FANDOM


Hola, mi nombre es Thomas Lipson. Les contare mi aterradora historia, digamos que esto me ocurrio hace mas de 3 años. Hoy en dia, me aleje de todo eso, lo unico que que quiero es estar tranquilo y en paz

Esto me ocurrio cuando yo tenia 17 años, estaba por entrar a la Universidad. Mis padres se sentian orgullosos de mi, tanto que me dieron mi propia casa. En la Universidad todo era normal, excepto el trabajo. Los profesores decian que los alumnos debiamos enviar nuestros trabajos terminados a sus correos electronicos. Seria un problema para mi, ya que nunca tuve una computadora.

Ese dia sabado, yo estaba aburrido, sentado en el sofa sin hacer nada. Mis vecinos del frente hicieron una venta de garaje. Sentia curiosidad por saber que habia de util en esas ventas de garajes, abri la puerta y me fui hasta donde estaban mis vecinos, El Señor Smith y su esposa.

Aparentemente, todo lo que tenian era basura, cosas que no me servian en lo absoluto. Pero hable demasiado pronto, alli lo vi...Algo llamo mi atencion entre un monton de cajas. Las hice a un lado y pude ver una computadora en buen estado, era una Apple IIGS. No parecia estar dañada y tenia todo lo que una computadora necesita. Entonces decidi llevarsela a mis vecinos.

Ellos me miraron con un asombro total.

- L-lo siento chico pero...Esa computadora no esta a la venta. -Dijo el Señor Smith-

- Por favor Señor, lo nesecito de verdad. Le pagare $500 dolares o mas si usted lo desea. -Le insisti-

Llegamos a un acuerdo y me lleve la computadora a casa, la enchufe y todo andaba normal. El sistema fucionaba normal, el Hardware y el Software lo mismo. Me pase todo el fin de semana terminando mi trabajo, al finalizarlo lo envie al correo electronico de mis profesores.

Llege a clases el dia Lunes, los profesores anunciaron que todos estaban aprobados, menos yo. Al termino de su dialogo, ingreso la inspectora de la universidad, con un paso firme, lento, rebuscando con sus ojos a una persona en especial con mucha objetividad y seriedad, como si se tratase de un general poniendo en fila a los cadetes principiantes.

Levanto su mirada, su cabeza, sin cambiar su expresion facial, bajo la mirada rotundamente, apuntandome a mi con uno de sus brazos, dejando una mano con un puño netamente cerrado a excepcion de el dedo indice, firme y recto, señalandole a mi y doblandose, como señal de que debia ir con ella.

Me levante de mi asiento, nervioso, conteniendo mi temblor corporal y sin hacer comentarios. Ella salio de el gran salón, detras de ella, yo, volviendome mas palido a la vez que mas pasos daba detras de ella. Sus botas hacian un ruido potente, haciendo un eco tan fuerte en el pasillo que podria callar hasta un pequeño grito de un hombre en desesperacion.

¿Que sera de mi cuando lleguemos a donde ella busca llevarme?, ¿Que he hecho para que me trajiese con ella?, ¿Acaso tendra que ver con el e-mail que he mandado?, Eran algunas de las incontables preguntas que se pasaron por mi mente en ese momento de desesperacion, sentía que cada vez quedaba menos tiempo para llegar a su destino, por lo que mi ritmo cardiaco iba subiendo, mi cuello ya comenzaba a temblar un poco junto a una sensacion de panico psicologico, sin manifestarlo de forma fisica.

Y llegamos a nuestro destino, un despacho con paredes completamente blancas, muy bien cuidadas, una mesa complementada por libros y documentos en sus extremos, sobre esta, con dos sillas, una compuesta por una tela en el contorno de esta, color rojo, mientras que la otra, color negro. Detras de la silla con el contorno sangre, se hallaba la pared blanca, tapada por closets grandes, oscuros, de apariencia rigida y dura, claramente, deduci que ahi se sentaria la inspectora.

No paso poco mas de un segundo para que mi deduccion sea acertada, ella se sento en su silla, invitandome a que me siente en la de contorno negro. El silencio se vio roto por un dialogo de parte de ella, muy frio y directo.

- ¿Usted se da una idea de el problema en el que se ha metido? -Dijo, con una voz rigida y amenazante-

- No, ¿Que es lo que sucede? -dije, entre cortes producto de mi panico-

De pronto, dejo de mirarme, para correr su silla, agacharse sin bajarse de esta para centrar su vista en un objeto. Saco una Notebook negra, la abrio y me enseño el e-mail que recibio, aparentemente, de mi cuenta.

- Yo no he enviado eso, no es el trabajo que yo hice, tengo pruebas, aún tengo mi trabajo guardado en mi computadora. -Le dije, como respuesta a lo que estaba viendo, cosa que me aterro tanto que por el panico aumentado, tuve que responder con mucha rapidez-

Eran imagenes de equipamiento militar, al parecer, avanzado. Se diatinguia una mascara anti-gas, un revolver, una pequeña bomba que estaba pegada pobremente con cinta, dentro de ella se podia apreciar dos mini-tanques que debian contener los explosivos o alguna sustancia toxica, al menos eso se cruzo por mi cerebro, que estaba aterrado. Las imagenes seguian, parecia una copilacion de imagenes puestas en vertical, se armamentos separados con un final inalcanzable.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.