contarte en este medio, es algo verdadero, es algo que me ha dejado traumatizado, y he querido contarte a través de aquí para que puedas entender este sufrimiento que cargo, y el por qué de lo que haré.

---

Todo empezó hace una semana. Estaba solo en casa, ya que mis padres estaban fuera por motivos de trabajo, y cómo mi cuerpo había decidido enfermarse, me tuve que quedar en mi casa. Era de noche, había terminado de cenar, eran las 10 y decidí encender el Ordenador. «No están mis padres, puedo quedarme en el PC hasta cuando yo quiera, me la suda» me dije. Era mi única arma contra el aburrimiento, y lo único que me hacía olvidarme de que estaba enfermo. La encendí, y revisé mis redes sociales, nada importante. Una amiga subió una foto de ella en minifalda mostrando el escote, un post donde pedían 200 likes y para salvar a un niños con tumores, nada fuera de lo "normal" en las redes.

Dejé de ver mi muro, y me puse a jugar lo primero que hallase, Super Smash Flash, Friv, etcétera. Descargue fotos, canciones, juegos exe, en fin, hacia lo primero que a mí mente se le ocurriese para distraerse. En fin, me había aburrido de aburrirme (raro, no?) haciendo el tonto, así que decidí entrar en Youtube, a ver qué pasaba por allí a horas tan altas de la noche. Empecé viendo vídeos de curiosidades, Dross, Badabun, luego escuché la chirriante voz del Rubius haciendo el subnormal en sus Gameplays y al final, llegué a un vídeo donde enseñaban a entrar en la deep web.

Supongo que sería una buena forma para distraerme y poder entrar y comprobar de primera mano si todas esas historias eran ciertas. Hice todo lo que decía el vídeo al pie de la letra. Luego de un rato, pude entrar a la Deep Web gracias a la web Tor. Entré al portal de páginas onion para poder ver qué páginas habían y cuáles me interesaban.

Después de un rato navegando, se abrió de súbito una página onion en una pestaña nueva. Supuse que sería de esas míticas Ads de Google de toda la vida que te abren páginas de casinos, ofertas, porno, etcétera. Pero no. Esto era diferente. La página abierta era de fondo negro, un negro intenso que te intimidaba un poco. Poco más de eso, la página no era muy estilizada y profesional, pero oye, era onion! Que más podías esperar!

Decorando un poco, habían unas grandes letras rojas brillantes haciendo legible el texto "We Love The Pain". Seguro debía de ser alguna broma para aquellos que entraban a la Deep Web sabiendo aún así los riesgos.

Debajo de esas letras que te dejaban un poco un mal sabor de boca, había un video. Al lado del vídeo, existía un directorio de entradas con diferentes fechas que iban desde 1999 hasta 2018. Todas con títulos en binario, inglés y diferentes idiomas. Debajo del vídeo habían los míticos iconos de Facebook, WhatsApp y Twitter, como para compartir lo que estuviese en el vídeo.

Le di Play al vídeo, sin más. Me picaba la curiosidad por saber que me encontraria. El video empezo, y parecia como uno de esos VHS viejos. El video mostraba una persona demacrada, llorando y balbuceando. Detrás, apareció una persona con una máscara de Scream, aquella película. Ellos, entablaron un diálogo en perfecto español, algo que me parecía curioso al principio.

-Asi que... Te cogiste a mí novia, ¿No es así?

-Yo... perdoname, por favor. No me hagas daño...

-Si, bueno... eso será complicado.

El sujeto empezó a golpear con látigos al pobre hombre. Empezó a llorar amargamente, repitiendo «perdoname! Perdóname!», pero esto era en vano. No sabía que hacer, estaba horrorizado. Ahora entiendo por qué cuando en las historias de terror ven algo así se quedan quietos. El horror te paraliza.

El vídeo se cortó, y apareció una nueva toma. Ahora, el pobre diablo estaba atado, como en un bondage, con la piel mallugada en la parte del estómago, con varias manchas de sangre, y grandes pedazos de carne que colgaban, dejando ver los músculos a rojo vivo.

-Dejame!! Te lo suplico

-Malnacido hijo de perra! Eso te pasa por hacerme eso! Espero que te quede claro que tanto tú como la puta esa aprenderán por las malas!.- dijo él, sonriendo macabramente, y luego, miró a la cámara.

-Tu. Tú, solo tú, serás testigo de la muerte y del sufrimiento de este pobre hombre. Pesadillas te atormentaran día y noche, para ver si así, decides cambiar un poco tú estilo de vida, y fijarte en todo lo malo que haces. Recuerdo esto, todo cambia a las tres de la mañana. Cuando hayas hecho un mal, yo apareceré, y te haré sufrir tanto como tú lo hiciste. Dulces sueños, Jorge

---

Ok, muy bien, suficiente! Y-yo... yo me llamaba Jorge. ¿Que clase de puta mierda era esta? ¿Como sabía el retorcido que me llamaba así? Parecía que todo estaba hecho para que yo y solo yo encontrase esto.

Tenía que pensar bien todo esto, tenía que reflexionar, pensar en todo esto... Apagué el ordenador y me acosté, tratando de olvidar lo sucedido. Tenía que... Reacomodar mis pensamientos...

Ahora, cuando escribí esto, ya pasó una semana desde lo acontecido. Desde aquella noche, solo he podido pensar en cuanto horrible es el ser humano con sus prójimos, en todo el horror que podía causar y en todo lo temible que podía hacer.

A la mierda los demonios, o el infierno. Esas son patrañas. El hombre es el verdadero infierno. No puedo dejar que el hombre del video me persiga, me consuma. Tengo que acabar esto ya.

Adios.

---

-Asi que... está es toda la evidencia?.- dijo un hombre con uniforme.

-Si. Solo esta carta, su ordenador y el chico.

-Debio de haber Sido horrible el vídeo como para dejarlo en depresión y psicosis... no lo sé, el chico parecía creer que alguien lo perseguía.

-Si, bueno, todo pasa a las tres de la mañana

Un policía se miró en el espejo, y sonrió macabramente. Miró de reojo al otro policía y murmuró

-Ahora vas tu.