FANDOM


Había algo en ella. El hecho es que ella era demasiado agradable, para todos los gustos, pero esa no era la forma en que se encontraba cuando estaba sola. ¿Cómo puedo saber esto? Yo la observaba.

Pueden pensar que es bastante raro, pero no me importa. Necesitaba saber qué demonios le pasaba, todo el mundo se dio cuenta de lo falso que era, pero nadie se atrevió a investigar. Por supuesto que no, ya que era terrorífico como el infierno. Así que de todos modos, todo esto comenzó una semana y media después de que se trasladó a la escuela... California. Se trasladó desde Maine a California.

Como sea, la primera vez que se mudó aquí, todo el mundo la quería. Era bonita, agradable y todo lo que constituye la típica chica "popular", otra cosa que me pareció extraño fue que ella llegó justo en medio de mi último año, sé que mis padres nunca me obligaron a esto... Así que no iba a funcionar para ellos, por decirlo de alguna manera.

Después de una semana, la gente comenzó a darse cuenta de las cosas, ella comenzó a tratarse muy duro para encajar, comenzó a besar traseros, para hacer amigos y mantenerlos. El problema era que la gente estaba empezando a temerla. Un escalofrío corría por mi espalda cuando ella caminaba a mi lado por el pasillo.

Ahí fue cuando me comencé a interesar.

Un día decidí seguirla a su casa, en el camino me retrasé muy por detrás, la mayor parte del tiempo mirando a mi teléfono, tratando de no ser obvio. Ella miró hacia atrás una vez, fue cuando me empecé a preocupar. Cuando levanté la vista de mi teléfono, ella se había detenido, se quedó allí, de espalda, sabía que estaba haciendo, ella estaba esperando, quería averiguar a ciencia cierta si la seguían. Así que me puse de rodillas y
CP1
até mi zapato, mi paranoia parecía ser en vano: tomé un vistazo más de cerca y vi que ella estaba en el teléfono. Me sentí tan estúpido.

Bien, había sido alrededor de una hora, ¿a dónde diablos iba? Este paseo tuvo que ser por lo menos una o dos millas de largo, ni siquiera estaban cerca de cualquier barrio o alguna casa. Finalmente llegamos a una casa, fue tan lejos que era difícil para mí creer que ella podría encontrar su camino de ida y vuelta, tal vez ella estaba al teléfono, hablando con alguien por las direcciones.

Me escondí detrás de un árbol, ella entró a la misteriosa casa, y apenas la miraba, estaba preocupado y paranoico... Definitivamente estaba asustado.

Cuando ya estaba seguro de que estaba dentro, me dirigí lentamente hacia la casa y me asomé a una ventana. Lo que vi era algo que nunca olvidaría, estaba allí sentado en una de las cuatro paredes, una habitación pequeña, con un colchón, un sujetador y ropa interior sucia y manchada, aplastando su cabeza contra una pared por unos 5-10 minutos.

Quería correr, pero literalmente no podía apartar la mirada. Cuando se detuvo, empezó a sollozar en silencio, y luego más y más fuerte. Se gritaba cosas a sí misma: "Estúpida, estúpida, estúpida", o "Saben, todo lo que saben, deshazte de él". Estaba confundido, asustado, y aún así tan curioso. Debería haber sabido cuándo irme, pero yo no me atrevía a alejarme de ella.

Luego dijo: "Deja, deja, ¡DEJA! ¡DEJA AHORA!"

Entonces, miró hacia arriba con ojos de muertos, sus ojos tan negros y huecos y..., malvados.

Salí de ahí y corrí. Era difícil encontrar el camino fuera de peligro, pero yo seguía corriendo. No pude dormir durante semanas, todas las noches veía sus ojos fríos y oscuros en mi ventana, como cuando yo miré en la suya. No sé si realmente estaba allí.

Cuando volví a la escuela, no había ni rastro de ella en ningún lado. Me sentí aliviado, pero sigue siendo muy confuso. Espero que alguien más sepa de mi testimonio y piense dos veces antes de que sienta la necesidad de investigar a un chico raro. La curiosidad mató al gato.