FANDOM


IMG-20150805-WA0008
-Muy buenas y sean todas y todos, muy bienvenidos a un nuevo vídeo de mi canal, yo soy su Clown y espero disfruten- siempre decía ‘’soy su Clown’’ con voz rasposa, pero feliz, se acercaba mucho al lente de su cámara, tratando de decir: ¡miren mi maquillaje de payaso! Ese maquillaje exagerado, completamente blanco, una prominente nariz roja sangre, las típicas líneas en los ojos, camisa blanca, corbata negra de lentejuelas, mangas negras cosidas a guantes oscuros, pantalones holgados negros y blancos a rayas, graciosos zapatos gigantes y amarillos que difícilmente podía esconder.

- He tenido la necesidad de hacer este vídeo por que quiero que sepan algo, he entrado al concurso que ha organizado ‘’La tienda de la Luna’’, ya saben ustedes que es el mejor circo del mundo, o por lo menos el mejor a mi parecer, la gente que quiera entrar tendrá plazo para hacerlo hasta este viernes, pues el domingo son los exámenes teóricos y el próximo sábado los exámenes ehh reales, por así llamarles, y ¿qué gana el qué gana? Pues gana el puesto de payaso en el circo, ya se ha dicho que es muy difícil conseguir ese empleo sin este concurso, es mi sueño entrar en la tienda y quiero conseguir el trabajo, por esto yo concurso, ustedes también pueden hacerlo pero como ya dije; tienen hasta el viernes para inscribirse, así que apúrense, ha sido un placer compartir con ustedes, y adiós-.

A la par de su cámara estaba su perro, Glisbus se hacía llamar.

CHIC CHOC, el sonido de la llave.

- Glisbus, ¿Tu sabes por qué Laura tiene llaves?

- ¡Hola!

- Hola, cariño, estaba haciendo un vídeo.

- Lo siento, ¿Te interrumpí?

- No, tranquila, ya había terminado.

Se miraron, se besaron, intercambiaron información de sus días y finalmente durmieron.

¡BEEP BEEP BEEP BEEP!, el sonido del despertador.

-¿Qué día es hoy, amor?

- Domingo, cielo, hoy me toca ir al examen teórico de la tienda.

- ¿A qué hora te vas?

- Dentro de poco saldré.

Al poco tiempo, salió, el examen sería en un espacio a dos horas de su casa, valía la pena, o eso creía el.

En el metro las canciones del pobre hombre cesante lo desaburrían, las niñas y niños que pedían 5 billetes a sus madres le causaba gracia y se notaba la ansiedad en su cara, moría por llegar rápido, pero algo sentía, un ‘’no llegues’’ o mejor dicho miles de esos mensajes en cada calle que el cruzaba, una tontería no tan tonta al final de este tonto viaje.

Cientos de personas adornaban la fila del recinto, por suerte había llegado mucho antes que casi 230 personas en la cola, el en la fila era el número #48, suerte la suya creen ustedes, pero la verdad es que el sábado que se aproximaba el hubiera querido ser el #176, y tiene sus razones.

El examen teórico; perfecto, sacó un 10 de 10, lo felicitaron y fue de los 16 que pasaron al examen físico para probar que estaban en condiciones de participar en el circo ‘’La tienda de la Luna’’.

SHSHSHSHSH, sábado, día de lluvia.

-Amor, amor… son las 7 vas a llegar tarde.

Al escuchar la hora rápidamente se levantó, la alarma no había sonado, pero eso no le impedía llegar a tiempo al examen.

-Lo siento señores, la alarma no ha sonado.

-No te preocupes, no hemos empezado.

Las miradas intensas de los otros competidores se clavaban en todas y cada una de las personas en el circo, porque si, estas pruebas serían en el circo y no en un local.

-Mierda no me traje la nariz.

-Toma, aquí tengo una.

A simple vista Clowy, como se hacía llamar a veces, no reconoció que este hombre era el director del circo, el que elige al ganador, claro que si se dio cuenta después de 7 minutos al empezar las pruebas. Pidieron que todos los payasos se colocaran las narices y se colocaran en fila; la primera prueba: elasticidad, el payaso tiene que estar listo para toda posición.

Todos demostrando sus cualidades, de los 16 que pasaron el examen teórico: 9 personas pasaron para las siguientes 3 pruebas.

SEGUNDA PRUEBA: Voz.

La voz es muy importante a la hora de ‘’echar la talla’’ o contar un chiste, reír y jugar con el público. 7 de las nueve voces eran calificadas perfectas, Vince estaba feliz de que su voz seca y chillona con gallos entre palabras fuera elegida para la tercera prueba.

