FANDOM


Tumbado en el techo de la gigantesca torre, Jack Rells miraba el cielo gris que, agrietado, sollozaba gotas de lluvia, cuando sintió un dolor en su cabeza; hubo sido golpeado.

Semiconsciente, recordó el día en que había conocido a su hermosa amiga de la secundaria, Jesi. Llevaba un vestido grisáceo y violeta y una rosa en su pecho. Recordó su aroma. Nunca le había dicho que la quería, pero, al menos, la había protegido.

La criatura gritó y se abalanzó sobre él con rapidez. Se levantó. Portaba una oscura y extraña metralleta. Desenfundó su espada. Cerró sus ojos.

—Ven a por mí, monstruo. No daré ningún paso atrás.

Abrío sus ojos con decisión. El cielo se iluminó. El día se aclaró. Golpeó a la criatura y esta voló. En el aire, fue incinerada por una llamarada.

—¡Jack!, ¡Jaaaack!

—¿Qué?

—Despierta, ¿estás vivo?

—Sí. Eres tú, Jesi. Oh, ¿te he dicho que te quiero?

—No.

—Te quiero, ¿y tú?

—Yo también y mucho. Me salvaste. Eres mi héroe. Gracias, Jack.

Lo abrazó.

—No, Jesi, yo te amo.