FANDOM


Seguramente creerás que esta, como muchas otras, es una historia falsa, pero permíteme corregir esos pensamientos, ya que todos estos sucesos aun me atormentan, desde que comenzó, hasta ahora que decido compartir mis anécdotas con ustedes. Sin más, comencemos.

Todo comenzó una noche lluviosa, la cual recuerdo muy bien, pues fue la primera noche que pasé en mi nuevo hogar. Recuerdo que hacía mucho frío, aun así, decidí salir, aunque fuera aproximadamente de madrugada, pues a mí nunca me ha gustado mucho dormir, por lo menos tan temprano, me encuentro muy interesado en las horas nocturnas.

Me acomodé evitando la lluvia en mi jardín trasero, y me puse a fumar un poco. La vista era muy bella desde el jardín trasero, en especial porque desde ese punto se veía perfecto el bosque oscuro que se asomaba a unas casas más allá, es entonces como perdido en mis pensamientos, me empecé a sentir mareado y somnoliento, demasiado, y con aquellas sensaciones tan extrañas que de pronto llegaban, vi algo allá a lo lejos, cerca al bosque, que me hizo alarmar.

Al principio no lo noté, pero conforme esa mancha completamente oscura se movía a través de un lado a otro, cerca de una de las casas, es que me percaté, aquella cosa era enorme, un poco más alta que el hogar, aquella cosa que se podía ver asomándose por encima del tejado.

Entonces completamente atónito, sin caber en mí mismo, es que lentamente y tambaleante me metí a mi hogar a través de la puerta trasera. Cerré con seguro, y luego, comencé a buscar a la figura que ahora no aparecía. Entonces me comencé a preguntar, “¿todo eso fue real?”.

Mi pregunta se respondió ni pasado un minuto, pues volví a ver a la criatura, a traves de la ventana, que se metía seguramente al bosque, y se desvanecía en la oscuridad. En ese momento, no había duda, algo muy extraño y anormal estaba ocurriendo, ¿Cómo era posible semejante cosa?

Llevado por el miedo, el desconcierto, y más que nada, de la emoción al ver aquella cosa, es que tomé uno de mis tantos cuadernos viejos que guardo desde la escuela ya que nunca los utilicé, y me puse en marcha, tomé un bolígrafo y comencé a dibujar todos y cada uno de los detalles que había podido capturar de esa cosa, y más que nada, al plasmar a esa criatura en el papel, hice énfasis en algo que resaltaba más que nada, esa era su enorme cabeza. Entonces pronto me di cuenta, no es que el ser fuera tan alto y grande, era que su cabeza estaba desproporcionalmente mucho más grande que todo su cuerpo. Aun así, no descarto la idea que el ser fuera extremadamente alto, pues se podía visualizar por encima de una casa de dos plantas, eso no era posible, nada cuadraba, nada tenía sentido, pero era lo único.

Cuando finalmente me encontraba en cama, en la oscuridad, es que planeaba como iba a ir a la mañana siguiente, a una de las casas cercanas a las que había ocurrido todo aquello, cuando de pronto me exalté un poco por un sonido fuerte que provenía desde afuera en el vecindario, el sonido era agudo, frenético, y tan pronto como llegó, se fue, lentamente, aunque no le presté tanta importancia, pues ya estaba sumergiéndome en el mundo de los sueños, de hecho, ni siquiera sé si ese sonido estuvo o no allí, en serio tenía ya los ojos pesados.

A la mañana siguiente, tras desayunar, limpiarme y asearme, es que decidí salir, pero no por ir a preguntar sobre la criatura a las casas cercanas en donde ocurrió aquello, pues consideraba que era demasiado pronto, además, aún tenía sospechas de si lo que había pasado, había sido real. Sino, para, como en cada mañana, tomar un poco de aire fresco, salí al jardín trasero, y me dispuse a ver detenidamente todo mi entorno, incluyendo el lugar en donde se llevó a cabo aquello.

Es entonces cuando, noté, que, a lo lejos, pasaba algo raro, montones de personas arremolinadas allá, y sin pensarlo decidí ir.

Al llegar me di cuenta de dos cosas, la primera: todo aquel alboroto se llevaba a cabo en la casa más cercana a la que había visto a la criatura, y la segunda: aquel sonido de la noche pasada, eran las ruidosas, frenéticas, agudas sirenas, de una patrulla. Algo malo había sucedido allí. Y yo sabía en ese momento, que tenía que ver con la cosa rara, a la cual, ya había puesto nombre: “Big head”.


IMG 20200101 125319
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.