EL MAQUILLAJE:

El director hizo que los siete elegidos se pintaran como quisieran, como ellos pensaran que debían pintarse. El maquillaje no es nada fácil, el payaso tiene que estar dispuesto a kilos de pintura blanca o de cualquier color y no quejarse, lamentablemente uno era alérgico a los maquillajes, eso lo hizo salir del concurso. Solo quedaban seis personas y dos pruebas: la creación rápida de chistes y la prueba final, la que nadie conocía hasta que se sometieron a ella.

Chistes rápidos se lanzaron de boca en boca e hicieron reír a todos, al director le gustaron todos los chistes y pasaron los seis payasos a la prueba final.

NO PUEDEN ESCAPAR:

-¿Quieren ser el payaso oficial de la tienda de la luna?

-¡SIIII! –Gritaron los siete—

-¿MATARÍAN POR ESTAR EN EL PUESTO?

-¡SIIIII!

-Pues que comience el show.

Los seis participantes; estupefactos, se miraron a los ojos, preguntaron si podían explicarlo mejor. Los hombres de traje detrás del director señalaron

-No pueden escapar del circo, o escapa uno de su vida nosotros los hacemos escapar a los seis de tales.

Vieron caer miles de cuchillos, Vince dijo que no lo haría, se acercó al director, dijo riendo que si esto era una broma que parara ya.

¿Has visto como se apaga una televisión antigua? Así sintió su vista Vince, ensangrentado por la herida que se le abrió a causa del cuchillo clavado en la espalda por uno de los payasos, perdió el juego.

CLAP CLAP, el sonido de unas palmas en su mejilla.

-Despierta.

-¿Qué sucedió?

-Te mató Harry, otro participante.

-¿Qué? Pero si me siento vivo.

-Pues no lo estás.

El shock duró aproximadamente dos minutos, muerto, su piel pálida y no era a causa del maquillaje.

-Han pasado dos semanas desde aquello, queríamos que ganaras tu, pero bueno.

-Dos semanas, ¿qué hicieron con Harry?

-Lo matamos, necesitábamos que tú estuvieras en la orden.

-¿La orden? ¿pero esto no era un circo?

-Trajimos más de 200 personas diciendo que entrarían al mejor circo del mundo, pero a los seis últimos entrarían a una batalla a muerte para ganarse la aceptación de Dagamnfa.

Dagamnfa era el director del circo, que solo se hacía pasar por el para traer a las personas a competir.

-Yo soy Dagamnfa, y quiero tu alma, no es una pregunta chico, es una orden.

-¿mi alma? ¡TOMA MI MALDITA ALMA! Ya estoy muerto.

-Eres mas fácil de lo que creí –dijo riendo—te enviaremos al mundo mortal para que hagas un ultimo acto, luego de eso prepárate para formar parte de la orden.

-La… ¿la orden de qué? ¿QUÉEEE?

Apareció en la calle, sintió su mochila mas pesada, un hacha estaba portando y sabe lo que tiene que hacer. Caminó hasta un pequeño local parte de ‘’La tienda de la Luna’’ pero este era parte real de ese circo, llegó y abrió la puerta del jefe de ese local. Sorprendido el jefe preguntó que significaba tal acto, con furia, el antes vivo Vince, respondió.

-¿Acaso no se dieron cuenta? Unos hijos de perra organizaron un evento falsificándolos a ustedes, mas de dos personas murieron y hoy morirán más.

-¿Qué quieres decir?

-Ustedes como si nada dejaron que miles de personas asistieran a un evento engañadas.

-No fue nuestra culpa, nosotros no sabíamos.

-¡Por su despiste me convirtieron en lo que soy!

-¿Y quién eres?

¡¡¡¡YO SOY SU CLOWN BASTARDOS!!!!! SOY , EL MIEDO A LOS PAYASOS, COMO QUIERAN LLAMARME, SOY DE , ESTOY CONDENADO A SERVIR A UNA ORDEN POR SU CULPA, NO ME DIGAN QUE NO, POR QUE USTEDES NO AVISARON QUE ESTO ERA FALSO, QUE NOS LLEVARON A UN RECINTO CON MALAS INTENCIONES, ASÍ QUE DÍGAME SEÑOR, ¿QUIÉN RÍE AL FINAL?

JAJAJAJA, el sonido del mal.

.

.

.

.

- Deberé entrar a la orden como sea, el era solo un joven, necesito saber que estará bien antes, hizo caso omiso a mis advertencias, pero no hará lo mismo cuando le hable...

Susurró la obscura criatura.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.