FANDOM


Juliana fue a la habitación de su hija, al escucharla gritar, abriendo la puerta Juliana interrogó a su pequeña niña: 

Juliana: ¿Qué ocurre? ¿Qué ocurre?

Niña: Mami, mami, el señor de bigotes blancos, dijo que papá se moría. 

Juliana: Por favor, Roxana, en primer lugar acá no hay un hombre de bigotes blancos, es un mal sueño hija. Papá está dormido plácidamente en el dormitorio.

Roxana: Pero mamá, él dijo que en 48 horas estaría muerto.

Juliana: Es solo un sueño ya te lo dije. Voy a quedarme contigo hasta que te duermas.

A la mañana siguiente, Juliana ayudó a preparar el equipaje de Jorge que se iba en viaje de negocios, en una hora debería estar en el aeropuerto. Roxana bajó corriendo la escalera, fue a abrazarse a su padre y le pidió que no viajara, que el hombre de bigote blanco había dicho que moriría. Su padre la levantó en brazos, le sonrió y le dijo:

Jorge: Antes que tú me extrañes, yo estaré de vuelta - Y se marchó.

Unas horas después Jorge avisó que había llegado bien y que emprendería el regreso al día siguiente en el vuelo 563.

La nena seguía insistiendo a su madre con el hombre del bigote blanco y tanto insistió que Juliana a modo de juego fue a buscar un viejo álbum familiar, se lo mostró a la niña y le preguntó si alguna de aquellas fotos se parecían al hombre de sus pesadillas. Roxana, sin dudarlo, negó encontrar un rostro familiar a sus pesadillas en esas fotos.

Su madre una vez más volvió a insistirle que no había un rostro familiar porque ese hombre de bigote blanco solo era un personaje de su imaginación.

Suena el timbre del teléfono, y una vez más era Jorge informándoles que estaba a punto de subirse al avión que llegaría para la cena. Juliana le informa esto a su hija para poder tranquilizarla, quien de todas maneras insistía que era una mala idea que su padre se suba en ese avión y que el señor de bigotes blancos no era solo una pesadilla.

Horas más tarde golpean en la puerta de la casa de Juliana, Roxana al escuchar que tocan la puerta grita con desesperación y llorando le pide a la madre que no abra la puerta.

Juliana tratando de esquivar los empujones de Roxana le dice que se quede tranquila que seguramente es un vendedor o alguien pidiendo de comer:

Cuando abre la puerta Juliana, era un señor con bigotes muy blancos que le decía:

Señor: Prenda la televisión - Y se fue. 

Juliana sin entender por qué el señor decía eso salió corriendo en busca del mismo, pero éste a la vuelta de la esquina se había esfumado.

Quién era se preguntaba Juliana y por qué prender la televisión. En ese momento mira a su hija que con los ojos vidriosos le dice:

Roxana: Ese mamá, ese era el señor de bigotes blancos

Juliana con mucho miedo enciende la TV y ahí mismo se entera: un trágico accidente en el vuelo 563: el piloto sufrió un paro cardíaco en medio del vuelo y no pudieron controlar el avión, el mismo cayó en picada y no hay sobrevivientes.

El noticiero finalizando la noticia muestra la foto de quien sería el piloto del vuelo 563; era un señor canoso con un tupido bigote blanco, nunca encontraron su cuerpo, ni el de Jorge.