FANDOM


Grises, polvorientos, solitarios.

Esas tres palabras son las que más se asemejan al sufrimiento que siento. Estoy atrapado entre cuatro umbrales que no tienen final. Donde se supone que tiene que estar el mugriento techo,  se alza un grotesco vacío. Nada. Mis gritos no son suficientes para que alguien o algo me rescate.

Esos umbrales grisáceos contienen mi vida, creo. Pero no tengo recuerdos de nada ni de nadie, no me conozco a mí mismo, soy un errante solitario. En las noches es cuando todo empeora: escucho susurros, manos esqueléticas que con sus afiladas uñas rascan las paredes; otras veces, cuando logro dormirme, no sé si sueño o estoy en esos lugares.

"Esos lugares" son horribles. En algunos estoy en un lugar completamente oscuro, donde se escuchan gritos de agonía, dolor.

Cuando despierto, me encuentro en el mismo lugar, no tiene sentido nada. Tampoco sé cómo puedo sobrevivir, si no consumo alimento, no bebo agua.

Esto es un Infierno.

Un verdadero Infierno.

¡Si alguien me escucha, si alguien escucha mis súplicas, díganme qué pecado he cometido, porque esto es un Infierno!

AUTOR: Crepipaztas: ¡Gracias por leer!