FANDOM


Algunos de los fanáticos de Disney Channel conocerán una nueva caricatura que se acababa de estrenar en el 2010, esa caricatura se llama "Fish Hooks", osea "Pecezuelos", y se estrenó el 24 de septiembre del 2010 en E.U.A (mi lugar de origen). Creo que en Latinoamérica se estrenó el 30 de Diciembre del mismo año, si no me equivoco.

Muchos no saben cuál fue el verdadero origen de esta terrible creación ¿Que cómo lo sé? Porque yo fui unos de los testigos que vio el verdadero primer episodio de esa "mierda". No puedo decir mi verdadero nombre, pero pondré un nombre anónimo para no levantar sospechas,
Un Pez en el Abismo

Yo estaba sentado en mi computadora viendo mis notificaciones en Facebook, cuando de pronto me llegó un E-mail. No voy a poner toda la información que contenía el correo, pero puedo darles estas pequeñas partes:

De: DisneyChannelStudios - Los Ángeles California. Para: TwisterMAniatic089

Asunto: Invitación para ver Pre-estreno exclusivo de Disney Channel y el E-mail decía más o menos así: ¡Felicidades! Usted ha ganado un viaje, con todos los gastos pagados, para ver exclusivamente un pre-estreno de una nueva serie que fue creada por nuestro gran amigo: Noah Z. Jones. Tan solo entre a nuestro sitio web para ingresar y solicitar tu invitación. ¡Buen día!

Mi reacción fue como la de un niño de 5 años. Estuve realmente emocionado porque era mi gran oportunidad para conocer uno de grandes estudios del mundo de Disney, así que inmediatamente entré al sitio web de Disney e ingresé todos mi datos mediante la solicitud para la invitación. Tan pronto terminé los trámites y salí corriendo a llenar mis maletas de ropa, un poco de comida y mi cámara digital para tomar fotos. No tardé en llegar a la estación de autobuses y tomé el que llegará a Los Ángeles. Pero mientras esperaba ansiosamente el autobús, sentí un gran dolor en mi cabeza, como si algo me hubiera producido jaqueca. No le hice mucho caso y cuando llegó el autobús, me subí inmediatamente y me senté en la tercera fila del autobús.

Ya estaba en camino para llegar felizmente a Los ángeles, pero durante el viaje casi no pude dormir bien por la noche, ya que me empezaba a doler la cabeza. Por si fuera poco, tuve una especie de sueño corto del que no pienso contarles.

Cuando comenzó a amanecer, sabía que el gran día había llegado. Finalmente, me encontraba en Los Ángeles y mientras el autobús llegaba a la central saqué inmediatamente mi cámara y grabé un poco de mi llegada.

Después de 1 hora y 45 minutos, tomé un taxi y me llevó directo a Disney Channel Studios. Rápidamente, me bajé del coche emocionado para ver cómo eran los estudios. Le dije al guardia que era uno de los invitados a ver el pre-estreno, mismo que se iba a exhibir en una de las salas. Tan pronto como le dije sobre el motivo de mi visita, el guardia no dijo nada y me abrió la entrada. Me quedé un poco confundido por un momento, pero decidí no hacerle caso por lo que entre a los estudios. La emoción creció más y más y casi olvidaba decirle a la secretaria que yo era unos de los invitados del evento. También ella no había dicho nada salvo el camino al que tenía que acudir, el cual me llevaba a una sala de exhibición. 

Al entrar a la sala, los anfitriones me recibieron bastante bien. Me pidieron que me sentara a disfrutar la presentación junto a varias personas que también, supongo, habían sido invitadas. Se encontraba un padre de familia con sus 2 hijos, 2 productores de la serie, 4 personas que no estaba seguro si pertenecían a la empresa o eran invitados, y junto a nosotros figuraba el que producía los vídeos en la sala. Lo que me pareció más raro, y a las personas también era el hecho de que estaban en la sala 2 hombres con bata café con botas de vaquero y con lentes obscuros. Yo me quedé pensando un momento sobre estos desconocidos; no obstante, mis pensamientos se interrumpieron al sentir un dolor en el estómago. Esperaba que no estuviera enfermo y sin darme cuenta, ya estaban comenzando con la exhibición.

Finalmente, proyectaron la caricatura. Salió primera una presentaciones de Walt Disney Productions y la otra de Disney Channel Productions. Después, emergió una pequeña escena de un océano medio obscuro y de repente salieron unas pequeñas letras de color cristalino que titulaban "Un pez en el abismo". Me quedé atento a la caricatura donde pude notar un pequeño silencio de 5 segundos con el título, después salió un pez con bigote nadando hacia una pequeña cueva y éste se dirigió hacia una habitación. En el momento, una pez le gritó al pez macho por su nombre, que era Martín; quien rápidamente fue a ver qué le pasaba al pez hembra.

Martín le miraba curioso: "¿Qué pasa, Micheila?"

Micheila le contestó con una voz profunda llena de dolor: "¡Ayuda!"

El pez se asustó un poco pero le contestó con voz apresurada: "¡¿Qué sucede mi amor?!", pero algo había jalado a Micheila. Ella continuó gritando y Martín fue a ayudarla. Él se asomaba por todos lados para ver qué fue lo que había jalado a Micheila

"¡Micheila , amor… ¡¿Dónde estás?!", gritaba Martín.

De repente, se vio a su lado una silueta misma al que Martín le había sonreído, pensando que se trataba de su esposa. No obstante, mientras el bigotudo pez se dirigía hacia la sombra gritando con felicidad el nombre de Micheila, su expresión cambió al de una de terror al notar la escena que estaba contemplando con una palidez que no daba precio.

