Wiki Creepypasta
Advertisement

Confieso que me ha costado perderte,

en estos días no iluminados, de un frío intenso
lleno de muerte e incienso.

He comenzado a creer que mi vida no vale nada sin ti,
y a pesar de estas fuerzas sobrenaturales,
que me aterran y me llevan poco a poco al infierno,
me siento cubierto, envuelto,
en su misterioso velo negro.

No importó nuestro “eternamente”,
ni nuestras promesas más sublimes,
ellos pueden más que mi amor eterno.

Me están llevando poco a poco al infierno,
me siento cubierto, envuelto,
en su misterioso velo negro.

Mi dulce princesa, mi amada guerrera,
mis alas están rotas,
no encuentro respuestas, me hundo en esta oscuridad maldita,
de ángeles negros danzantes y flautas dulces
que me llevan con su delicada y suave música
a la perdición irresistible de la amargura y la muerte.

No será mi intención arrojar lágrimas por tus ojos,
ni sangre por tus muñecas,
ni lanzar tu alma fuertemente lejos de tu cuerpo,
desgarrando tus entrañas. No llores por mí,
ni cometas la gran locura que yo he cometido,
dejándome llevar, por este enviado maligno,
y su suave música y lindo aspecto,
su flauta dulce y sus alas de estrépitos malditos.

Lo siento,
no pude más, me dejé llevar,
la muerte me alcanzó, estaré podrido por el resto de la humanidad,
en este infierno maldito,
con mi soledad, y sin ti en este corazón, infame,
muerto,
hundido en este cruel infierno de danzas macabras,
flautas dulces y poetas enfermos.

Confieso que me ha costado perderte,
en estos días no iluminados, de un frío intenso,
lleno de muerte e incienso,
confieso que me siento cubierto, envuelto,
en este misterioso velo negro.

Advertisement