Frente a él, flotaba en el agua el triturado cuerpo de Micheila, totalmente despellejado. Martín se quedó perplejo y estalló de pronto en lágrimas al mismo tiempo que los presentes nos habíamos quedado realmente serios y tristes. Al instante, los dos niños del hombre que estaba a mi lado comenzaron a llorar, provocando que el productor ordenará al responsable del proyector suspender la exhibición. Sin embargo, el operador no se encontraba en su puesto, por lo que la caricatura continuó.

Martín fue nadando apresuradamente hacia su cueva, donde agarró a dos pequeños embriones que, supongo, eran los hijos que tuvo con Micheila. Un título de letras blancas mostraba que habían pasado cinco años en la cinta, donde podíamos ver que los hijos de Martín ya estaban grandes y se preparaban para irse a la escuela de peces. Él los abrazó, mientras les susurraba: 

"Que tengan un buen día en la escuela, Óscar. Tú también, Milo"

Ellos se fueron rápidamente a la escuela. Después de esa escena, se ve a Martín que nada hacia una parte de la cueva donde, tiempo atrás, lo compartía con Micheila. Dejándose llevar por sus recuerdos mientras sostenía una foto con Micheila, Martín comenzó a llorar por unos 5 segundos.

Mientras tanto, en la escuela de peces, Óscar y Milo se dirigían a su salón de clases cuando de repente salió una estática de 6 segundos. Allí, emergió una pez hembra de la misma edad de Milo y Óscar llamada "Bea". Ambos estaban realmente asustados porque ella se veía igual a su madre.

Ya casi más tarde , Martina fue a recoger a Óscar y Milo de la escuela, cuando ya estaba al frente de la escuela, Martín puso otra cara de terror cuando vio a Bea junto a sus hijos. El recuerdo hórrido que asaltó al padre pez fue suficiente para que este dejara escapar un grito desgarrador, y llevado por la terrible desesperación de aquel día, ese día en que las entrañas de su esposa afloraban sin vida desde su vientre rodeadas de una nube sangrienta; nadó rápidamente hacia Bea. Este tecleó fuertemente a Bea causando que sus hijos le miraran aterrados. Para su sorpresa mayúscula, su padre estaba golpeando violentamente a su compañera por la cara haciendo que ambos soltaran lágrimas gordas impregnadas de pánico. Una mancha negra que casi no pude identificar salió de repente en la escena, hasta que, de inmediato, supe que se trataba de la misma criatura que había atacado a Micheila. 

El cruento animal comenzó a mutilar y a arrancar las escamas y las aletas de Martín, y ante esa escena Milo se desmayó por la impresión. Sin más remedio y como único pensamiento coherente, Óscar se llevó a su hermano y a Bea de la escena. Esa terrible escena que para los niños del padre les parecía durar una eternidad, y debo decir que para mí también, duró en realidad dos minutos.

Yo no lo soportaba y estaba a punto de explotar, los dos pequeños niños que estaban en la sala gritaban y lloraban aún más junto a su papá. Dos personas se desmayaron y una de las 4 personas que no conocía había tenido convulsiones. En tanto a los demás que habían estado presentes y los dos productores habían abandonado inmediatamente el lugar mientras susurraban que alguien había llamado al personal de seguridad. Apenas miré adónde se fugaban esos extraños cuando noté que las dos misteriosas personas, aquellas que llevaban bata café, habían desaparecido misteriosamente.

Después, en la caricatura, la perturbadora escena del ataque había acabado. A escena salió Óscar, Milo se había recuperado del desmayo y Bea apenas podía nadar. Luego Oscar y Milo comenzaron a llorar con una exagerada duración de 5 minutos mientras Bea los abrazaba para consolarlos, pasando entonces a una pantalla negra. En un momento, los guardias de seguridad había llegado a la sala, revisaron la sala y también inspeccionaron el proyector junto con la cinta. Llevaron al padre de familia junto a sus dos hijos y a las 4 personas que no conocía a reposar mientras otros guardias me entrevistaban. Yo estaba completamente aterrado y enfadado al mismo tiempo por lo que, una vez que terminé de hablar con las autoridades del recinto, inmediatamente me salí de los estudios y volví a mi casa. Debido a estos eventos, en las noches tengo pesadillas y terribles recuerdos de esa espeluznante caricatura. Lo único que supe después del incidente es que 2 de las 4 personas que asistieron al evento habían muerto de infarto; el padre, junto a sus dos hijos, están asistiendo a terapia.

Nunca se supo de qué o quiénes eran los dos misteriosos hombres de bata café que estaban en la sala. Solo sé que los productores le preguntaron a Noah Z. Jones sobre esa semejante monstruosidad. Este estaba confundido, ya que él había escrito y hecho un episodio diferente, mientras que la cinta había sido completamente eliminada.

No he sabido nada del caso, solo me resolví a deshacerme de todas los objetos de Disney que tenía, y ahora mismo estoy yendo con un psicólogo. Mi tratamiento durará cerca de 2 meses y lo único que puedo decir es que termine.... ¡Sí! Que termine esta pesadilla que me lleva siguiendo 4 meses después de lo sucedido. Solo deseo recobrar mi vida normal, olvidarme de esas cosas perturbadoras que se despidieron del proyector, deshacerme del oscuro recuerdo que me legó Disney.

Muchos no me han creído del terrible suceso que tuve aquel tiempo, pero lo único que le pido a Dios es que castigue a los responsables que me hicieron daño y que algún día Disney Channel despida a esa persona de cerebro enfermo llamada Noah Z. Jones.